Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EN LA ORINOQUIA TODO ES PRESTADO

Un hombre moreno, barrigón, con bigote ralo y la camisa desabotonada hasta la mitad, desciende de un camión y avanza tambaleante como si se le hubiera olvidado caminar. Duró 30 horas manejando entre Bogotá y San José del Guaviare. Se parqueó frente al hotel El Pórtico, donde descargó diez colchones que habían sido encargados por la gerencia de ese establecimiento.

Aquí la gente vive en paz pero en Bogotá creen que el Guaviare está en plena guerra. En otras palabras, aquí todo es prestado, hasta la violencia , dijo el conductor mientras retiraba el vehículo del lugar, dejando el espacio libre para los camperos que movilizaban a los siete gobernadores y los funcionarios del Gobierno central que llegaron a la ciudad para analizar los problemas de la región.

En el salón de conferencias del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), a dos cuadras del hotel, los siete mandatarios regionales pulían los estatutos de lo que será el nuevo bloque de Gobernadores de la Orinoquia, que buscará fusionarse con los de la Amazonia, los santanderes, Boyacá y Cundinamarca, para tener más peso en las decisiones del Gobierno.

El bloque quedó oficializado. También se acordó la puesta en marcha de varios proyectos que incluyen la creación de una Empresa Promotora de Salud (EPS) de la Orinoquia, una industria licorera regional, un canal local de televisión y el montaje de la una financiera. Mejor dicho, la Orinoquia quiere tener vida propia.

Trabajar unidos Los mandatarios sostienen que no hay razón para que los departamentos de la zona continúen trabajando por separado, después del éxito demostrado con la creación de la Nueve Millonaria hace tres años.

Esta empresa constituida por los nueve departamentos que conformaban los antiguos Territorios Nacionales, aporta anualmente para la salud de la región, el triple de los recursos que asigna el Gobierno para este mismo rubro. El gerente de la entidad, Heraclio Vega, dijo que en el 95 se tiene previsto transferir unos 17.000 millones de pesos, correspondientes a las utilidades del 94.

Los Gobernadores de la Orinoquia, cuya zona ha sido catalogada como la capital mundial de la coca y con una población de varios guerrilleros por hectárea, dedicaron dos días a planear y diseñar las estrategias para darle a la región las obras que se están pidiendo desde hace varias décadas.

En la reunión hubo quejas de diversa índole, pero aún así, parecía como si se estuvieran leyendo las memorias de una cumbre similar realizada en 1975, cuando en esa zona solo había problemas y lo poco que llegaba a la región era enviado desde Bogotá. Todo indica que en la Orinoquia sí hay males que duren cien años y cuerpos que los resistan.

Funcionarios importados Fue unánime el rechazo a la costumbre del Gobierno central de nombrar en los cargos de las oficinas regionales de entidades del Estado, a personas desconocidas en la región, sin consultar la voluntad de los administradores locales .

Curiosamente, la mayoría de los mandatarios de la Orinoquia son nacidos en otras regiones del país: el del Meta es nacido en Natagaima (Tolima), el del Guaviare es tunjano, el del Casanare es de Sogamoso, el de Vichada nació en Armenia y el de Guainía es de La Dorada (Caldas).

Los mandatarios, también fijaron su posición en torno a los diálogos de paz. No nos dejan negociar con los grupos guerrilleros, pero tampoco sabemos en qué van las conversaciones con ellos , manifestó Eduardo Flórez Espinosa, gobernador del Guaviare.

Todos son partidarios de los diálogos regionales, porque según ellos, el problema está en su jurisdicción y afecta a la comunidad que los eligió. Sostienen que la posición del Gobierno es algo así como si la inseguridad que se presenta en Bogotá tuviera que ser solucionada por Medellín o viceversa.

La coca no lo es todo Los mandatarios de siete departamentos de la Orinoquia dicen que están cansados de que el país los trate como los malos del paseo, pues la visión que se tiene en Bogotá es que en esta zona solo hay guerrilla y coca.

El país tiene que entender que el Llano apenas está cogiendo la forma de la vida , manifestó Flórez Espinosa.

Campesinos, diputados, concejales e indígenas que asistieron a la reunión dijeron a EL TIEMPO que a pesar de que el Gobierno ha creado diez instituciones que trabajan en la zona, por allá lo único que han visto son aviones y helicópteros de fumigación y Ejército.

Si se mira por su desarrollo, la Orinoquia no queda a 60 minutos del centro del país, en avión, sino a muchos años de atraso , dijo el secretario de Gobierno del Guaviare, Luis Córdoba.

El Gobernador del Casanare, Emiro Sossa Pacheco se comprometió a apoyar los proyectos regionales utilizando como garantía parte de los recursos que recibirá el departamento por regalías petroleras.

Entre tanto, Humberto Tovar Herrera, Gobernador de Guainía alertó sobre la amenaza de la deforestación y deterioro de los recursos naturales que enfrenta su departamento. Además de los recursos para obras sociales necesitamos que el país tenga en cuenta que Guainía hace parte del pulmón del mundo.

El mayor temor radica en la posibilidad de que los cultivadores de coca del Guaviare y otras regiones del país se desplacen hacia el Guainía, lo que pondría en riesgo la biodiversidad y el medio ambiente.

El Gobernador del Vichada, Alvaro Londoño Aristizábal pidió más autonomía para las nuevas administraciones, con el fin de que se pueda dar un verdadero cambio en las costumbres políticas de la región y en la forma de administrar.

A esta petición se sumó el gobernador del Meta, Alfonso Ortiz Bautista, tras señalar que los viejos resabios políticos fueron rechazados por los llaneros durante la pasada contienda electoral, pero que el Gobierno central insiste en mantener en cargos públicos a algunos representantes de corrientes políticas con reducido respaldo popular.

Acciones por el Llano De acuerdo con los gobernadores, uno de los problemas que ha afectado a la región es la el sentido caritativo con que trabajan las cerca de diez entidades del orden nacional, y que han sido creadas para adelantar programas específicos en la Orinoquia y la Amazonia.

Instituciones como la Corporación Araracuara, el Consejo Regional de Política Económica y Social (Corpes) de la Orinoquia; la Consejería presidencial para los nuevos departamentos, la Corporación de Intendencias y Comisarías (Coinco), la dirección de Integración y Desarrollo de la Comunidad (Digidec), la Dirección General de Asuntos Indígenas, el programa de etnoeducación del Ministerio de Educación, la Organización Nacional Indígena (Onic) y la Corporación Promotora de las comunidades Municipales de Colombia, entre otras.

Los mandatarios seccionales no desconocen la labor hecha por estas entidades pero sostienen que buena parte de los recursos que se han canalizado a través de estas organizaciones se han gastado en burocracia.

Los habitantes de la región dicen que por ahora el único plan gubernamental efectivo ha sido la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato.

Protegen a los Nukak Maku Los indígenas Nukak Maku no necesitan de estudios ni apoyo del mundo civilizado.

Bajo este lema, la secretaría de Gobierno del Guaviare inició una campaña para que se respete el territorio de la única comunidad indígena nómada que existe en el país, y que se ha convertido en centro de atención para el mundo.

No permitiremos que personas extrañas a la región introduzcan costumbres ajenas a los indígenas, pues ellos constituyen un patrimonio de la humanidad, aseguró el secretario de Gobierno del Guaviare, Luis Córdoba.

El funcionario denunció la presencia de investigadores extranjeros en el territorio donde los Nukak tienen su asentamiento.

Córdoba dijo además que a cambio de reducir el área de los Nukak, el Gobierno del Guaviare le está pidiendo al Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) que amplíe la zona de resguardo, que actualmente es de 600.000 hectáreas.

Según el funcionario, por ser esta una comunidad nómada, es necesario asignarles un terreno mucho más amplio.

Los Nukak viven de la naturaleza y no tienen un sitio fijo de residencia. Se alimentan de insectos, raíces y aninales mayores. Ellos solo camina, cazan, pescan y duermen.

El gobierno local está preparando una norma a través de la cual se reglamenta el ingreso de otras personas a la región, con el fin de impedir el saqueo económico y cultural de esta tribu.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
27 de abril de 1995
Autor
EDMER TOVAR MARTINEZ

Publicidad

Paute aqu�