Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MARCHA PARA DESALOJAR A LA SECTA TAO

El ataque de la secta Tao a un guardabosques del parque de Virolín, ocurrido el pasado sábado, unió a las autoridades civiles y a la comunidad de 17 municipios en la convocatoria de una marcha campesina para exigir la salida del grupo y la recuperación ecológica de la región.

La víctima de los miembros del la secta fue Jonás Enrique Martínez, quien realizaba una inspección de rutina en el Santuario de Fauna y Flora del Alto del Río Fonce.

Según la secretaria de Gobierno de Charalá, Rosalina Riveros fue atacado a puñetazos y patadas por un grupo de exaltados que le provocaron una conmoción cerebral, Ante la intervención de una patrulla del batallón José Antonio Galán, que se encontraba en la zona, los taoístas se dieron a la fuga y Martínez pudo recobrar el conocimiento minutos después, confirmaron fuentes militares.

La idea de convocar a una marcha campesina con líderes de las provincias de Guanentá y Comunera, surgió el domingo en un foro que presidió el alcalde de Charalá, Angel Cruz Navas y en el que participaron más de 50 representantes comunitarios.

Esta movilización buscará el cumplimiento de la resolución del Inderena que a finales del año pasado sancionó a la secta con 10 millones de pesos y ordenó la destrucción de las obras que ellos han ejecutado en el parque, tras comprobar un aprovechamiento ilegal, deforestación y depredación de los recursos naturales.

Los asistentes al foro se comprometieron a constituir una organización coordinadora de la marcha que reclamar la presencia de una veeduría internacional de Derechos Humanos como Pax Cristi, Amnistía Internacional o Transparencia.

En este sentido, el obispo de San Gil, monseñor Leonardo Gómez Serna gestiona en Europa la vinculación de una de esas organizaciones, dado que los taoístas anunciaron que están dispuestos a lo que sea para no permitir que los saquen del Santuario .

El mandatario local y un grupo de líderes se dirigió al corregimiento de Virolín para tranquilizar a la comunidad y recomendarles que se abstuvieran de responder a los ataques de la secta, que hace más de una semana saboteó la elección de la junta de acción comunal.

Esta comisión hizo el recorrido de 30 kilómetros a pie, debido a que los taoístas regaron tachuelas en la carretera para pinchar los carros.

El defensor del pueblo (e) de Santander, Jorge Enrique Calero, dijo que espera ser informado oficialmente sobre los incidentes de este fin de semana.

No obstante, según los habitantes de la región esa oficina tiene conocimiento de todos los desmanes de la secta y no ha hecho nada en favor de la población que vive alrededor del parque.

Calero dijo que el guardabosques Martínez fue denunciado por los Tao el pasado 22 de abril junto con el jefe del programa del santuario, Libardo Suárez Fonseca; el director de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), Joselín Díaz Aguillón y varios funcionarios de la Procuraduría y Fiscalía de San Gil y Charalá, por los presuntos delitos de tentativa de homicidio, prevaricato y abuso de autoridad.

El comandante de la V Brigada, brigadier general Rafael Morales, desmintió las versiones que hicieron circular los taoístas este fin de semana, en el sentido de que los militares sobrevolaron el parque y dispersaron un veneno, el cual habría afectado a 60 miembros de esa comunidad.

Agregó que sus tropas hacen una presencia normal en esa zona y que no procederán a ejecutar acción alguna para recuperar el parque, hasta tanto las autoridades competentes lo ordenen.

El secretario de Gobierno departamental, Jorge Gómez Villamizar, dijo que las personas que sean atacadas por la secta deben colocar los denuncios y con base en estos las autoridades pueden actuar y en este sentido estamos a la espera de un informe oficial de los últimos hechos de Charalá para proceder .

El próximo 14 de febrero, el gobernador de Santander Mario Camacho Prada presidirá una reunión en Bucaramanga, con la participación de los alcaldes de Gámbita y Charalá, el Ejército, el Ministerio Público y la Fiscalía, para determinar cómo recuperar el parque sin provocar disturbios de orden público.

Entre tanto, en Charalá y Gámbita, esperan para los próximos días la llegada de Gómez Serna para definir la fecha de la movilización campesina.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
8 de mayo de 1996
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad