¿Por qué viven tan agotadas?

¿Por qué viven tan agotadas?

La mujer maravilla no existe. Sin embargo, cientos de mamás intentan serlo a diario con resultados como ruptura de pareja, dificultades laborales y enfermedades.

10 de noviembre de 2010, 05:00 am

La revista británica Mother and Baby se dio a la tarea de entrevistar a mil madres sobre el tema y concluyó, hace unos años, que durante los dos primeros años de vida de los hijos es más frecuente sufrir cansancio extremo, que las lleva a dormir, en promedio, cuatro horas diarias.

Las sicólogas argentinas Gabriela Bianchi, Mariela Apud y María Alejandra Luvatti, según reporta el periódico Página 12, retomaron la teoría de investigadores estadounidenses denominada ‘Síndrome de la madre agotada’, referente a las mujeres sobrecargadas, que tienden, a la búsqueda de la perfección.

Dice la sicóloga Rocío Hernández, especialista en manejo de crisis de As Buena Vida, que, además de agotadas, suelen mezclar este sentimiento con la culpa, pues aman a sus hijos, pero a veces no quieren estar con ellos.

Marcela Ariza, sicóloga y directora del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana, señala que para muchas mujeres la vida hoy es “una carrera en la que enfrentamos obstáculos, hacemos sacrificios, emprendemos desafíos. Muchas mujeres se sienten agotadas y han perdido de vista cuál es la meta”.

Bola de nieve Surgen problemas derivados de ese cansancio que no se detuvo a tiempo y que resultan más grandes que las causas, dice la especialista Hernández. Por ejemplo, separación o depresión profunda.

Este síndrome es más frecuente en las mujeres y la diferencia con los hombres radica en que ellos ponen en primer lugar sus necesidades. (Ver recuadro) “No se trata de decidir qué cosas hará cada uno dentro del hogar, sino de darse cuenta de que una familia es un proyecto que requiere implicación”, señala la sicóloga Ariza. Las madres deben entender que es legítimo pedir un descanso y cultivar aficiones.

Soluciones EL ÉXITO ESTÁ EN DELEGAR Hay que aprender a delegar, aconseja la sicóloga Marcela Ariza, y para eso debe haber consenso de pareja. La sicóloga Rocío Hernández recomienda identificar las áreas en las que se siente el agotamiento: físico, emocional o mental. Si es físico, puede hacer actividades liberadoras, como tomar clases de yoga. Si es emocional e intelectual, porque se siente sola en la crianza o con sentimientos de rabia, además de hablar con su pareja, puede buscar la ayuda de un especialista.

¿Y los hombres? Presentan con menos frecuencia el síndrome Ellos saben decir “no” con más facilidad que las mujeres, pues generalmente ponen en primer plano sus gustos e intereses. Por esa razón, es más difícil que se sobrecarguen al exceso como las mujeres, pues ellas creen que si delegan tareas, no quedarán tan bien hechas como si las hubieran realizado ellas. El trabajo en equipo es fundamental en el hogar.

TEST Los síntomas Los especialistas refieren como las señales de alarma las siguientes situaciones: 1.Presenta comportamientos que no son habituales. Por ejemplo, reaccionar con rabia o gritar ante cualquier situación.

2.En las mañanas cuando se levanta, no quiere moverse de su cama. 3.Depresiones.

4.Cansancio físico que deriva en dolores musculares, baja de energía, enfermedades recurrentes como gripas o sueño constante.

5. Disminución o pérdida del apetito sexual. 6.Las actividades que antes le proporcionaban placer ahora son una carga, como salir a cine con las amigas o una actividad en pareja. .

Si contestó afirmativamente a más de tres de las anteriores premisas es tiempo de que busque ayuda. Los expertos le permitirán canalizar las emociones y dirigir el descanso