Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

PARA QUÉ SIRVE UNA PRUEBA DE ESFUERZO

Mientras usted hace ejercicio, su médico, o un auxiliar, observará los cambios en el patrón de ECG y los niveles de presión arterial que pudieran indicar que su corazón no está obteniendo el oxígeno suficiente. Otros signos de arterias coronarias destruidas incluyen dolor en el pecho y dificultad respiratoria inusual.

Usted ha estado sintiendo dolores en el pecho ocasionalmente y su doctor le recomienda, entonces, una prueba de esfuerzo.

Dentro de poco, usted estará caminando en una cinta sinfín, luciendo tantas conexiones como un árbol de Navidad.

Una prueba de esfuerzo es una manera corriente de medir cómo responden su corazón y sus vasos sanguíneos al ejercicio físico. Si usted tiene síntomas que sugieren una enfermedad de las arterias coronarias (bloqueo en una o más de las arterias que llevan sangre a su músculo cardíaco), una prueba de este tipo puede ayudarle a su médico a hacer un diagnóstico.

Cómo funciona La prueba de la cinta sinfín es la más común de las pruebas de esfuerzo. En otros lugares, donde las bicicletas son un medio de transporte generalizado, las pruebas de esfuerzo se hacen habitualmente en bicicletas fijas. Con menor frecuencia, se usan medicamentos que simulan el efecto del ejercicio en el corazón.

Antes de que comience la prueba de la cinta sinfín, le colocan una docena de pequeños electrodos en su pecho y espalda. Los electrodos están conectados mediante alambres a un electrocardiógrafo (ECG), que registra la actividad eléctrica de su corazón. Además del ECG, algunas pruebas usan ultrasonido o trazas de material radiactivo para evaluar la actividad de su corazón.

Un manguito para medir la presión, enrollado alrededor de su brazo, mide la presión arterial. En ocasiones, usted, además, puede respirar en una mascarilla para medir la utilización del oxígeno.

Durante la prueba, la velocidad y la pendiente de la cinta sinfín aumenta cada dos a tres minutos, La dificultad y la duración de la prueba dependen de su condición física y de un diseño específico de la prueba, usado por su médico. Si usted presenta un alto riesgo de enfermedad coronaria o su condición física está resentida, la pendiente y la velocidad pueden aumentarse mediante incrementos menores. La mayoría de las pruebas de esfuerzo duran de 6 a 10 minutos.

Mientras usted hace ejercicio, su médico, o un auxiliar, observará los cambios en el patrón de ECG y los niveles de presión arterial que pudieran indicar que su corazón no está obteniendo el oxígeno suficiente. Otros signos de arterias coronarias destruidas incluyen dolor en el pecho y dificultad respiratoria inusual.

Qué significa pasar ? Si usted completa la prueba sin cambios anormales en el ECG o elevaciones inusuales en la presión arterial, usted probablemente ha pasado . Lo que significa que su riesgo de enfermedad coronaria es bajo. Las pruebas de esfuerzo identifican con exactitud, más del 90 por ciento de las veces, a la gente sin enfermedad.

En ocasiones, las pruebas se suspenden precozmente si su médico cree que no es seguro que usted la continúe. Podría significar que usted tiene una o más arterias severamente obstruídas o que usted está solo fuera de forma. Generalmente, mientras mas rápidamente se detectan las anormalidades durante la prueba, mayor es el avance de la enfermedad.

Si surgen problemas, su médico combinará los resultados de su prueba de esfuerzo con otra información como sus síntomas y número de factores de riesgos coronarios. Usted también podría tener que hacerse otras pruebas más definitivas.

Tomado de la Carta de la Salud de la Clínica Mayo Quién la necesita? Su médico puede pedirle una prueba de esfuerzo si: - Usted tiene síntomas de enfermedad cardíaca. Si usted tiene dolor en el pecho o brazo, dificultad respiratoria, mareo, fatiga o hinchazón de sus pies y tobillos, una prueba de esfuerzo puede ayudar a determinar si usted tiene una enfermedad de las arterias coronarias.

- Usted tiene una enfermedad cardíaca. Frecuentemente se hace una prueba de esfuerzo para ayudar a estimar la severidad de los bloqueos en las arterias coronarias.

Se usa también después de la cirugía de derivación coronaria o de la angioplastia de balón (un procedimiento para ensanchar arterias estrechadas o bloqueadas). Al medir la capacidad de ejercicio, la prueba puede ayudar a su médico a diseñar un programa de rehabilitación seguro y efectivo.

- Usted está comenzando un programa de ejercicios. Si usted ha estado físicamente inactivo o tiene varios factores de riesgo para desarrollar una enfermedad coronaria, una prueba de ejercicio puede ayudar a su médico a prescribir un plan de ejercicio que reduzca su riesgo.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
7 de mayo de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: