¿Quién debería llevarse el Nobel de Literatura?

¿Quién debería llevarse el Nobel de Literatura?

El Premio Nobel de Literatura, como el clima o el cambio meteorológico, depende del cualquier tipo de enfriamiento o calentamiento global; del efecto que produce el aleteo de quién sabe qué tipo de mariposa académica o política. Nunca se sabe.

3 de octubre de 2009, 05:00 am

Lo único que sé es que los siguientes escritores lo tienen más que merecido.

Más allá de los favoritismos. Más allá del efecto que me produce el aleteo de cada una de las páginas que leo de sus libros; pero que, entre otras cosas, es por ahora el único efecto que, en el fondo, más me interesa de la literatura.

No pretendo ser una especie de ‘pitoniso’ literario, sino más bien decir –más que predecir–, quién merece tal distinción.

¡Ah!, y si no fuera porque no hay quién lo reciba por él, la Academia Sueca tendría que otorgárselo a Thomas Pynchon, por El arco Iris de Gravedad y La subasta del Lote 49.

Aunque ésta sería una forma de conocerlo, por fin, en persona, o, por lo menos, que su obra fuera más reconocida.

*ESCRITOR Y PROFESOR DE LITERATURA CONTEMPORÁNEA.

DON DELILLO (E.U.).

Considerado el escritor de la colisión cotidiana, posee la prosa más vigorosa, crítica y sin concesiones del momento. Sus dos grandes libros son: 'Ruido de Fondo' y 'Submundo', mi favorito.

JULIAN BARNES (INGLATERRA) Por ser el gran heredero de la novela decimonónica, la época esplendorosa del género. Sus novelas son perfectas: 'El loro de Flaubert', 'Hablando del asunto' y 'Arthur & George'. Es probable que tenga menos posibilidades, pero es hora de que vaya sonando.

ISMAEL KADARÉ (ALBANIA) El ganador de la versión más reciente del Premio Príncipe de Asturias de las Letras es dueño de las alegorías políticas más atractivas y profundas sobre la actualidad, así sean de corte fantástico o parezcan ubicadas en otro tiempo.

CORMACK MCCARTY (E.U.) Por su estupenda 'Trilogía de la Frontera' y, sobre todo, por su novela más importante, 'Meridiano de sangre'. Un libro que está ubicado en el siglo XIX, pero es demasiado actual. En Colombia, dadas las circunstancias, debería ser una novela de lectura obligada.

EDUARDO MENDOZA (ESPAÑA) Por ser, indudablemente, uno de los mejores narradores vivos en legua castellana. Por haber reinaugurado y revitalizado la literatura española después de la muerte de Franco. Sus dos obras maestras: 'La ciudad de los prodigios' y 'La aventura del tocador de señoras'.

MIGUEL DELIBES (ESPAÑA) Porque es el escritor vivo que mejor ha narrado a la clase desfavorecida.

Por su exitosa novela 'Cinco horas con Mario' y, sobre todo, por 'Los Santos inocentes'. Es el escritor de la justicia poética.

PHILIP ROTH (ESTADOS UNIDOS) Porque todo mundo lo está pidiendo a gritos; porque ha ganado todos los premios; por el 'Lamento de Portnoy', 'La mancha Humana'. Aunque 'Good Bye Columbus', su opera prima, sigue siendo su mejor libro. De los tres Roth (Joseph, Philip y Henry), el primero es el mejor. Si Joseph Roth estuviera vivo habría ganado el Nobel dos veces, con su obra maestra 'La marcha Radetzky'.

CARLOS FUENTES (MÉXICO) Por haber pensado y sentido con el misterio literario a América Latina en casi todas sus novelas, especialmente en 'La muerte de Artemio Cruz', 'Terra nostra' y en 'Gringo viejo'.

TAHAR BEN JALLOUN (MARRUECOS) Exiliado en Francia. Por sus dos grandes novelas tan líricas como políticas: 'Sufrían por la luz' y 'La oración del ausente'.

¿Cuándo, cómo y dónde? Los Nobel se anuncian en el mes de octubre, pero son entregados el 10 de diciembre, en la ciudad de Estocolmo (Suecia).

"No pretendo ser una especie de ‘pitoniso’ literario, sino más bien decir –más que predecir– quién merece tal distinción. Lo único que sé es que estos escritores lo tienen muy merecido”.

Rodrigo Argüello, escritor