¿A dónde va a parar la plata del Soat?

¿A dónde va a parar la plata del Soat?

Mientras muchos propietarios de automóviles particulares, de servicio público y motociclistas ‘saltan matones’ cada año para poder comprar el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat), gran parte de esa plata reposa en un portafolio que le da excelentes rendimientos financieros al Estado.

02 de febrero 2008 , 12:00 a.m.

Cada vez que usted compra el Soat, no solo se está protegiendo a sí mismo, también a los peatones y pasajeros que, eventualmente, se vean involucrados en un accidente de tránsito. Pero, además –si le sirve de consuelo–, le está ayudando al Gobierno a resolver sus problemas fiscales.

¿Por qué ocurre esto? A 31 de diciembre del año pasado, en la subcuenta de Riesgos Catastróficos y Accidentes de Tránsito (Ecat) del Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga) reposaban más de 1 billón 411 mil millones de pesos distribuidos en un amplio portafolio (CDT y Títulos de Tesorería TES) que, según cifras de la Superintendencia de Salud, le reportaron utilidades por más de 151 mil millones de pesos.

Esa plata (parte de lo que el usuario paga por el Soat), es la que el Fosyga destina para cubrir los gastos de accidentes de tránsito, cuando el propietario de vehículo no tiene Soat, la póliza está vencida o es falsa o para los casos de los llamados ‘carros fantasma’.

HELGON.

- Cada cual recibe su parte El Soat tiene varios componentes que se distribuyen de la siguiente forma: Para el caso de una moto de 100 a 200 centímetros cúbicos: a partir del primero de febrero tendrá que pagar 245.980 pesos por la póliza, de los cuales, 163.987 corresponden a la prima emitida.

La Ley 100 de 1993 establece una contribución adicional equivalente al 50 por ciento del valor de la prima, es decir, 81.993 pesos, que van al Fosyga; y las matemáticas siguen: de los 163.987 pesos que la aseguradora registra como prima, el 20 por ciento también se destina al Fosyga, es decir, 32.797 pesos, y el 3 por ciento va al Fondo de Prevención Vial (4.920 pesos).

El Fosyga recibe el aporte del 50 por ciento de los usuarios y el 20 por ciento de las compañías de seguros (81.993 + 32.797 = 114.790), el 47 por ciento del total recaudado (en este caso, 245.980 pesos).

El Fondo de Prevención Vial, por su parte, recibe el 3 por ciento de las primas emitidas (4.920 pesos), equivalentes al 2 por ciento del total recaudado.

La compañía de seguros cobra al público la prima definida por la Superintendencia Financiera y debe hacer contribuciones al Fosyga y al Fondo de Prevención Vial (163.987 - 32.797- 4.920 = 126.269), que equivale al 51 por ciento del total recaudado.

Los 126.269 pesos son realmente los recursos con los que cuenta la aseguradora para pagar por las indemnizaciones de accidentes de tránsito, constituir las reservas establecidas por ley y cubrir sus gastos de operación.

Accidentes matan el Soat En los casos de accidentes de tránsito, el Soat cubre gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios, hasta 500 salarios mínimos diarios legales vigentes (s.m.d.l.v.); por incapacidad permanente, hasta 180; por muerte, 600; gastos funerarios, hasta 150; y por gastos de transporte y movilización de las víctimas, 10 salarios mínimos diarios legales vigentes.

Cuando el costo de estos servicios supera estos valores, el Fosyga los asume con los recursos de la subcuenta Ecat, sin embargo, estos representan un bajo porcentaje pues la gente ha tomado conciencia de la importancia de tener el Soat. (Ver ‘Nivel de asegurabilidad’). En estos casos, una vez se atiende a las víctimas, el Fosyga inicia una acción de repetición contra el responsable, en otras palabras, un proceso para recuperar el dinero, que puede terminar en el embargo de los bienes. Si la persona se declara insolvente, no hay nada qué hacer.

En este seguro –explica Ricardo Gaviria, director de la Cámara Colombiana del Soat– hay dos términos fundamentales que es preciso aclarar: la accidentalidad y la siniestralidad.

“El primero se refiere al choque como tal, al evento o colisión de los vehículos, y el segundo corresponde a los pagos que se efectúan en la atención de las víctimas que se producen como consecuencia de los primeros”, añade el ejecutivo.

El aumento del parque automotor y de la tasa promedio de accidentalidad, que desbordaron la capacidad económica para sufragar los gastos de atención de las víctimas, son las razones que determinaron el incremento de las tarifas del Soat, que empezaron a regir desde ayer.

El año pasado, de cada cien motocicletas con Soat, 15 se accidentaron, mientras que en autos familiares, la proporción fue de 1,5 por cada 100. Los carros particulares tienen un incremento considerable en la tarifa del Soat, pero en su caso no se debe a la accidentalidad, sino a que son mayoría y, por lo tanto, subsidian al resto de vehículos.

Hoy, el costo de los accidentes supera a lo recaudado en primas en 42.500 millones de pesos.

¿Eliminar el Fosyga? La pregunta que muchos se hacen, es: ¿por qué se incrementan las tarifas para los usuarios, si hay cerca de un billón y medio de pesos provenientes del recaudo del Soat en cuentas del Estado? La respuesta es que así lo estipula ley.

A septiembre del año pasado, el Fosyga recibió recursos por 342 mil millones de pesos y el Fondo de Prevención Vial 14.700 millones.

- ¿QUÉ ES EL SOAT? Es un seguro obligatorio para todos los vehículos automotores que transiten por el territorio nacional.

Ampara los daños corporales que se causen a las personas en accidentes de tránsito, incluidos los autos extranjeros que circulen por el territorio nacional. Excluye vehículos que se movilicen por vías férreas y la maquinaria agrícola.

¿Qué pasará con las pólizas expedidas antes del primero de febrero del 2008 que no fueron cobijadas con el alza? Serán válidas hasta el cumplimiento de su vigencia, no tendrán cambio ni de cobertura ni de precio.

¿Es posible que una compañía de seguros se niegue a expedir el Soat? No. Las compañías de seguros que tienen autorizado el ramo de seguro obligatorio de accidentes tienen la obligación de expedir la póliza a quien la solicite.

Si una compañía de seguros autorizada para expedir el Soat se niega ¿ante quién me puedo quejar? Se puede presentar la queja por escrito a la Superintendencia Financiera de Colombia vía correo, fax, correo electrónico o formularla personalmente en la Calle 7 No. 4-49, en Bogotá.

Fuente: Superintendencia Financiera

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.