Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ACCIDENTES COMUNES EN LA ESCUELA

Son contados los alumnos que salen invictos al final de año. La gran mayoría llega a tener alguna lesión en la piel: se raspa, se quema, se golpea en la cabeza e incluso llega a perder el conocimiento. También padece esguinces o fractura o tiene alguna lesión ocular.

Y todo porque hay muchachos a los que les da por hacerse los valientes. Los chachos del paseo . El hecho de hacer algo que los demás no pueden lograr les permite obtener una credencial tácita de liderazgo. Pero no siempre aciertan.

En otros casos no son ellos mismos los culpables de los accidentes. Son las precarias condiciones físicas del colegio las que les hace zancadilla. Se resbalan y caen por escaleras lisas e irregulares, deterioradas o sin pasamanos, en suelos resbalosos, con huecos.

Otras ofrecen terrenos con precarias condiciones para realizar actividades recreativas. Tienen materiales de desecho en el suelo e inadecuado mantenimiento de instalaciones deportivas.

Carecen, además, de planes educativos orientados a la prevención de accidentes. Algunos cuentan con ellos, pero se limitan tan sólo a dar información a los menores y no a trabajar en forma periódica sobre el cambio de actitudes y prácticas.

Los maestros deben establecer planes claros de supervisión de las actividades recreativas de los menores en la escuela. La orientación oportuna por parte del maestro puede llevar al niño a no asumir riesgos innecesarios.

Maestro de primeros auxilios Cuál debe ser la intervención del maestro en los casos frecuentes de accidentalidad escolar? Los siguientes consejos los ofrece la revista Alegría de Enseñar.

Ejemplo No. 1 Un niño de 8 años se presenta a la rectoría con un raspón en el brazo derecho.

Qué debe examinar el maestro? Qué tan profundo es el raspón. Recuerde que algunos raspones pueden sangrar bastante, no significando esto que se haya roto una arteria importante. Sin embargo, si el sangrado es abundante y salen pequeños chorritos puede ser que el raspón sea muy profundo y haya comprometido una pequeña arteria.

Qué hacer? Se debe lavar la herida con agua oxigenada o isodine solución (esto no produce ardor). No utilizar alcohol pues además del gran ardor que genera, irrita la herida. Debe retirar todo material extraño de la herida como piedras, pasto o tierra. Deberá luego protegerse el área del raspón con una gasa a la cual se le ha aplicado sulfaplata o ungento con antibiótico. No colocarla seca, pues al retirarla posteriormente será supremamente doloroso y se perderá la costra que se haya formado.

Debe averiguarse por el esquema de vacunación del niño. Si se está seguro de que él recibió todas las vacunas y sus refuerzos, no habrá necesidad de aplicar toxoide tetánico. De no estar seguro, se recomienda aplicarlo, pues en heridas sucias con tierra se puede contraer tétanos.

Ejemplo No. 2 Un niño se presenta con una cortada profunda en el brazo. Sale mucha sangre.

Qué examinar? Asegurarse de que no hay una arteria grande rota. Esto se puede saber cuando al abrir la herida salen chorritos de sangre como propulsados por una bomba de mano. Si hay sangrado de una arteria grande debe hacerse inmediatamente compresión y llevarlo al centro de salud más cercano. Si no hay un sangrado de tales características deberá examinarse si hay materiales extraños en la herida. Preguntar al niño si se siente mareado (el mareo puede deberse simplemente al susto o puede que el niño haya perdido mucha sangre como es el caso en heridas grandes).

Qué hacer? Si se presenta una herida con una arteria rota, inmediatamente se debe aplicar una compresa limpia (tela, gasa) sobre la herida haciendo fuerza. Los torniquetes no deben usarse. Si la persona ha recibido un curso completo de primeros auxilios podrá, en casos muy especiales, tomar la decisión de poner un torniquete.

Si no hay una arteria grande rota se verá una sangrado continuo que puede ser abundante, pero no sale en chorros o pulsando. Se debe limpiar la herida con agua oxigenada o isodine y retirar todo material extraño de la herida. El lavado se debe hacer con algo de presión y abundante agua oxigenada. Después de lavar debe cubrirse la herida con gasa limpia (ojalá estéril) y poner esparadrapo encima con algo de presión (para evitar el sangrado).

Estos casos deberán siempre remitirse al hospital o centro de salud más cercano. También es necesario averiguar por la vacunación. Hay riesgo de tétanos cuando la herida es producida con alambre de púas, clavos, objetos contaminados con tierra entre otros. Deberá entonces explicársele a la madre, acompañante y/o al niño, la importancia de aplicarse el tetanol.

Ejemplo No. 3 Un niño corre tras una pelota, tropieza y cae; presenta un fuerte dolor en el tobillo izquierdo y no quiere pararse.

Qué puede suponer el maestro? Puede ser un golpe de tejidos blandos (piel y músculos), un esguince o una fractura.

Qué debe examinar? Mirar cuidadosamente el sitio donde hay mayor dolor. Si hay fractura o esguince, el área se hinchará rápidamente, se enrojecerá, el niño impedirá que se le toque el área y al pedirle que mueva el pie, se quejará de gran dolor.

En caso de trauma de tejidos blandos, el dolor será leve o moderado. El niño podrá asentar el pie y el movimiento no aumentará el dolor.

Qué hacer en caso de sospecha de...? -Fractura No mover la extremidad ni obligar al niño a caminar o asentar el pie. No aplicar pomadas ni sobar el pie. Se debe consultar al centro de salud u hospital más cercano. Mientras se llega al centro asistencial, se debe inmovilizar el pie con tablillas a lado y lado del pie. Las tablillas se deben asegurar en la parte superior de la pierna y suavemente alrededor del pie. Se debe mantener la pierna en posición horizontal para evitar la hinchazón y un mayor dolor. Se podrán aplicar compresas frías para disminuir la hinchazón inicial.

-Esguince El esguince es una ruptura parcial o total del tendón. Es difícil diferenciar entre un esguince y una fractura. El médico podrá, mediante un examen cuidadoso, dar el diagnóstico. Ante esta dificultad, se recomienda manejarlo como si fuera una fractura.

-Golpe (trauma) tejidos blandos El niño podrá mover o asentar el pie sin que el dolor se incremente mucho. En este caso, se podrán aplicar compresas frías en el sitio del dolor, y se le pedirá al niño suspender por unos días el ejercicio fuerte. Es necesario asegurarse de que no hay esguince o fractura antes de permitir movilidad al niño.

(Recuadro: Análisis de accidentalidad escolar)

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
30 de enero de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad