Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

COLOMBIA Y EL VATICANO REVISARÁN EL CONCORDATO

Colombia y el Vaticano revisarán el Concordato vigente entre los dos Estados, en especial lo relativo a los efectos civiles del matrimonio católico, la educación confesional obligatoria y el papel de las zonas de misión en el país. Así lo acordaron en el Vaticano su Santidad Juan Pablo II y el canciller Luis Fernando Jaramillo Correa, tras una breve entrevista protocolaria.

Jaramillo Correa ha manifestado en varias oportunidades que Colombia merece del Vaticano un tratamiento similar al que les ha otorgado a las sociedades católicas de Europa y a algunos países latinoamericanos, en torno al Concordato .

Igualmente, ha dicho que Colombia no tiene por qué recibir un trato discriminatorio a la inversa de la Santa Sede, al ser el único país con el que tiene unas relaciones exóticas, en comparación con las que adelanta con otras naciones del mundo como España, la misma Italia y Francia. No estamos pidiendo nada exótico .

Aunque muchos colombianos están de acuerdo con la reforma del Concordato, especialmente en lo que tiene que ver con los efectos civiles del matrimonio católico, la Iglesia colombiana no sigue la misma orientación. Así lo han hecho saber públicamente varios de sus jerarcas. Antecedentes La tarea de buscar los canales diplomáticos que lleven a la reforma concordataria se inició en firme con el presidente Virgilio Barco. El 22 de enero de 1988, luego de una reunión con Su Santidad Juan Pablo II, el entonces canciller Julio Londoño Paredes logró la primera aceptación papal de las peticiones colombianas de reforma del tratado.

Londoño sostuvo, además, por aquella época, un encuentro con monseñor Agostino Casarolli, secretario de Estado del Vaticano, con quien habló de la necesidad de reformar el Concordato para que el matrimonio civil sea el único válido en Colombia, desde el punto de vista legal, y se establezca la libertad de enseñanza religiosa.

El actual Concordato, firmado en 1973 luego de una enmienda, consta de 32 artículos, en los que se señala la potestad de la Iglesia para nombrar a sus jerarcas, previo aviso al Gobierno colombiano, y el derecho de la institución religiosa a poseer bienes, de acuerdo con lo establecido en la legislación nacional, y se exceptúa de cualquier gravamen los edificios destinados al culto, las asuntos episcopales y los seminarios.

El Estado se compromete, igualmente, a mantener su obligación financiera, haciendo aportes económicos a la Iglesia, en virtud del Concordato de 1886. En ese entonces, el Estado se comprometió a abonar cien mil pesos anuales, con incrementos acordados por las partes, como indemnización por la expropiación de bienes religiosos realizada a mediados del siglo XIX. Las comisiones En julio de 1988 se integraron las delegaciones que analizaron la revisión del Concordato. Por Colombia actuaron el ex presidente Julio César Turbay Ayala, entonces embajador en el Vaticano, y los ex ministros Pedro Gómez Valderrama y Rafael Rivas Posada.

En representación de la Iglesia, el obispo de Girardot, monseñor Jorge Ardila Serrano; el presidente del Tribunal Eclesiástico Colombiano, padre Gustavo Ferreira Sampedro, y el subsecretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Alvaro Fandiño Frankly.

Las conversaciones se llevaron a cabo el 4 y el 5 de julio de 1988, pero se suspendieron sin mayores resultados.

Con el fin revisiar el Concordato, a comienzos del próximo año se reunirán de nuevo las comisiones mixtas de alto nivel. No se conoce aún quiénes las integrarán.

De otro lado, el Canciller aprovechó su encuentro con el Sumo Pontífice para explicarle los esfuerzos que hace el Gobierno colombiano con el propósito de acabar con el flagelo del narcotráfico y crear las condiciones para una nueva sociedad, a través de la Asamblea Nacional Constituyente.

De acuerdo con Jaramillo Correa, Juan Pablo II dijo que sigue muy de cerca los acontecimientos políticos y sociales que se viven en Colombia, y se mostró muy interesado en todo lo atinente al país.

Finalmente, el Papa bendijo al pueblo colombiano y envió un saludo de fraternidad y solidaridad.

Jaramillo Correa regresará hoy al país, luego de una semana de actividad diplomática en la que participó en la cumbre de cancilleres de la Comunidad Económica Europea (CEE) y del Grupo de Rio, celebrada en Roma (Italia).

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
23 de diciembre de 1990
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad