Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Por la 15, en silla de ruedas

Aunque algunos tramos de los andenes de la carrera 15 ya se culminaron, personas como Martha Peña, en su silla de ruedas, ya encontraron varios inconvenientes.

En el primer trecho que se finalizó, entre la 104 y la 107, Peña se enfrentó a varios detalles, que dificultan la labor de quien empuja su silla y que de paso afectan su espalda.

El problema es que las rampas construidas no comunican la acera con la calle.

Existe un pequeño sardinel, que obliga a quien empuja a hacer una parada y a levantar la parte delantera de la silla para poder descender.

Esta operación, a veces, hay que hacerla de espaldas. Y cuando las personas desean subir al andén, y por esta falla, el esfuerzo es mayor.

“Una persona que vaya sola en su silla de ruedas no puede subir y bajar sin la ayuda de alguien, y eso no debería ser así”, afirma Peña.

Pero, además de esa dificultad, se encuentran otras: rampas sobre los andenes, bolardos a lo ancho de las aceras, distintas clases de piso, que afectan el rodamiento de las sillas; también bloques, ladrillos y piedras esparcidos y un sardinel de cerca de 20 centímetros, imposible de pasar a pocos metros de la 107, y donde no hay otra opción que retroceder.

En el costado occidental la suerte no es mejor: tres obstáculos impiden que ella continúe ya que la silla en términos prácticos no cabe. El piso roto, donde las ruedas patinan, la polisombra y un bolardo hacen que Martha tenga que devolverse.

Como si fuera poco, los bicitaxistas decidieron parquear sus vehículos sobre los andenes, otra obstrucción más que debe enfrentar Peña.

Ella asegura que el mejor lugar para movilizarse es la ciclorruta: “El piso es plano sin huecos y no importa que tenga que compartir mi espacio con las bicicletas; me siento segura”.

Sonia Verswyvel, una líder discapacitada, que ha defendido el derecho de las personas que se movilizan en silla de ruedas , afirma que todas las obras en la ciudad están obligadas a cumplir con las normas expedidas en la Ley 361, que establece los mecanismos de integración de las personas con limitaciones.

Por eso en cualquier obra se debe cumplir con un manual de discapacidad, que ya cuenta con el respaldo de la Ley y el Decreto 1538 de 2005.

Aunque la obra de la 15, en sus dos costados, no se ha entregado aún y la interventoría la está revisando, la coordinadora de obra afirmó que están abiertos a corregir todos los defectos. Por eso ya hay una cita entre las dos partes, Martha Peña y el contratista para que ella muestre aquellos obstáculos que hacen tortuosa la movilidad. Peña espera que se corrijan esos defectos, por los que, además pagó con la valorización

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
7 de agosto de 2010
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: