Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL FOGÓN DE LOS REPUESTOS

La zona repuestera comprendida entre las calles 5a. y 9a. , y de la Avenida Caracas a la carrera 30, es la que inició el mercado de autopartes en Colombia.

Se la conoce popularmente como el fogón , debido a que fue allí donde se cocinó el primer gran centro comercial de autopartes del país.

La historia de esta zona se remonta a hace más de 50 años, cuando la industria automotriz del país apenas daba sus primeros pasos.

Los automóviles Austin, De Soto, Oldsmobile e Indian eran los que movilizaban al país. Y fue en el sector comprendido entre las calles 8a. y 10a, y las carreras 14 y 16, donde se localizaron quienes proveyeron los repuestos para las reparaciones de entonces.

Marcolino Eslava, uno de estos pioneros, que lleva más de 35 años con su almacén, afirma con orgullo que es allí, en la zona 1, donde el consumidor consigue todo lo que se necesite para vehículos de transporte pesado, carga y de pasajeros, además de toda clase de repuestos para la amplia la gama de carros estadounidenses.

Qué se consigue Según Gonzalo Hoyos, propietario de un almacén de repuestos para vehículos Chevrolet, Dodge y Chrysler, las características principales de este sector repuestero son: primero, el bajo costo de las autopartes, debido a que es allí donde están localizados los importadores directos.

Segundo, gracias a la tradición de más de 50 años, el surtido es el más extenso de la ciudad. Allá es posible encontrar piezas de los legendarios Studebaker hasta de las marcas y modelos de moda. Un costoso inventario en bodega les asegura la permanencia en el mercado.

Y tercero, al ser importadores directos y tener tantos años de experiencia, pueden ofrecer artículos de excelente calidad.

Actualmente la zona ha emprendido el camino de la diversificación. Ya comienzan a verse almacenes de autopartes para vehículos europeos y japoneses, lo que da una mayor cobertura del mercado automotriz nacional.

El triángulo de las Bermudas Un comerciante, cuyo nombre pidió no ser revelado, dice que todo tiempo pasado fue mejor, debido a que hoy día la desprotección de las autoridades distritales tienen en jaque a los comerciantes vecinos.

Los problemas comenzaron desde la construcción de la Troncal de la Caracas, porque se prohibió el parqueo de vehículos, y, además, porque los paraderos de los buses se convirtieron en nidos de atracadores que ahuyentan a los clientes , continuó.

Otro de los problemas que aquejan a los comerciantes del sector, y en consecuencia a los clientes, es la venta de repuestos robados.

La falta de vigilancia de las autoridades ha permitido el establecimiento de reducidores de vehículos que, posteriormente, comercializan las piezas a un menor costo.

Paradójicamente, el sector se encuentra entre las Estaciones 14a. y 24a. de la Policía y el Batallón Ayacucho del Ejército Nacional. Es por tal razón que se le denomina el Triángulo de las Bermudas.

Ante tal circunstancia, los comerciantes han iniciado acciones para recuperar el sector. La primera fue la contratación de vigilancia privada para proteger en el día a los clientes, y en las noches a los establecimientos comerciales.

También han convocado a la Alcaldía menor de los Mártires, a la Junta Administradora Local, a la Dijín, a la Policía Metropolitana, al Das, y otros organismos, a la organización de consejos de seguridad para la rehabilitación del sector.

Lo que piden los propietarios de los almacenes es una mayor continuidad en los programas de seguridad, porque, cada dos o tres meses están rotando al Comandante de la Estación de Policía.

Esta situación provoca que cada nuevo Oficial, mientras se entera de las necesidades del sector, deja en suspenso las medidas urgentes.

Otra solución que han propuesto es que Fasecolda (Unión de Aseguradores de Colombia), no remate a los particulares los automóviles accidentados y que se dan por pérdida total, sino que los entregue a las compañías siderúrgicas y de fundición para que los reciclen.

Con esto se evitaría la comercialización de las partes en buen estado, pero de segunda.

El espacio público Otro problema del sector es la instalación de talleres callejeros.

Estos impiden el normal desplazamiento por los andenes de los clientes, lo que le da un aspecto sucio y desorganizado.

También la recolección de basuras presenta inconvenientes. El servicio es irregular y a veces pasan semanas sin que el camión se aparezca por el sector.

Los comerciantes han pedido a la Alcaldía menor del sector pronta solución a estos inconvenientes, pero la reubicación ha sido imposible.

Dónde parquear Varios propietarios de almacenes están tratando de negociar con el Distrito la compra a bajo costo de algún lote o casa en ruinas cercano al sector, para la construcción de un edificio de parqueaderos.

Mientras esto ocurre, las calles continuarán siendo el espacio para dejar el vehículo mientras se realiza la compra.

Para evitar los robos, se contrataron vigilantes de una compañía de seguridad privada.

Es evidente que si bien la zona aqueja varios problemas, los comerciantes están trabajando por la rehabilitación y reactivación de, quizás, el más representativo centro de repuestos, si no de Colombia, al menos sí de Bogotá.

Cuidado al comprar - Evite a toda costa comprar repuestos robados. Estos los ofrecen vendedores ambulantes. Piense que el próximo repuesto comercializado puede pertenecer a su carro.

- Cambie el parámetro del precio como punto de comparación. A veces el repuesto más barato no es de buena calidad, ni el más caro el mejor.

- No crea en la caja ni en el empaque. En Bogotá existen muy buenas litografías en donde se fusilan los logos originales de marcas reconocidas de repuestos. Destape la pieza y fíjese en el terminado y el lugar de procedencia.

- Pregunte al vendedor cuáles son los términos de la garantía, en caso de que la autoparte falle.

- Cada vez que compre, pida factura con IVA, para poder reclamar.

- Trate de comprar en establecimientos afiliados a la Asociación Nacional de Autopartistas (Asopartes). En caso de reclamo, este organismo mediará entre usted y el almacén para dar alguna solución.

- Pida el visto bueno del mecánico que va a instalar la pieza. Si éste la acepta, es porque el repuesto es de calidad.

- Recuerde que diariamente ingresan al país toneladas de repuestos de segunda mano. Estos, aunque son comprados en el exterior como chatarra y por lo tanto son legales, ya han sido usados y su vida útil se acorta considerablemente.

Croquis del sector repuestero - Comprende los barrios Voto Nacional, La Pepita, La Estanzuela y Ricaurte. Es decir, entre las calles 5a. y 9a. , y de la Avenida Caracas a la carrera 30, - Según estudios de Asopartes, se contabilizaron cerca de 3 mil establecimientos comerciales, entre almacenes de repuestos para vehículos y maquinaria industrial y talleres de mecánica, entre otros.

- Las vías de acceso al sector son la calle 6a., la Avenida Caracas, la calle 13, la carrera 18 y la carrera 30.

- El Bronx está situado detrás de la iglesia del Voto Nacional. Evite transitar por allí, debido a la inseguridad.

- La carrera 15 es la dura del sector. Es allí donde se localizan los almacenes de mayor surtido.

- A lo que se conoce como La Playa , es el sector de talleres de mecánica automotriz incluido en esta zona.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
17 de marzo de 1995
Autor
JUAN CARLOS VARGAS

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad