Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL IDEMA ES UN CAOS

Hace un mes se descubrió un nuevo robo en el Insituto de Mercadeo Agropecuario, Idema. Quince mil kilos de leche en polvo, que debían estar almacenadas en las bodegas de Fontibón, desaparecieron y todavía no se sabe cómo, ni cuándo.

El faltante se descubrió cuando la Compañía Nacional de Chocolates y Cicolac reclamaron cerca de 300 toneladas que le habían comprado al Idema. De este volumen faltaban 610 bultos de 25 kilos que tuvieron que ser tomados de las existencias del Instituto en Corabastos. Las 15 toneladas valen más de 30 millones de pesos.

El año pasado se había detectado un robo continuado por más de 600 millones de pesos de diferentes productos en esta misma dependencia. El caso pasó a la justicia penal y es objeto de investigación por parte de la Procuraduría General de la Nación, pero aún no se conocen los resultados.

Ahora, la propia auditoría interna nacional del Idema denuncia el deterioro de productos allí almacenados por problemas de manejo en un informe que, además, descubre una serie de irregularidades de orden administrativo y operacional en diferentes áreas de la institución.

Un documento que evalúa la gestión del Idema durante 1994 (enero-octubre) fue conocido por este semanario tras las denuncias que sobre manejo del Fondo Emprender y de cosechas, fueron publicadas. La investigación dirigida por el auditor del Idema, Horacio Carcamo Alvarez, fue entregada hace solo un mes al gerente del Instituto, Enrique Carlos Ruiz Raad, quien asumió el cargo a partir de octubre del año anterior.

Sin embargo, en algunos apartes del informe relacionados con los contratos que el Idema ha hecho con interventores particulares, se habla de incumplimientos a diciembre 15 de 1994, que se habían dado en su ejecución a pesar de los plazos establecidos.

En el informe, Carcamo Alvarez indica que la reestructuración administrativa de la Institución se llevó a cabo en forma imprecisa y sin un análisis profundo de las actividades a desarrollar en cada área lo que impide garantizar el desarrollo confiable y transparante de las actuaciones administrativas.

Desorden total De acuerdo con la investigación de la auditoría, el Idema carece de un manual de procedimientos y funciones, y durante el período evaluado se incorporaron funcionarios sin los requisitos exigidos y mediante órdenes de servicios, lo que generó desorganización, concentración y duplicidad de funciones.

El desorden es tal que en el Idema, según dicho reporte, el control administrativo no es efectivo, no se cuenta con un sistema integrado de información, no hay como responsabilizar a quienes incumplen los planes y programas establecidos y se carece de mecanismos para evaluar la calidad de la gestión.

Los problemas también se advierten en el área de comercialización de cosechas nacionales, donde por falta de un programa de abastecimiento y de controles mínimos de existencias, se pagan altos costos por almacenamiento y transporte.

Pero lo más crítico, según el informe, es que el propio Idema no sabe cuáles son sus verdaderas existencias pues carece de un mecanismo confiable para su comprobación .

Las irregularidades van aún más allá. A través de la subgerencia de abastecimiento de productos se han comprado grandes cantidades de productos que han significado un encarte para el Idema. En ellas no se ha tenido en cuenta ningún tipo de estudio de mercadeo que permita establecer necesidades y posibles ventas. Según la investigación de la auditoría, a finales del año anterior se compraron 550.000 kilos de avena y sólo se vendieron 69.000; se adquirieron 150.000 kilos de harina de arroz y únicamente se comercializaron 438; se negociaron 21.000 kilos de condimentos y escasamente se han vendido 250 de ellos.

Y a pesar de los análisis de calidad que el Idema requiere para la compra de productos, esta misma subgerencia ha negociado insumos que no han cumplido con estos requisitos e inclusive algunos que fueron objetados por el laboratorio.

Con respecto a las ventas a través de la Bolsa Nacional Agropecuaria, la evaluación señala que de 35 actas evaluadas, 14 corresponden a modificaciones que son presentadas extemporáneamente al Comité Central de Compras y Contratos para su aprobación, es decir, después de haber sido firmadas y legalizadas.

Este tipo de modificaciones implican un costo para el Instituto pues debe hacer devoluciones de dineros cancelados por concepto del pago del 5 por ciento del valor de la transacción.

Según el informe, las transacciones efectuadas por bolsa incumplen el principio de transparencia, cuando se presentan modificaciones. Y frente a estas fallas comerciales, la auditoría denuncia que todavía no hay ningún requerimiento para que alguien responda por estas irregularidades.

También el incumplimiento en los contratos a futuros ha generado altas pérdidas al Idema. La razón: tampoco se elaboran estudios de proyecciones para compra de cosechas.

Manejo de contratos Las irregularidades detectadas por la auditoría indican igualmente que se dio libertad total a subgerentes y directores regionales para la venta de productos sin límite de cuantía y sin establecer una restricción concreta, lo cual, a juicio de la auditoría, genera problemas a la institución por incumplimientos y falta de una adecuada planeación.

El informe pone de manifiesto el peligro que reviste que los anticipos sobre contratos, en muchos casos hasta del 50 por ciento, se estén otorgando a libre discreción del gerente general.

En materia de control de calidad, el documento señala cómo en diversas regionales se pierden grandes cantidades de productos por el deficiente manejo de los administradores de turno. Una evaluación que la auditoría realizó demuestra que las dependencias donde más se deterioran los productos son: Cartagena Chigorodó, Villavicencio y Envigado.

Pero resulta aún más preocupante la contratación de interventorías . Hay casos donde los interventores nunca se han presentado a las obras ni rindieron informe alguno sobre sus actividades, a pesar de que en todos los casos se establecieron cláusulas de cumplimiento y en algunos se otorgaron los anticipos de dinero.

Son retrasos imputables enteramente a los contratistas, advierte el informe que también denuncia la celebración de contratos diferentes cuyo objeto principal y el sitio de las obras es el mismo. Tal es el caso de los contratos 713 y 716 de 1994 para Magangué, en la Costa Atlántica, cuyos valores son de 42 y 45 millones de pesos, respectivamente.

La evaluación revela casos en los cuales se pagaron los contratos por anticipado y las obras no se realizaron.

Hay varias demandas de empresas particulares contra el Idema por faltantes en productos que le entregaron para trilla o almacenamiento. Tal es el caso de Gravetal en Buga y Arrocera Bolívar en Cartagena.

Es tal el descontrol que se observa en los puntos de venta, despensas y mercaplazas, que según el informe ha habido necesidad de cerrar algunos de ellos, además porque no cumplen los propósitos para los cuales fueron creados.

En el caso del Fondo Emprender, el informe de Horacio Carcamo advierte que a pesar de que este debe tener su propia estructura, se está ocupando a funcionarios del Idema y por autorización de la gerencia general.

En su análisis por áreas, la auditoría advierte que la división de Planeación registra dificultades en el desarrollo de sus actividades porque la mayoría se presentan en forma inesperada y urgente, por requerimientos de la gerencia general. Además, el Idema no lleva ningún control del prespuesto ejecutado.

El en el área contable, los libros de Caja presentan incosistencias reflejadas en dobles contabilizaciones, notas débitos y notas crédito pendientes de registrar y asientos errados.

Cuatro meses después de haber culminado este informe, según la opinión de algunos funcionarios del Idema, muchas de las anomalías detectadas por la Auditoría aún persisten.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
24 de abril de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad