Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Pamela, la hija modelo del portero René Higuita

Desde los 10 años, Pamela sabía que su personalidad era la de una modelo. Se la pasaba todo el día hablándole al espejo, mientras se probaba cientos de atuendos y jugaba con la mirada, las poses y su cabello.

Por eso creyó, a esa corta edad, que era hora de hablar con sus padres, el portero René Higuita y Magnolia Echeverri, y proponerles la idea de entrar a una academia. Y así fue. “Le hicimos caso más por su insistencia; ya nos tenía locos porque le viéramos futuro en esto”, dice su madre.

Años después, el juego se convirtió en algo serio: Pamela fue creciendo y su mirada se volvió penetrante, su caminar ahora mostraba sensualidad y sus atributos físicos se hicieron notorios.

Ahora, tiene 17 años. Ya se graduó de bachillerato y finalmente su cuerpo llegó a 1,70 centímetros de estatura, con una esbeltez natural y cero cirugías.

“Gracias a Dios sólo me parezco a mi papá en algunos gestos”, dice entre risas.

El secreto de su padre no duró mucho. “La gente se dio cuenta en un desfile que hicimos juntos. A mí nunca me gustó decirlo porque no quería que me ayudaran por ser la hija de Higuita. Yo quería ganarme las cosas sola. Para unas cosas decir quién es mi papá es muy bueno, pero para otras incomoda un poco”, agrega.

Dice que todo el mundo sentía curiosidad por conocerla porque no les cuadraba que una hija de Higuita fuera modelo.

“Querían saber si era fea o bonita”, comenta la joven, que vive con su papá, su mamá ( que es la segunda esposa del futbolista) y su hermano Andrés René, dos años mayor, en una finca del municipio de Guarne (oriente antioqueño).

“Mi hermano y yo nos queremos mucho y tenemos muy buena relación. Eso sí, es muy celoso conmigo, igual que mi papá”, cuenta.

Con su padre, dice que apenas la relación se está afianzando. “Yo siempre fui la consentida de él cuando era niña, pero como él siempre estaba de viaje, nos distanciamos un poco”. Ahora, está feliz de tenerlo tan cerca, como siempre quiso, y poder contarle sus problemas y conocerse cada día más.

Por eso, siempre le pide que la acompañe a los desfiles, como lo hacía ella cuando el modelo de la familia era René.

“Cuando él tenía desfiles me pedía consejos de cómo pararse, a dónde mirar.

Era muy tierno verlo tan nervioso”, dice. Precisamente, porque René conoce el círculo del modelaje, siente miedo de que su hija ahora haga parte de este mundo que, según él, es muy pesado para una mujer.

Pese a esto, confía plenamente en su Pamela. “Lo importante es que ella cumpla sus sueños. Nada más con verla caminar en esa pasarela tan segura y tan espontánea uno se da cuenta de que eso la apasiona, así como cuando yo tapaba un gol”, dice René.

Siempre a uno como papá le va a dar angustia, sobre todo porque seguramente se va a encontrar con hombres que le hagan propuestas indecentes o cosas por el estilo; por eso yo la acompaño en sus desfiles”.

René Higuita, ex arquero de la selección nacional

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
7 de junio de 2009
Autor
ANGÉLICA CERVERA AGUIRRE PARA EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: