Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS ANTECEDENTES DE EL TOMATE

El 24 de noviembre de 1992, Juan Diego Arcila Henao, El Tomate , un delincuente de Medellín a quien la Policía señaló como agente de Pablo Escobar y presunto sicario de policías, fue capturado por el Bloque de Búsqueda, en el sector de Boca Grande en Cartagena. Ocho días después se produjo su trasladado a Bogotá.

El Tomate , quien en diciembre pasado decidió enviar una costosa ancheta al fiscal Alfonso Valdivieso Sarmiento, quien obviamente ordenó la devolución inmediata del obsequio, se identificaba con una cédula falsa a nombre de Juan Alfonso Madrigal López y portaba una pistola Walter 7.65, con la que se enfrentó a las autoridades.

Su hermano Carlos Alberto Arcila, también acusado de pertenecer al cartel de Medellín, fue secuestrado y apareció asesinado en las afueras de Bogotá.

En junio de 1994, el testimonio de un informante permitió al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) advertir sobre la existencia de un plan para asesinar al coronel Gustavo Socha Salamanca, que sería llevado a cabo por la banda de Los Quesitos , de Medellín.

Las autoridades dijeron que hubo una reunión en la cárcel Modelo en la que estuvieron El Tomate , Otoniel Gonzalez Franco, Otto , Juan David Rossi Ramírez, e Ivan Urdinola y otros narcotraficantes para planear el atentado.

El Tomate , es investigado por la fiscalía Regional de Antioquia por los delitos de narcotráfico, enriquecimiento ilícito, porte ilegal de armas, así como por porte de documentos falsos y lesiones personales.

El 17 de noviembre último, los abogados de Arcila acudieron ante el Tribunal Nacional de Orden Público, argumentando que El Tomate había permanecido 700 días en prisión sin que se le resolviera su situación jurídica. Sin embargo, un juez sin rostro dictó medida de aseguramiento contra el convicto por tenencia de elementos de comunicación no permitidos en la cárcel y un fiscal regional de Antioquia lo vinculó formalmente a la investigación que se adelanta en Medellín por los atentados dinamiteros ocurridos en la capital antioqueña y Bogotá, entre 1989 y 1990.

Un proceso enredado Desde el comienzo, el proceso contra El Tomate paso de mano en mano. Inicialmente, el entonces vicefiscal Francisco José Sintura, le pidió al ex Fiscal, Gustavo de Greiff, que lo relevara del caso ante lo que argumentó eran diferencias de criterios con el defensor de El Tomate .

Luego, el caso paso a manos del Director Regional de Fiscalías de Bogotá, Jaime Bautista, quien realizó la sentencia anticipada del proceso contemplada en el Código Penal. La Fiscalía pidió entonces 40 meses de prisión para Arcila.

Después, el caso estuvo en manos de un Juzgado Regional de Bogotá que decidió remitirlo a Barranquilla. Argumentó que entre los delitos que incluía la sentencia se encontraba uno de lesiones personales a un policía, ocurrido en Cartagena.

Sin embargo, cuando el proceso estaba en esa ciudad, el juez que lo recibió dijo que el caso no era de su competencia y lo remitió ante el Tribunal Nacional, que conceptuó que el cambio de radicación le correspondía al Ministerio de Justicia.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
14 de enero de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad