Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

UN LÍDER SIN AUTORIDAD

La alta jerarquía de la Iglesia de Inglaterra ha salido en defensa del príncipe Carlos descalificado por el reverendo David Strater, director de la Church Society, para ocupar el puesto de cabeza de la Iglesia Anglicana. En declaraciones a la cadena de televisión BBC el reverendo Strater, uno de los más prestigiosos líderes del anglicanismo, señaló que la conducta moral del heredero de la Corona por su presunta relación con Camila Parker Bowles tiene un efecto descalificador .

Yo como clérigo quedaría descalificado para ocupar un puesto jerárquico y sería suficiente para destituir a un obispo. Puesto que el príncipe Carlos es un ciudadano destacado su actuación tiene un efecto descalificador como supremo gobernador , dijo Strater.

Esta vez correspondió al arzobispo de York, John Habgood, el prelado de más alto rango después del arzobispo de Canterbury, defender al heredero al trono y declaró a la BBC que en su opinión no debería existir ningún impedimento para que Carlos sea en su día supremo gobernador de la Iglesia Anglicana .

Pero se vio obligado a admitir que la vida privada de la familia real es motivo de mayor escrutinio y preocupación ahora que en otros tiempos.

Para el arzobispo de York, el comportamiento moral de los soberanos no tuvo en el pasado ninguna repercusión para desarrollar sus funciones como reyes o como cabezas de la Iglesia.

Hemos tenido algunos monarcas muy raros a lo largo de la historia, con todo tipo de comportamiento privado, sin que eso constituyese un impedimento , señaló el arzobispo para ratificar la necesidad de que el soberano sea el supremo gobernador.

El soberano representa a la Nación en su totalidad y en ese sentido rige todo, incluida la Iglesia. Es la máxima autoridad secular , subrayó Habgood.

Otro prelado destacado, el dean de la catedral de San Pablo, reverendo Eric Evans, pone en duda la veracidad de las presuntas relaciones de Carlos y Camila y defendió la moralidad del heredero de la Corona, al que calificó de fundamentalmente persona muy moral .

No creo que, incluso en el caso de que lo que se ha dicho sea cierto, deba ser tenido en contra suya. Dudo mucho que haya habido nunca un príncipe de Gales tan verdaderamente preocupado por el bienestar de la gente , declaró el reverendo Evans en un programa de la BBC.

Esta no es la primera vez que surge una polémica sobre la futura posición del príncipe de Gales en el seno de la Iglesia de Inglaterra de la que son cabeza los monarcas británicos ya que aquella fue cuestionada cuando se hizo pública su separación de la princesa Diana.

En aquella ocasión se planteó la difícil posición de Carlos si decidía casarse de nuevo pues para los anglicanos como para los católicos el matrimonio es indisoluble.

En ese caso sería difícil explicar cómo el llamado defensor de la fe puede serlo violando uno de los preceptos fundamentales del anglicanismo que prohíbe casarse a un divorciado mientras viva su cónyuge.

En lo que sí parecen estar de acuerdo todos los prelados es en la necesidad de reformar el ritual de la coronación de los monarcas para que tenga en cuenta los cambios ocurridos en la composición religiosa del país.

Así, el arzobispo de York propugna que cuando se corone al próximo monarca, ya sea Carlos u otro si lo que se pretende es que la ceremonia de coronación constituya un vehículo de unión para el país, como debe ser, habrá que admitir que vivimos en una sociedad ecuménica con multitud de religiones y no en una sola como antaño .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
9 de febrero de 1993
Autor
EFE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: