UN GRUPO DE EMBAJADORES CON ACENTO

UN GRUPO DE EMBAJADORES CON ACENTO

Hace año y medio que la idea de traer extranjeros a que vieran la otra cara de Colombia rondaba por la cabeza de Alan Wagenberg, un colombiano de 31 años que hace once vive en Londres.

7 de marzo de 2009, 05:00 am

“El proyecto surge de la necesidad y de mi compromiso como colombiano de querer cambiar la imagen de nuestro país en el exterior”, dice Wagenberg, quien está recorriendo Bogotá y otras ciudades con un grupo de amigos muy especial.

Se trata de Roxanne Contractor (Emiratos Árabes), Paul De Gruchy (Inglaterra), Michael Ehrhard (Alemania), Richard Marsden (Inglaterra), Jason Moore (Estados Unidos), Julia Murray ( Escocia), Charlotte Pregnell (Inglaterra) y Kay Frances Hyde (Inglaterra).

Todos ellos son profesionales entre los 30 y 35 años –algunos abogados, otros financistas, administradores y publicistas– que trabajan en importantes empresas y que esperan ser multiplicadores de una imagen distinta del país. Todos hacen parte del primer paso de una iniciativa llamada The Colombian Connection Project, que su gestor espera repetir todos los años. “Si 200 colombianos trajeran a 10 personas cada uno, el ingreso para el país sería aproximadamente de 4 millones de dólares”, dice Wagenberg.

Él convocó a sus nuevos ‘amigos’ a través de Internet. “Envié 80 mensajes, recibí respuesta de 40 y al final por cuestiones de logística, logré armar un grupo de 10”, dice.

Entre el martes y el miércoles pasados llegaron a Bogotá, y el jueves comenzaron su estadía de 12 días entre nosotros. Los primeros seis estarán dedicados a actividades académicas que incluyen charla en Proexport, desayuno con Luis Eladio Pérez y reunión con extranjeros que viven aquí.

También habrá partido de fútbol en Ciudad Bolívar con los niños de Colombianitos (ver recuadro), jugada de tejo, visita al Museo del Oro, paseo por La Candelaria y Andrés Carne de Res.

“Supe del viaje porque soy amigo de Alan –dice De Gruchy– y me animé a venir a un país que siempre me ha interesado. Claro que mi familia no quedó muy feliz”.

Lo mismo le pasó al norteamericano Moore, quien se enteró del proyecto a través de su esposa, que trabaja con organizaciones sin ánimo de lucro.

“Espero poder ver otra cara de Colombia, distinta a la de las noticias”, dice.

El grupo también hará turismo, con un recorrido por la zona cafetera, el Parque Tayrona y Cartagena. El proyecto cuenta con el apoyo de Proexport, la Federación Nacional de Cafeteros y Bogotá Conventions & Visitors Buró y de él saldrán un video promocional del país y tres artículos que se publicarán en la prensa inglesa