Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CITA DEL MUNDO CON EL DESARROLLO

Los países industrializados y el Tercer Mundo comienzan hoy en Cartagena un análisis de los problemas del comercio y el desarrollo, dentro de la VIII Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). La reunión, que durará hasta el 25 de febrero, será instalada esta tarde por el presidente César Gaviria y presidida por el ministro de Comercio Exterior, Juan Manual Santos.

La conferencia de Cartagena tendrá nuevos elementos de análisis, lo cual la hace particularmente interesante: en primer lugar, debutarán los países hasta hace poco del mundo socialista que hoy buscan insertarse en la economía capitalista.

El presidente de la Conferencia propondrá a las delegaciones de los 171 países asistentes incluir en las discusiones el tema de la corrupción como un nuevo elemento, que está presente tanto en el mundo subdesarrollado como en los países desarrollados.

Los países en vía de desarrollo, no solo unirán voces para presionar las naciones industrializadas a desmontar las barreras arancelarias y eliminar subsidios, sino que extenderán sobre la mesa de negociaciones propuestas para distribuir los recursos que ya no se invertirán en armamentismo.

Esa será una de las grandes novedades de la VIII reunión de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad) que se inicia hoy en esta ciudad con la participación de más de 3.000 delegados de 171 países.

Además, se busca eliminar la odiosa discriminación existente hasta ahora, pues la Unctad está conformada por países industrializados, en vía de desarrollo, socialistas y superpoblados como es el caso de China.

Los países subdesarrollados pedirán que un gran porcentaje de los millonarios recursos que se dejarán de invertir en armamento por la distención en el conflicto Este-Oeste, se destinen a financiar el progreso de las naciones menos favorecidas.

Se calcula que solo Estados Unidos ahorrará 50.000 millones de dólares en los próximos cuatro años por la reducción en inversiones armamentistas. Será que esos recursos irán a financiar el desarrollo de las naciones que aspiran a salir de la pobreza?. Ese es el gran reto de los negociadores del tercer mundo.

Diversos documentos de las Naciones Unidas que se han preparado para servir de base en las deliberaciones de la Conferencia, indican que es urgente la introducción de las reformas institucionales de la Unctad.

En el nuevo contexto de bloques comerciales, de interpendencia y de modernización de las economías se requiere flexibilidad en el sistema de grupos, acciones concretas y mecanismos de seguimiento en las políticas y decisiones que se adopten.

Esta posición, que es la de la mayoría de los países en vía de desarrollo y los que antiguamente estaban bajo el dominio de la cortina de hierro , es compartida por Colombia, según conclusiones de un documento elaborado por funcionarios del Instituto Colombiano de Comercio Exterior (Incomex).

Además de las conferencias tendientes a lograr amplios consensos sobre el desarrollo, debe propiciarse la negociación de acuerdos específicos, con objetivos limitados y que no necesariamente deban involucrar el interés o la participación de todos los países, manifestaron aquí delegados internacionales.

En el ambiente existe la sensación de que las acciones de la Unctad han resultado inoperantes hasta el momento y que las naciones industrializadas tienen los ojos puestos en otros foros de mayor decisión como el Acuerdo General Sobre Aranceles y Libre Comercio (GATT).

Tampoco ha dejado de preocupar la propuesta recientemente lanzada por Canada y la Comunidad Europea para crear la Organización Multilateral de Comercio (OMC), que incorporaría los resultados de las negociaciones del GATT en sus diferentes rondas: Tokio y Uruguay.

Esta misma organización cobijaría los temas relacionados con los servicios y la propiedad intelectual. De ser así, se disminuirá aún más el campo de acción de la Unctad, pues en la práctica la OMC entraría a llenar el vació de la Organización Internacional del Comercio, cuyas funciones suplió la Unctad. Propuesta colombiana Colombia defenderá ante la Unctad la tesis de que los países acreedores deben tomar medidas que permitan disminuir la deuda externa a aquellas naciones que adopten políticas económicas sanas .

El ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, reconoció que si bien es difícil pretender que de la Conferencia salgan medidas concretas en este y otros temas, la importancia de la reunión radica en el grado de compromiso que asuman los países, el cual servirá de base para futuras negociaciones en los foros multilaterales.

La delegación colombiana exhortará a las naciones desarrolladas a eliminar las barreras arancelarias y para-arancelarias que dificultan el ingreso de las exportaciones del Tercer Mundo a esos mercados.

Las críticas a los países industrializados se apoyan, entre otros hechos, en que después de haber pregonado las bondades del libre comercio, levantan barreras proteccionistas cuando las naciones menos favorecidas están empeñadas en abrir sus economías y alcanzar el progreso a través del comercio exterior.

Junto al proteccionismo, la delegación nacional hará duras críticas a la corrupción, uno de los culpables del atraso en que se encuentran los pueblos.

La corrupción será abordada como un factor que distorsiona el comercio e impide el desarrollo, al desviar enormes cantidades de recursos de su destino original, precisó Santos.

Este flagelo afecta tanto a países industrializados como a naciones subdesarrolladas, y ataca al sector público y al privado.

En un intento por reactivar la Unctad, que ha perdido capacidad de acción y de compromiso en su labor de buscar un comercio transparente que ayude al desarrollo de las naciones, Colombia propondrá que se establezcan grupos de trabajo interbloques , para discutir temas de interés común.

Actualmente la Unctad está formada por bloques de países, que se agrupan según su grado de desarrollo, de sistema económico y de población en el Grupo de los 77 (naciones menos favorecidas), Grupo B (industrializados), Grupo D (reunía a los socialistas), y China.

Esto favoreció que se presentaran enfrentamientos entre los grupos, principalmente Norte-Sur y Este-Oeste, lo que ha frenado las decisiones que se toman en la Unctad.

La propuesta colombiana pretende que se creen grupos mixtos, para que países desarrollados y subdesarrollados discutan temas de interés mutuo, como sucede con el Grupo de Cairns, formado por 14 países con distinto grado de desarrollo como Colombia, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, que piden la liberación total del comercio agrícola.

Además, se pedirá que se reconozcan las diferencias que hay al interior del Grupo de los 77, ya que en el se agrupan países con intereses heterogéneos y distintos grados de riqueza.

En el Grupo de los 77 tienen asiento naciones africanas, asiáticas, latinoamericanas y caribeñas.

No obstante Colombia, como país anfitrión, aunque defenderá sus intereses, asumirá una posición conciliadora, y tratará de encontrar el consenso en las discusiones. Diplomacia de pasillo Al margen de la Conferencia, la delegación colombiana aprovechará la presencia de las personalidades congregadas en Cartagena para celebrar cumbres bilaterales.

El ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, lleva en su agenda citas programadas con ministros de 18 países, para iniciar negociaciones o consolidar procesos de integración.

Los viejos socios no podían faltar en la agenda. Por eso celebrará conversaciones con los ministros de Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela, para ultimar los detalles del nuevo rumbo que toma el Grupo Andino.

No podía faltar México, país con el que Colombia y Venezuela forman el Grupo de los Tres. Este bloque está próximo a firmar un acuerdo comercial, con miras a otorgarse preferencias arancelarias que faciliten y promuevan el intercambio.

También se concretarán contactos con los representantes de Canadá, país con el que se quiere establecer un Acuerdo Marco de Comercio e Inversión.

Colombia lleva como regla de juego proponer la creación de comisiones mixtas de comercio e inversión, para detectar temas de interés mutuo con posibles socios comerciales.

En la lista de encuentros bilaterales se encuentra Estados Unidos, tradicional socio comercial, y países de la Comunidad Europea, como Inglaterra y Alemania.

Además, se programaron citas con Israel, Checoslovaquia y Hungría.

La delegación nacional hará una diplomacia muy intensa, y lo más probable es que con el correr de los días aumente el número de las entrevistas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
8 de febrero de 1992
Autor
HERMOGENES ARDILA Y MARCELA ESCOBAR

Publicidad

Paute aqu�