Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

QUÉ PUEDE DELATAR A LOS INFIELES

Dicen que ya no son las manchas de colorete en los cuellos de la camisa, ni los rubros sospechosos de la tarjeta de crédito lo que más delata a los infieles.

El delator por excelencia de los últimos años se llama beeper.

Los especialistas ofrecen claves para evitar que su pareja le sea infiel... o para que lo descubran in flagranti.

Las relaciones clandestinas ganan espacio. Un promedio de dos de cada tres matrimonios se separan, muchos de ellos por líos con terceros. Una realidad que puede aportar datos para mejorar su vida en pareja.

Ni los inoportunos rastros de maquillaje sobre cuello y solapas; ni los sospechosos cambios de horario; ni las elevadas cuentas que de pronto hay que pagar en las tarjetas de crédito y ni siquiera la cara de satisfacción hacen caer tan rápido a un infiel, como los deliciosos mensajes que permanentemente llegan a su beeper.

Y es que según el doctor José Ricardo Bateman, experto en terapia sexual y especialista en el tema de la infidelidad, hoy los adelantos tecnológicos sugieren que ese pequeño y, a veces, útil aparatico es el culpable de muchos cachos revelados.

Todos (o todas) caen. Aunque resulta absurdo colocarle un mensaje al amante diciéndole: Te quiero mucho. Fulano , todos ceden a la tentación y terminan haciéndolo. Y entonces uno diría, pero qué tonto, si llega un mensaje de esos, qué bonito, léalo y bórrelo enseguida. Pero no siempre lo hacen y ahí es donde se caen , relató el especialista.

La cuestión de la infidelidad parece estar tan ligada al desarrollo del hombre, que no sólo ahora se le vincula con beepers y celulares (pues seguramente el número privado lo conocen primero los amantes que los esposos), sino que es causal permanente de divorcios que actualmente en Colombia hacen que dos de tres matrimonios se estén separando y que el 66 por ciento de la población ande sintonizada en el mismo cuento, según datos de una investigación adelantada por este profesional.

Pero, cuál es el encanto de la infidelidad?, por qué las personas son capaces de asumir riesgos que ponen en peligro su propia estabilidad?, cuáles son los factores que la facilitan?, cómo se descubre?, cómo se previene? y, lo más importante, qué se puede rescatar de ella para aplicar en una relación de pareja estable? Razones para ser infiel De acuerdo con el sicólogo Bateman, lo primero que se pregunta una persona que ha sido engañada es qué le hizo falta, en qué no es buena para que su pareja se haya atrevido a buscar a otra persona. Y la mayoría de la gente se contesta que algo debió fallar. Personalmente creo que no. Lo frecuente en estos casos es el azar, la no intención. Lo usual es la circunstancia. Dos personas que se conocen, tienen la oportunidad de hablar, de entablar una amistad, que luego les da la posibilidad de salir, una, dos y más veces hasta que la relación se va haciendo más íntima .

La persona puede estar absolutamente feliz en su casa y sin embargo tener otra relación alterna. Es curioso como en el caso de los hombres infieles, su versión es casi siempre la misma: Mire, mi relación con mi esposa es perfecta, yo vivo absolutamente orgulloso de mi casa, de mi hogar, no lo arriesgaría por nada... pero tengo otra , dijo el especialista.

Para ellos la infidelidad puede iniciarse de muchas maneras. Las situaciones de oficina son especiales. Es cierto que las tabernas y moteles se llenan en esas ocasiones en que los compañeros de trabajo se encuentran en una situación social ajena a la oficina. La Navidad, el Día de las Secretarias, el Día del Trabajo, todos se valen , comentó.

En el caso de la mujer es un poco diferente. Por tradición social ella es un poco más reacia a la conquista de terceros cuando tiene una relación estable; pero la monotonía del matrimonio, hacen que el que viene a conquistar tenga absolutamente todas las de ganar. La infidelidad femenina se presenta con una complicación que el doctor José Ricardo Bateman califica de gravísima . Cuando el hombre sale a conquistar y tiene una relación estable, es poco probable que se enamore de la otra persona. En cambio la mujer que se atrevió a enfrentar la tradición social y mantener una relación de infidelidad, casi siempre termina involucrándose afectivamente y acabando definitivamente con su relación original .

La magia de lo clandestino La clandestinidad es el factor especial que mantiene las relaciones de infidelidad, pues vincula muy intensamente a las personas. Adicionalmente, los amantes tienen la ventaja de no compartir las cuentas del teléfono, ni los dolores de cabeza. Los amantes van a lo que van, se ven para conversar un rato y luego a hacer el amor, eso es seguro , explicó.

Otro factor que las mantiene es el que el especialista llama la puerta abierta y que sugiere que así los amantes terminen su relación, siempre queda encendida una llama que a la primera oportunidad los hace volver a estar juntos.

Pero a pesar de estas características que harían pensar en lo positivo de una relación de este tipo, la realidad muestra que tarde o temprano las cosas terminan complicándose. Cuando el engañado comienza a sospechar (por alguno de los factores antes mencionados) empieza la búsqueda de pruebas que generalmente consigue. Entonces el infiel no tiene más remedio que aceptar la situación y es curioso cómo ese momento al que tanto temía se presenta como la solución para su problema.

Y es que el infiel da por hecho que como su pareja ya lo sabe, él o ella no pueden hacer más que reconocer el error, pedir perdón y asegurar que nunca más volverá a suceder. Entonces le dejan la responsabilidad al engañado quien debe tomar la decisión de salvar o terminar la relación, quitarse el rencor de encima y, adicionalmente, recuperar la autoestima , agregó el doctor Bateman.

Estos factores hacen que en el momento en que el engañado descubre la traición se inicié en su interior una lucha entre la rabia que siente y el amor que aún le tiene a la otra persona. Esto genera crisis en el matrimonio, pero generalmente no lo termina.

Pero no sólo el engañado sufre las consecuencias. El mismo infiel es víctima de ellas. Pues después de vivir dos relaciones paralelas comienza a notar cómo las cualidades de uno (generalmente del amante) son los defectos de su pareja estable y cómo ya no puede volver a generar el mismo afecto de antes por la persona original.

Finalmente, valdría la pena tener en cuenta la opinión de muchos infieles sobre el por qué de su fascinación hacia los amantes: Porque me hace reír, porque me permite conversar y, básicamente, porque el tiempo que compartimos me hace feliz. Lo ideal, recuperar estos detalles y vivirlos con su pareja.

Para no ser infiel Si cree estar en peligro de ser infiel y quiere evitarlo, tenga en cuenta lo siguiente: 1. Muéstrese orgullosa de su pareja estable. Hable de lo maravilloso de su relación, así no lo sea tanto. Eso crea barreras ante los demás y mantiene la puerta cerrada a nuevas relaciones.

2. Prefiera la parejas de amigos a los amigos individuales. Eso genera vínculos de pareja que a la vez son un territorio más seguro para usted.

3. Si sabe que hay una situación en la que está en peligro de caer en la infidelidad, y si realmente quiere prevenirla, evítela. Aléjese de las tentaciones si no quiere caer en ellas.

Para que su pareja no sea infiel Si cree que su pareja está en peligro de serle infiel, opte por: 1. Para las mujeres, la mejor recomendación sería mantener a su pareja satisfecha, pues un hombre saciado difícilmente sale a buscar una conquista sexual. Una buena frecuencia sexual ayuda a hombres y mujeres.

2. Mantenga una buena comunicación con su pareja. Así asegura la oportunidad de expresarse, de compartir y de solucionar sus conflictos.

3. Hay que tenerle confianza a su pareja y, a la vez, ganarse la confianza del otro. La desconfianza es el mejor terreno para los problemas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
21 de junio de 1995
Autor
TATIANA MUNEVAR

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad