Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LA MOJARRA ROJA: COLOR PARA EL PLATO

La mojarra roja es la misma tilapia roja, pargo cereza, parvina y perca dorada. Su característica principal es el color, el cual fue obtenido después de cuarenta generaciones de especies seleccionadas genéticamente en Israel y Estados Unidos. Se trata de un híbrido introducido a los países tropicales hace tres años. Desde entonces se ha convertido en una alternativa de exportación, especialmente hacia los mercados asiáticos.

Comenzó a nacer en 1968 cuando se iniciaron los cruces continuos de tilapia nilótica. Después de varios años de selección se llegó a animales completamente rojos en 1985. A partir de ese momento se le denominó mojarra roja.

Uno de los atractivos del cultivo son los bajos costos de producción originados en los acelerados promedios de crecimiento, lo que asegura un tiempo relativamente corto desde cuando se hace la siembra de alevinos hasta cuando sale para el consumo.

La mojarra roja soporta fuertes cambios en la calidad del agua. Es decir, que las épocas de invierno no constituyen un problema para los piscicultores. Sinembargo, por tratarse de un híbrido, la mojarra roja requiere de un manejo cuidadoso desde el punto de vista biológico. Por eso es importante atender las instrucciones de los biólogos.

La producción óptima se logra en temperaturas entre los 25 y los 33 grados centígrados. En aguas frías su crecimiento es muy lento.

Especial cuidado merece la realización de cruces, porque cualquier error puede generar la pérdida de las características favorables de dicha raza. Es importante tener en cuenta que una hembra segrega alevinos de distintos colores, lo que hace necesario una selección de la semilla al momento de sembrarla.

El macho madura sexualmente a los cinco meses de vida y la hembra a los cuatro, pero la maduración puede aumentar si la temperatura es muy baja.

El alevino se levanta rápidamente en estanques con fertilización química u orgánica.

El híbrido tiene preferencia por las aguas quietas, tales como lagos, lagunas, reservorios y estanques. En aguas muy frías es de crecimiento muy lento.

En condiciones óptimas de cultivo se pueden obtener ejemplares de 600 gramos en seis o siete meses.

Esta especie que se puede alimentar con concentrados, subproductos agrícolas y desperdicios caseros.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
11 de noviembre de 1990
Autor
EDMER TOVAR MARTINEZ Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad