Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Y SI GANASEN LOS COMUNISTAS EN RUSIA NO PASARÍA NADA

Según las empresas internacionales que operan en Rusia, la probabilidades de que un comunista habite en el Kremlin después de las elecciones presidenciales de junio no es motivo de preocupación. Al menos por ahora.

Después de todo, dicen, Rusia es un mercado propenso a violentas sacudidas: una intentona golpista, el sitio del Parlamento, una tasa de inflación superior al 1.000% y un presidente con propensión al infarto son algunos de los sacudones más destacables de los último cuatro años.

Intentamos mantenernos concentrados en el largo plazo , dice Patrick H. McCollum, jefe de operaciones regionales de Dresser Industries Inc., suministrador de maquinaria petrolera. A corto plazo, si los comunistas regresan al poder habrá una inestabilidad significativa, pero no hay un ambiente perfecto ni lo habrá .

El candidato presidencial Guenadi Ziuganov, jefe del Partido Comunista ruso, lleva la delantera en los sondeos de opinión pública y bien podría desalojar a Boris Yeltsin como presidente en las elecciones. Sin embargo, no está claro lo que haría Ziuganov si ganara la presidencia. Ante el público local, se presenta como el heredero de Lenin. Ante Occidente, juega el papel de socialdemócrata.

Promesas difíciles Pero la mayoría de los occidentales, tengan la razón o no, creen que los comunistas no podrán cumplir las promesas más reaccionarias de sus campañas, como volver a nacionalizar las empresas privatizadas, porque eso crearía un caos. Además, los extranjeros dicen que cualquier problema económico que los comunistas inventen no puede ser mucho peor que lo que ha sucedido desde la desintegración de la Unión Soviética.

Si los comunistas regresan al poder, no creo que puedan cambiar mucho las cosas , dice Eivind Djupedal, jefe de la oficina en Moscú de Cargill Enterprises, Inc., firma de productos agrícolas, y jefe de la Cámara de Comercio Estadounidense en Rusia.

La mayoría de los inversionistas mostraba temor de entrar en Rusia cuando el país inició en 1992 la transición hacia el libre mercado.

Pero en los últimos dos años ha habido una explosión de consumo y la economía en cierta medida se ha estabilizado, lo que ha atraído a más empresas internacionales.

Después de arrancar en Moscú con oficinas de una sola persona, las grandes empresas refuerzan su personal local y buscan beneficios en las regiones. La inversión extranjera directa aumentó a US$2.000 millones en 1995, de alrededor de US$1.000 millones en 1994. Las empresas de EE.UU. lideran este movimiento y representan la mitad de la inversión extranjera total del año pasado. Tenemos una base de empleados rusos y occidentales con experiencia en el terreno. La infraestructura se ha establecido , dice Djupedal. No queremos abandonar eso .

Las grandes petroleras estuvieron entre las primeras firmas que llegaron a Rusia a principios de los años 90, como Conoco Inc., filial de DuPont Co., que ha invertido US$440 millones en Polar Lights, campo petrolero del Artico. Las compañías de productos de consumo, como la comercializadora de cosméticos Mary Kay Corp. y el fabricante de cigarrillos Philip Morris Cos., han liderado la segunda ola y explotado una enorme demanda reprimida. Unas cuantas compañías que han vendido sus productos aquí ahora planean fabricar en Rusia.

Entre las más destacadas está General Motors Corp., que hace poco firmó un acuerdo de US$250 millones con la República Tártara para ensamblar allí el modelo Chevrolet Blazer.

Buenas posibilidades En las elegantes oficinas de una concesión de computadoras en Naberezhniye Chelni, pueblo industrial ubicado 1.280 kilómetros al este de Moscú, los representantes de grandes de EE.UU., como AlliedSignal Inc., General Electric Co., Novell Inc. y AT&T Corp.

exploran la posibilidad de hacer negocios. Alexander Chepakovich, de GE Power Systems, sabe que hay posibilidades. En el pueblo se construye una planta electrogeneradora y él planea hablar con los funcionarios sobre venderles una turbina a gas.

Pero incluso en las provincias hay competencia entre las firmas extranjeras. El gigante de ingeniería Asea Brown Boveri Ltd. ya ha llegado a explorar el terreno. Vemos un gran potencial , dice Chepakovich a la televisión local. Mientras en el resto del mundo el mercado de sistemas eléctricos se ha estancado, en Rusia hemos crecido significativamente durante los últimos dos años .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
22 de febrero de 1996
Autor
NEELA BANERJEE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad