Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VARGAS SILVA INTERVINO EN EL CASO DE LA NARCOAVIONETA

Un nuevo episodio del caso de la narcoavioneta de Montería quedo al descubierto, luego de que un ex alto directivo de la Policía Nacional y un ex agente de esta institución revelaran que una llamada del general Octavio Vargas Silva impidió que se decomisaran los 150 millones de pesos y las 20.000 camisetas que transportaba la aeronave.

Los hechos relatados por estas personas coinciden en afirmar que el general Vargas Silva entonces director de la Policía Nacional se comunicó con el coronel Misael Murcia en aquella época responsable de la Policía en Córdoba para que liberara la avioneta que había sido retenida por agentes de la Policía Aeropuortuaria.

Cuando se iniciaron las investigaciones penales a este respecto, el coronel Murcia declaró ante un Fiscal de Montería que se había comunicado con Vargas Silva para tratar el asunto de la avioneta. Pero, meses después, declaró ante la Corte Suprema de Justicia que no se dio cuenta de la llamada del entonces director nacional.

Por otra parte el ex agente Zapata declaró ante el Fiscal 28 local de Montería en un proceso de calumnia en contra del periódico regional El Meridiano de Córdoba que detuvo al representante a la Cámara, Miguel de la Espriella, por el asunto de un dinero que, según él, llegó en un vuelo a Montería.

Los pormenores de estos episodios habían sido relatados a la Unidad Investigativa (UI) de EL TIEMPO en enero de este año por dos testigos de los hechos. Ante la imposibilidad de verificar las afirmaciones de estas personas, la UI se abstuvo de publicar las versiones que hoy son confirmadas.

Hechos y revelaciones El caso de la narcoavioneta se remonta al 15 de junio de 1994 cuando la aeronave N3109N aterrizó a las 5:48 de la tarde en el aeropuerto Los Garzones de Montería. En su interior se encontraban empacados, en cajas de cartón envueltas en papel regalo, 150 millones de pesos atribuidos al Cartel por la Veeduría del Tesoro para la campaña Samper Presidente , 20.000 camisetas y cachuchas que invitaban a votar por el candidato liberal.

La avioneta una Super King norteamericana fue tripulada por los pilotos Luis Ernesto Bejarano Gil y Alberto Escobar Gómez. En la aeronave también se encontraba Oscar Isaza, quien recibió el cheque 3038442 de la sucursal principal del Banco de Colombia de Cali por 5 millones de una cuenta del Cartel y supervisaba que la remesa le fuera entregada al representante De la Espriella.

Zapata declaró ante el Fiscal 28 de Montería, que esa tarde detuvo al representante De la Espriella pues existía una prohibición de transportar más de diez millones de pesos en efectivo y que retuvo la avioneta para verificar que la aeronave no presentara antecedentes en el tráfico de drogas.

Textualmente el testigo indicó que, yo conozco al señor de la Espriella porque cuando yo estuve vinculado a la Policía Antinarcóticos detuve a este señor en el aeropuerto de Los Garzones, esto sucedió para las campañas presidenciales de 1994, lo detuve por un percance de un dinero que vino a la ciudad de Bogotá en el momento en que yo estaba en el aeropuerto en las horas de la tarde .

Aparece Vargas Silva Mientras recibía respuesta de la autoridades, Zapata se comunicó con su superior, el coronel Misael Murcia, para informarle la situación. Quince minutos después Murcia arribó al aeropuerto con el propósito de solucionar el impasse.

El testigo asegura que después de que varios oficiales entre ellos el coronel Murcia dialogaron con el entonces director de la Policía (Vargas Silva) el general dio la orden de liberar la avioneta y devolver el dinero y las 20.000 camisetas y cachuchas.

El relato textual de Zapata dice que también llamó el general OCTAVIO VARGAS SILVA, director de la Policía Nacional y le dijo al coronel (Murcia) que dejara eso quieto, enseguida el coronel se dirigió a nosotros y nos dijeron que dejáramos eso quieto y esos señores se fueron casi todos juntos (los parlamentarios) y en diferentes carros .

A este respecto, un alto ex directivo de la policía que pidió mantener su nombre en reserva confirmó a la UI que Vargas Silva decidió que no se retuvieran los 150 millones pesos que iban para la campaña liberal.

La aeronave fue liberada a pesar de que no contaba con la licencia de la Aeronáutica Civil y que sólo figuraba en los archivos de la empresa Aerotaxi Santander ltda., firma cuyo dueño (Nelson Chacón Vargas) es investigado preliminarmente por la Fiscalía Regional por presuntos vínculos con la mafia.

Bajo juramento El testimonio de Zapata solicitado a la Fiscalía por el representante De la Espriella corrobora detalles fundamentales sobre el caso de la narcoavioneta a pesar de que algunos de sus apartes difieren de las versiones de otros testigos.

Entre los hechos corroborados están: la presencia de los parlamentarios Jairo Ganem y Salomón Nader, y del ex senador Francisco José Jattin en el aeropuerto y que después de algunas llamadas de Bogotá, se dio la orden de permitir que la aeronave despegara.

Por su parte, en diálogo con la UI en diciembre pasado, el parlamentario De la Espriella aseguró enfáticamente que no había sido detenido en el aeropuerto de Montería y que él había sido el único parlamentario que había ido a recibir el dinero de la avioneta.

Así mismo, el coronel Murcia dijo en una Fiscalía local de Montería cuando se iniciaron las investigaciones penales a este respecto el año pasado que sostuvo comunicaciones con altos oficiales de la Policía para aclarar el asunto de la avioneta.

Sin embargo, en la Corte Suprema, Murcia declaró que no se dio cuenta de nada de lo acontecido con las llamadas del entonces director de la Policía, general Vargas Silva, y que permaneció muy poco tiempo en el aeropuerto.

Así mismo, la versión del ex agente Zapata que señala que tan sólo llegaron 90 millones de pesos en un maletín plateado es refutada por la de otros testigos que aseguran que fueron 150 millones los que aterrizaron en Montería y que venían en cajas de cartón envueltas en papel regalo.

A pesar de que Zapata dijo que llegaron 90 millones de pesos, en otro aparte de su declaración afirmó que no contó el dinero. Así mismo, asegura que el dinero llegó en un jet de Avianca procedente de Bogotá y que las camisetas para la campaña sí venían en la avioneta.

Según comunicación telefónica con un funcionario de la Policía, Carlos Alberto Zapata se desempeñó en 1994 como auxiliar regular, asignado a la Policía Antinarcóticos de Córdoba y presentaría seis anotaciones disciplinarias en su hoja de vida.

Tanto Vargas Silva como De la Espriella han presentado cuestionamientos por sus posibles vínculos con el narcotráfico. Mientras que Vargas Silva según la DEA y el Departamento de Estado aparece en los narcocasetes con el alías de Benitín y sería la persona encargada de proteger a los capos de las drogas, De la Espriella es indagado por la Corte por sus posibles vínculos con la mafia. Además fue el autor del narcomico .

Hablan los implicados Octavio Vargas Silva: Yo sólo me quiero remitir a un comunicado que expidió el coronel Misael Murcia en el que dijo textualmente que, no es cierto que haya manifestado que el señor general Octavio Vargas, este vinculado o haya tenido algo que ver con el procedimiento realizado en el aeropuerto de Los Garzones de la ciudad de Montería, el día 15 de junio de 1994 .

En tres comunicaciones con la UI, Vargas Silva no quiso pronunciarse sobre las versiones que lo sindican de haber autorizado la salida de la avioneta y el no decomiso de su contenido.

Misael Murcia: Yo lo único que dije ante la Fiscalía de Montería era que había llamado a la Dirección General, pero entonces aquí dirección general no se refiere al Director de la Policía, se refiere a las dependencias. Nosotros los policías de cualquier policía de Colombia decimos dirección general, no al Director, sino a las dependencias de la Policía Nacional en Bogotá. Yo llamé a Bogotá y me dijeron que tenía todos los documentos para volar .

Pero, por qué no le damos un bote a esto para que usted se de cuenta de cosas que ustedes no han caído en cuenta?, por qué sí la avioneta fue a Santander, Barranquilla, Pasto, fue a todo el país a llevar dinero porque dicen que a Córdoba fue el único lugar en que estuvo?, tú crees que sí yo voy con otros coroneles y otros policías escoltas yo pude resolver un caso de dinero, de narcotráfico, delante, de frente de 40 policías? Miguel de la Espriella: Yo solicité el testimonio de ese policía porque fue una de las personas presentes cuando sucedieron los hechos de la avioneta. No creo que él se haya referido a una detención mía en términos estrictamente jurídicos, sino más en el sentido de una detención temporal porque creo que había una prohibición de transportar más de diez millones de pesos en efectivo. Es una especie de detención por cuestiones administrativas .

No recuerdo que haya llamado el general Vargas Silva o algún otro militar, pero yo sí recuerdo que yo llamé al coronel Misael Murcia para que se pusiera al frente de la situación. Ustedes deben revisar eso. Quiero aclarar que yo solicité ese testimonio para probar que a Córdoba sólo llegaron 90 millones .

Francisco José Jattin: Creo que a Vargas Silva no lo llamamos ese día. Entiendo que el comandante de la Policía de Montería (coronel Misael Murcia) llamó a alguien en Bogotá, tal vez a su superior .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
22 de julio de 1996
Autor
UNIDAD INVESTIGATIVA

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: