Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL RECREO DE LOS CANARIOS

Hoy los canarios amanecieron trinando más fuerte, porque llegó la primavera y a partir de este momento comenzarán a cambiar su plumaje y se verán más relucientes.

Hoy los canarios amanecieron trinando más fuerte, porque llegó la primavera y a partir de este momento comenzarán a cambiar su plumaje y se verán más relucientes.

Esta paulatina transformación, que va de la mano de la naturaleza, se podrá apreciar todos los domingos en el parque del barrio Guatapurí, donde acostumbran a reunirse los criadores de canarios criollos.

Su finísimo y alegre canto es el principal motivo de la concentración. Enjaulados, son colgados de las ramas de los palos de mangos y desde la mediana altura atraen la atención de todos por su armonioso lenguaje.

Mientras los cantares fluyen en coro, sus propietarios aprovechan para intercambiar experiencias de su cría y observar detalladamente su comportamiento en público.

Según Evaristo Antonio Bustamante, "los domingos, entre las 9 y 12 del día, nos reunimos y hacemos la acostumbrada tertulia: todo es un hobby, y aquí no hay cerveza ni tragos".

La mayoría tiene en sus casas más de diez pájaros y trae a los más sobresalientes al recreo.

Deliberan sobre el cuidado y su alimentación. Hay quienes les dan de comer alpiste, y otros les suministran ají pimentón, que por su color rojo torna sus plumas puntiagudas de esta tonalidad cuando llegan las primeras lluvias del año. Ahora es la época del cambio. Su plumaje natural es amarillo o verdoso.

Germán Sandoval saca a relucir su Vitagerman , alimento que prepara a base de trigo,cornflakes , millo blanco, cáscara de huevo molido y hueso de pescao. Todo esto se muele y se transforma en el viagra de los canarios , producto que les obsequia a sus compañeros de crianza.

Cuando un canario no quiere trinar es porque se chupa o se corre (se siente disminuido), ante los demás, comentan los propietarios.

Ante el miedo, los dueños comienzan a motivarlos imitando con un chiflido su canto, o terminan por darles una porción de la vitamina criolla. "Es indispensable socializarlos los fines de semana", agrega Sandoval.

La alimentación balanceada prolonga la vida de esta especie entre 15 y 25 años. "Si nosotros los soltamos, se mueren porque no están acostumbrados a la alimentación silvestre", explica Mauricio Calderón, quien tiene más de 25 años criando aves.

Quieren competir.

La competencia en un torneo regional o la organización de un evento de esta naturaleza en la ciudad es para los vallenatos uno de sus máximos sueños. Ninguno ha tenido la experiencia de competir.

Oswaldo Consuegra relata que ha estado presente, como espectador, en los concursos de Barranquilla y El Carmen de Bolívar, donde saca el mayor provecho para conocer las técnicas en materia de manejo de aves ornamentales y canarios típicos.

"Nosotros tenemos canarios buenos y con excelentes condiciones, que pueden dar la talla en cualquier torneo nacional , dice Consuegra. La Aplanadora, El 12, El Pechichón, El Fugitivo y El Cacique (así los llaman sus dueños) hacen parte del arsenal de Valledupar .

Recuerda también a esos pájaros pioneros que han hecho historia en la región como La Biblia, Cástulo, Leonardiño y La Tapa. El que trina fuerte es comparado con el cantante vallenato Poncho Zuleta.

Los visitantes han llegado a ofrecer más de cien mil pesos por un ejemplar, pero el afecto y el cariño de sus propietarios por sus crías no tiene valor comercial.

Margarita Gutiérrez Quiñones, única mujer del grupo, se muestra expectante a los diálogos para aprender de los expertos. Ella, a sus 18 años, está encariñada con sus cuatro canarios y en esta oportunidad, trajo a El Fugitivo y comprendió, al escuchar a los otros, que cuando cantan con un ronquido es porque están enojados o regañan a sus vecinos, haciéndose imponentes.

"Quiero mucho a mis aves y para mí es sagrado estar en el recreo del domingo, donde los canarios con su trino expresan su felicidad", concluye.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
25 de marzo de 2001
Autor
PAUL BOLAÑO SAURITH

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad