Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LAS LÍNEAS CALIENTES EN BOGOTÁ Y CALI

Es posible que la próxima vez que alguien toque el timbre en su puerta usted encuentre que se trata de los agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación (CTI) Gómez y Ríos o Rodríguez y Marín.

Desde el sábado 28 de enero cuando el CTI allanó las instalaciones de las centrales telefónicas del Chicó, Centro y Niza, entre otras, en Bogotá, parejas de detectives verifican direcciones y establecen la identidad de los residentes de 130 inmuebles cuyas líneas telefónicas estaban siendo interceptadas ilegalmente.

Otro tanto ocurre desde hace ocho días en Cali, en donde el número de líneas escuchadas sin autorización judicial pasó de las 300.

Hay unas 500 líneas calientes en esta muestra preliminar , explica el director Nacional del CTI, Hernán Jiménez. Sin embargo -advierte- es prematuro señalar quiénes eran los escuchados.

No podemos simplemente tomar el directorio telefónico y decir que una línea pertenece a quien aparece allí. No. Es necesario ir a cada sitio y verificar. Muchos inmuebles pueden estar alquilados y otros pueden corresponder a oficinas oficiales o privadas .

Jiménez recibió el viernes pasado un informe estrictamente técnico con los resultados de las dos diligencias de registro que la Fiscalía decidió practicar para establecer si existía una efectiva correspondencias entre líneas interceptadas y órdenes judiciales previamente expedidas por los fiscales.

En Bogotá, el CTI inspeccionó ocho centrales de un total de 58 que existen y que conectan 1.450.000 líneas telefónicas con cinco mil cajas o armarios situados en los barrios y en los sótanos o zonas anexas a conjuntos residenciales.

Los hallazgos han creado una controversia entre técnicos de la Fiscalía y funcionarios de las empresas de Teléfonos de Bogotá y Cali.

Cada serie telefónica parte de una central con una capacidad que oscila entre las 120 y las 150 mil líneas telefónicas. De hecho, en Bogotá, sólo las centrales del Chicó, Centro y Niza, concentran 450 mil líneas de toda la ciudad.

La controversia El hilo de conducción de la señal está constituido por pares aislados. Cuando Usted encuentra más de un par aislado paralelo al original del teléfono 3333333, por poner un ejemplo, está ante un caso de interceptación telefónica , explica un funcionario de la Fiscalía.

Basta con seguir el par aislado adicional, identificar el punto en el que se bifurca de la línea 3333333 y sale hacia otra línea y entonces es posible saber, por ejemplo, que desde el número 4444444 se escuchan todas las conversaciones que se hacen a través de la línea interceptada .

En los registros realizados por la Fiscalía, los técnicos descubrieron como una línea que nacía en la Central de Puente Aranda y que tenía por destino la Central Ciudad Universitaria estaba siendo controlada con un par aislado adicional que culminaba en otra línea de la Central de las Cruces. Desde ésta última se escuchaban las comunicaciones.

Técnicos y altos funcionarios de la Empresa de Teléfonos de Bogotá tienen, no obstante, otro criterio. El gerente de la ETB, Pedro Buenaventura, observa a ese respecto: nuestra posición es que para poder decir que hay una interceptación tendríamos que poder ubicar a quien llama, a quien recibe la llamada y a quien está oyendo.

La Fiscalía encontró algunos teléfonos con doble pase, pero esos dobles pases se pueden suceder por varias razones: primero, porque haya una orden judicial; segundo, porque estemos cambiando de central o de red o porque estemos haciendo un traslado de números.

Por ejemplo, en la Central del Ricaurte hay en este momento 5000 números con doble pase porque estamos modernizando la central y cambiando la red .

Con todo, el propio Buenaventura acepta: de existir algo anormal en los distribuidores, es evidente que ello tuvo que haberse originado allí porque están a cargo de personal clasificado .

El CTI y los fiscales que practicaron las inspecciones entrarán esta semana en una nueva etapa de las indagaciones y todo apunta a que varios técnicos de las empresas de Bogotá y Cali sean llamados a declarar e inclusive a indagatoria.

Alguien tiene que saber porque un número determinado estaba interceptado y quién pagó u ordenó ello... , enfatiza uno de los investigadores.

Con todo, la verdad es que el fenómeno de las interceptaciones es sumamente complejo. Estas pueden hacerse desde cualquiera de los cinco mil armarios que existen en la calle y que, en palabras del gerente de la ETB, son completamente vulnerables porque las cerraduras han sido destruidas y las cajas están expuestas a cualquiera. Por eso, el viernes estudiamos un nuevo plan de seguridad que costará 600 millones de pesos y cuyo único fin es hacer seguros los armarios .

Las acometidas en edificios e inclusive el cableado aéreo también pueden ser utilizados.

Hay casos en que a un armario callejero han sido conectados grabadores pequeños para captar las llamadas a un teléfono determinado, pero es obvio que nadie va a aparecerse a decir este casete que ustedes confiscaron es mío , observa un funcionario de la Fiscalía.

Por lo pronto, la gran frustración del CTI y los fiscales involucrados en las pesquisas es que, aun cuando en unas semanas se podrá saber quiénes eran los escuchados, no será posible identificar cada uno de los teléfonos desde los cuales se escuchaban las líneas interceptadas.

Seguir cada línea interceptada hubiese exigido un ejército porque de una central puede haber varias bifurcaciones a otras, pero este es el comienzo. Nunca habíamos intentado algo así. Y en el futuro vamos a conocer no sólo quienes son los escuchados sino quienes los escuchan .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
12 de febrero de 1995
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad