Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Solución para ‘traspasos abiertos’

Arranca el nuevo calendario tributario y, a la par, otro dolor de cabeza para los miles de colombianos que siguen recibiendo la autoliquidación de impuestos sobre vehículos que no son suyos desde hace varios años.

Esta vez, sin embargo, hay una luz al final del túnel: la Resolución 5194 del 2008, firmada por el Ministro de Transporte en diciembre pasado y redactada con el fin de ayudarles precisamente a quienes dejaron el traspaso abierto y no pueden localizar al nuevo dueño para legalizar el trámite.

Para ello establece una figura legal llamada ‘persona indeterminada’, a través de la cual es posible hacer una especie de ‘borrón y cuenta nueva’, eso sí, cumpliendo con varios requisitos legales.

Hay que ponerse al día Lo primero que exige la ley es aparecer como dueño del carro. Solo así puede actuar directamente o a través de un apoderado frente a las autoridades. Eso sí, está en la obligación de demostrar que no ha legalizado el trámite de traspaso y cumplir con requisitos puntuales. ¿Cuáles? Debe estar a paz y salvo en multas y comparendos, así como en todas las obligaciones tributarias que graven el vehículo.

Tienen que haber pasado –al menos– tres años contados desde el momento en que se efectuaron los actos de enajenación pendientes por legalizar ose demostrarse que se dejó de ser poseedor.

Debe estar imposibilitado para efectuar el traspaso por no contar con el contrato de compraventa o similar, en los términos establecidos en la Resolución 3275 del 2008 (que entre otras cosas, le permite al vendedor, y no solo el comprador, como sucedía antes, solicitar el cambio de propiedad del vehículo).

Las circunstancias en que se encuentre el propietario no se deben ajustar a ninguna de las causales de cancelación de matrícula, previstas en el artículo 40 del Código Nacional de Tránsito (pérdida total comprobada por la autoridad competente, exportación o reexportación, hurto, destrucción total del vehículo).

Así se realiza el trámite Luego de verificar que se cumplen estas condiciones y que no existen causales de improcedencia, la Resolución 5195 del 2008 del Ministerio de Transporte determina el procedimiento a efectuar ante el organismo de tránsito 1. Solicitar el trámite de traspaso mediante el Formulario Único Nacional suscrito por el propietario y con reconocimiento de contenido y firma. En el campo destinado al comprador, debe escribirse ‘Persona Indeterminada’.

2. Si no actúa directamente, debe incluir un poder para quien actúe a su nombre.

3. Original de la licencia de tránsito (tarjeta de propiedad) o, en su defecto, un documento en donde el que aparece como propietario declare no tenerlo en su poder.

4. Pago del impuesto del vehículo correspondiente a los últimos cinco años.

5. Pago por concepto de retención en la fuente.

6. Si el propietario es una persona jurídica, debe anexar el certificado de existencia de esa persona y representación legal, con una vigencia no menor a 30 días.

7. Pago de los derechos de trámite.

8. Si el vehículo tiene limitación (medidas cautelares, por ejemplo) se debe adjuntar una comunicación emitida por la autoridad competente en la que ordene la cancelación de la misma.

9. Si el vehículo posee gravamen a la propiedad, se debe adjuntar el documento reconocido y autenticado, en el que conste su levantamiento. En este caso, el propietario debe adelantar el trámite necesario para el levantamiento del gravamen, con el cumplimiento de los requisitos correspondientes.

10. Documento suscrito por el propietario en el que exponga las razones por las cuales no formalizó el trámite del traspaso, acompañado de las pruebas en que se sustenta.

¿Por qué siguen cobrando? La mayoría de quienes reciben autoliquidación por concepto de impuestos sobre vehículos que ya no les pertenecen, se los vendieron a comerciantes de carros, a quienes les firmaron un papel en blanco para realizar posteriormente el traspaso, pero jamás verificaron que éste se hubiera hecho. Lo malo del asunto es que el propietario legal de un vehículo siempre será la responsable del automotor ante el organismo de tránsito en donde esté matriculado.

El artículo 47 del Código Nacional de Tránsito obliga a los traspasos: “La tradición del dominio de los vehículos automotores requerirá, además de su entrega material, su inscripción en el organismo de tránsito correspondiente, quien lo reportará en el Registro Nacional Automotor en un término no superior a quince (15) días (...)”.

Sin embargo, y hasta la expedición de la Resolución 5194 del 2008, la obligación del vendedor frente al vehículo persistía hasta tanto el comprador no inscribiera la propiedad del mismo ante la autoridad competente.

Hoy, la norma en cuestión le permite al vendedor deshacerse del vehículo y traspasárselo a un tercero, que la ley califica como ‘persona indeterminada’.

Cabe decir que, transcurridos tres años a partir de esta inscripción, el organismo de tránsito está en la obligación de cancelar de oficio el registro del vehículo, a menos que dentro de ese lapso “un interesado adelante el trámite de traspaso a su favor”.

- RIESGOS DEL TRASPASO ABIERTO PARA EL VENDEDOR 1. Mientras el vehículo siga registrado a su nombre, es responsable de las sanciones en que se vea involucrado y de los accidentes que se ocasionen con él. La mala conducta del comprador puede significarle al vendedor embargos y secuestros por obligaciones ajenas.

2. Si el comprador comete ilícitos o delitos con el vehículo, el vendedor puede terminar legalmente involucrado en los hechos.

3. El pago de impuestos correrá por su cuenta hasta tanto no desaparezca de la base de datos de la oficina de tránsito respectiva.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Vehículos
Fecha de publicación
24 de enero de 2009
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�