Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Los cinco nuevos narcos del Valle

La mafia del Valle vive un peligroso reacomodamiento tras la caída de los grandes barones de la cocaína en esa región, atormentada por los fantasmas de los carteles de Cali y del Norte del Valle.

Los organismos de inteligencia tienen sobre la mesa los nombres de cinco narcos dispuestos a utilizar su capacidad financiera y militar para seguir los pasos de sus patrones, golpeados por la Fuerza Pública, como el capturado Diego Montoya Sánchez, ‘Don Diego’, o como en el caso de Wilber Alirio Varela, ‘Jabón’, traicionados por sus hombres de confianza.

En la nueva disputa de poder entraron a jugar Gerson Camacho, el ‘Flaco’ Gerson; Ramón, el ‘Loco’ Quintero; Juan Carlos Rivera o ‘06’ y alias ‘Anita’.

De este grupo hay un hombre que llama la atención: cuando los organismos de inteligencia creían que el fin del clan de los Urdinola había llegado a su fin ahora resurge ‘Don H’ o ‘Gilbert’, pariente del capo de capos, Iván Urdinola, y hermano de Jorge Iván Urdinola, la ‘Iguana’, capturado en junio por el Ejército.

Todos ellos, dicen fuentes de inteligencia de la Policía, hacen parte de la tercera generación del cartel del Norte del Valle.

“Tienen el poder económico y militar para disputarles a ‘Combatiente’ (Luis Enrique Calle Serna) y a ‘Diego Rastrojo’ (hombres que trabajaron para Varela) el control de la organización”, afirma un investigador de la Policía.

Las investigaciones indican que junto con ‘Anita’, ‘Don H’ tiene una importante influencia en el área de Zarzal y El Dovio (Valle).

Incluso, las autoridades conocen que los tentáculos de los dos llegan hasta Versalles y su corregimiento El Balsal, así como en La Pradera.

Es más, señalan que para mantener un bajo perfil no se mueven en camionetas, ni siquiera en carros de baja gama, sino en mulas por las laderas de esa región y por supuesto intentan mantener el histórico control sobre el Cañón de Garrapatas.

¿La razón? Pretenden sostener el control de rutas y de laboratorios de coca y de clorhídrato de cocaína que están en esa región, donde Diego Montoya, ‘Don Diego’, era el amo y señor.

Estructuras golpeadas Sin embargo, su fuerza no es la misma luego de que el Ejército golpeara sus estructuras hace un año, primero con la desarticulación de la red de militares activos y retirados que trabajaban para el cartel y luego con la captura de su patrón: ‘Don Diego’.

Por ahora, un pistolero conocido como ‘Hectolargo’ reacomoda el otrora ejército ilegal de ‘Don Diego’, ‘Los Machos’, y ‘Don H’ se ganó el respeto en la zona limítrofe del Chocó con el norte del Valle.

Allí mantiene el control de los laboratorios y la estructura militar y financiera de ‘Don Diego’, según informes de la Policía.

Los secretos de ‘Anita’ A ‘Anita’, las autoridades lo señalan como el hombre que, junto con ‘Capachivo’, guarda los principales secretos de ‘Don Diego’ y le manejó su ala financiera y el listado de propiedades y de testaferros.

“‘Anita’ sabe donde están las caletas con dinero y armas, y también conoce cómo hizo Montoya para sostenerse en Zarzal y el Magdalena Medio durante tanto tiempo a pesar de las recompensas y de las persecuciones de un sector de la Fuerza Pública”, dice un investigador.

Y anuncia que desde ya las autoridades están tras la pista de los nuevos amos del narcotráfico en el Valle.

SIGUE LA GUERRA, GUIADA DESDE VENEZUELA.

Algunas autoridades del Valle creían que con la desaparición de ‘Jabón, y las captura de ‘don Diego’, ‘Capachivo’ y de Gildardo Rodríguez Herrera, ‘el señor de la camisa Roja’, la vendetta entre mafias del Valle disminuiría notablemente.

Pero los homicdios selectivos se siguen registrando. Es más, los investigadores evalúan la capacidad de intimidación que en Cali y Jamundí tiene el ‘Flaco’ Gerson, heredero de ‘Jabón’.

En las zonas no es secreto que sus narcofinanzas y su aparato de sicarios, reunido en oficinas de cobro del sector de Mariano Ramos, en el oriente de la capital del Valle, le ayudaron a sostener la guerra de dos años contra las estructuras de ‘Capachivo’.

La guerra empezó cuando Gerson, quien hacía parte de ‘Los Machos’, se apoderó de un cargamento de coca que era de ‘Capachivo’.

Como resultado de la disputa, que se extendió a las calles de Cali y de Jamundí, ‘don Diego’ le dio la espalda a Gerson, quien no tuvo otra salida que golpear las puertas de ‘Jabón’.

Hoy, todas las pesquisas indican que así como su patrón, Gerson buscó refugio en Venezuela. Sin embargo, desde allí mantiene control del negocio y de las temidas oficinas de cobro de ‘Los Lambert’ y ‘Los 8’.

Al ‘Flaco’ Gerson las autoridades también lo relacionan con ‘Juansinga’, el segundo de su organización; ‘Andrés’, sobrino de ‘Capachivo’ y el ‘Rubio’.

En la baraja de narcos de riesgo los organismos de seguridad tienen en lista a ‘06’, un hombre misterioso a quien las autoridades no dudan en tachar como perverso por los métodos criminales que usa.

A este hombre lo consideran cercano a la organización de ‘Jabón’ y de Ramón el ‘Loco’ Quintero, otra de las fichas del ajedrez criminal en el Valle

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
12 de julio de 2008
Autor
REDACCIÓN JUSTICIA

Publicidad

Paute aqu�