Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Patrocinado por:

VÍA A LA CALERA SERÁ RESERVA AMBIENTAL

Los predios situados a los costados del corredor vial que comunica a Bogotá con La Calera tendrán tratamiento de reserva ambiental y paisajística.

Así quedó consignado en el proyecto de decreto que será presentado al Alcalde Mayor para su firma en los próximos días, por la Unidad de Planeamiento Físico del Departamento Administrativo de Planeación Distrital.

Las discotecas que actualmente funcionan deberán concentrarse en un área delimitada por Planeación y deberán cumplir con un programa de manejo ambiental si quieren seguir funcionando. Así mismo, por cada metro de construcción, tendrán que ceder tres metros de zona verde para mantener la zona como reserva ambiental.

Los moteles, hostales y usos similares, no se permitirán en el área de influencia del corredor.

La filosofía de la norma es mantener la zona como una reserva forestal. Por tal motivo, el corredor vial seguirá considerándose como un área suburbana. No obstante, en dicho tramo se permitirá o reglamentará el uso comercial, institucional y de vivienda.

La diferencia con lo que ocurre actualmente, es que después de expedido el decreto algunos establecimientos comerciales tendrán que reubicarse o desaparecer.

Según los integrantes de la Unidad de Planeamiento Físico del DAPD, el decreto contempla la concentración de los usos. Es decir, que en un determinado sector se tendrán que ubicar las discotecas y en otro sector se permitirá la vivienda rústica. Además, se procederá a legitimar los barrios de la parte alta del cerro: San Luis, San Isidro y la Coruña, para los cuales se expidió en 1985 la Resolución 2337 que ordena su legalización y cuyo proceso se encuentra en la etapa final.

En el proyecto de decreto quedó consignado que los centros de diversión nocturna deberán concentrarse en un polígono que arranca a la altura de la discoteca Colors.

Dichos centros podrán operar siempre y cuando integren sus establecimientos a la reserva ambiental y paisajística, realicen cesiones de terrenos y se comprometan a realizar un plan de manejo ambiental.

Las cesiones de terreno operarán de la siguiente manera: por cada metro de construcción, los propietarios de los establecimientos deberán ceder tres metros de zona verde. El objetivo es que los comerciantes adquieran los terrenos verdes que aún quedan en la parte alta del cerro para preservar la zona, indicaron los funcionarios de la Unidad de Planeamiento Físico.

Así mismo aseguraron que el área que podrían ocupar todas las discotecas no pasa de 50 hectáreas, por tanto, muchos de los centros nocturnos que actualmente operan deberán desaparecer.

Es decir, que se debe dar un proceso de concertación entre los propietarios de los establecimientos, con el fin de que las discotecas de mayor solidez, o las que se encuentren más retiradas de la carretera, puedan adquirir terrenos, realizar las cesiones y las adecuaciones de sus locales.

Los establecimientos que están al borde de la carretera, además de no cumplir con la norma, tienden a desaparecer con la ampliación de la vía, la cual está contemplada en el plan de desarrollo Formar Ciudad y cuyos estudios realizará el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) junto con Planeación.

Los miradores, también sufrirán una completa modificación, pues se pretende darle un verdadero manejo ambiental a todo el corredor vial, indicaron los funcionarios de Planeación.

Por otra parte, para que el plan de manejo ambiental, que debe presentar cada uno de los establecimientos comerciales, se cumpla se conformará un comité de seguimiento en el que tendrán asiento representantes de las alcaldías locales de Usaquén y Chapinero, miembros del Departamento Administrativo del Medio Ambiente (Dama) y de la CAR, lo mismo que funcionarios del DAPD.

Lo que queda claro desde el principio, es que el funcionamiento de moteles, hoteles, hostales o similares no se permitirá en la zona, aseguraron los integrantes de la Unidad de Planeamiento.

Por último, indicaron los funcionarios, que para que cada local pueda abrir sus puertas, deberá contar con su respectiva licencia ambiental y efectuar una serie de modificaciones en las construcciones, tales como cambio de partes duras (concreto) por materiales ecológicos, para de esta manera, preservar el verde en todo el corredor.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
27 de junio de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad