Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

BELLEZA Y ESTILO DEL PORCELANATO CORONA

El porcelanato Corona es un producto cerámico de altísima calidad fabricado con materias primas escogidas, compactadas en prensas de gran potencia y sometidas a cocción en hornos de alta temperatura.

Con este proceso, se logra una masa homogénea en todo su espesor, altamente vitrificada y por consiguiente con un bajo coeficiente de absorción, condiciones esenciales para lograr productos de fácil mantenimiento y conservación.

La adición de colorantes se efectúa simultáneamente con la preparación de la pasta cerámica lográndose una mezcla integral, lo cual garantiza la presencia del color en todo el volumen de la baldosa y, por ende, la permanencia de los tonos a través del tiempo.

Por todo esto, el porcelanato Corona es el producto ideal para áreas de piso sometidas a alto tráfico, en donde las condiciones de uso exigen materiales de gran resistencia al impacto y al desgaste.

Se desempeña a la perfección en pisos y paredes tanto interiores como exteriores en colegios, hospitales, aeropuertos, fábricas, restaurantes, discotecas, supermercados, piscinas y en todas las áreas residenciales.

Sin embargo, para usos exteriores es preferible la utilización de la textura tipo piedra, taches o paso de cruz por su más alto coeficiente de fricción. También por sus características tanto técnicas como estéticas es una excelente alternativa para el revestimiento de muros, especialmente en fachadas donde se pueden conseguir agradables efectos arquitectónicos.

El porcelanato Corona se ofrece con superficie de terminado mate o brillante y en una amplia variedad de tamaños, colores, texturas, con los cuales se pueden lograr infinidad de bellas e imaginativas combinaciones.

Además de la baldosa estándar en formatos básicos de 20x20, 30x30, 40x40, 50x50 y 60x60, están disponibles piezas especiales como guardaescobas, zócalos, escalones, esquineros y rinconeros.

Colocación Teniendo en cuenta que el porcelanato es un producto de terminado, no debe iniciarse su instalación hasta tanto no se concluyan las labores de obra sucia.

Entre la aplicación del producto y su puesta en uso, es imperativa la utilización de una protección apropiada para prevenir el posible maltrato ocasionado por los procedimientos posteriores en el desarrollo de la construcción.

Para evitar esto, se aconseja cubrir el piso en su totalidad preferentemente con papel. El uso de plásticos debe evitarse, pues podrían impedir el proceso normal de fraguado de las mezclas de pega y emboquillado.

Antes de iniciar el enchape, debe constatarse que la superficie a cubrir esté sólida, firme, perfectamente nivelada, limpia de polvo, grasa y cualquier material extraño.

Para la instalación, se recomienda utilizar pegante especial para enchapes (pegacor ó pegalit) en cualquiera de sus presentaciones de acuerdo con las especificaciones y requerimientos de la superficie a revestir. Dada la baja absorción de agua que presenta el porcelanato, se recomienda a la mezcla de pegante y agua adicionar acrilcor con el fin de mejorar la adherencia de la baldosa a la superficie de soporte.

Se debe usar nueve medidas de pegante, tres de agua y una de acrilcor; la mezcla resultante se debe esparcir con llana dentada en ambas superficies, la del porcelanato y la de soporte cuando se trata de la pared.

No se debe extender el pegante en superficies demasiado grande. Más bien debe hacerse en áreas pequeñas de manera que la mezcla se mantenga húmeda.

Cuando el área del piso a enchapar es demasiado grande, deben preverse juntas de dilatación que enmarquen en cuadros de 4x4 o 5x5 metros. Dichas juntas deben dejarse también a lo largo de las paredes perimetrales y en la proximidad de columnas y escaleras.

Las baldosas no deben ser sumergidas en agua antes de la instalación.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vivienda
Fecha de publicación
28 de octubre de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: