Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

DE GAMINAS A TRABAJADORAS DEL SEXO

Se fueron de la casa porque las golpeaban y lo primero que hicieron fue ser gaminas. Allí las iniciaron en el oficio y ahora se comercia con ellas porque representan altos ingresos para los propietarios de sex-shows. odos los días al caer la tarde, en las zonas de tolerancia del centro de la ciudad comienzan a deambular chiquillas de no más de 9 años que tienen una profesión dolorosa: son prostitutas. Un grupo de profesionales de la Cámara de Comercio de Bogotá se dió a la tarea de buscarlas, contarlas, (son 2.959) y averiguar sobre las causas que las llevaron a desempeñar ese trabajo, cómo viven y qué esperan de la vida.

Tomaron la zona centro comprendida por 12 barrios: La Alameda, Las Nieves, El Voto Nacional, La Veracruz, La Catedral, Santa Inés, Santa Bárbara, Las Cruces, La Capuchina, San Bernardo, Santa Fe y La Candelaria.

Y hablando con cada una de ellas, los profesionales se dieron cuenta que la principal causa por la que están en la calle es por la violencia familiar, (maltrato por parte de padres y familiares), pero unido a otro elemento: la violación, causada por padres, padrastros, tios o familiares cercanos.

Pero también existen otras causas: como que los padres la abandonaron, quedó embarazada, quería vivir con un muchacho, recibía constantes insultos y agresiones físicas o estando en la casa ganaba algunos pesos por algún oficio que ejercía y creyó que si se iba podría mejorar los ingresos.

Una vez en la calle, enfrentada a los peligros que ello encierra la primera actividad que ejerció la mayoría de esas niñas es el gaminismo. Dice el informe: la gallada tiene sus propias reglas, por ejemplo, las personas que pertenecen a él, deben contribuir con su sostenimiento económico y colaborar en la vigilancia de la zona, aprender a salir en manada, a desvalijar carro, a atracar transeúntes y a colaborar como carnada para atrapar algún cliente .

Como se trata de niñas, ellas son más vulnerables al abuso de los clientes y de los muchachos que conforman el parche . En la mayoría de los casos, dice el documento, las niñas se han iniciado en la prostitución con los miembros de la gallada , a cambio de protección, droga o comida.

Cómo entran? Lo cierto es que existen muchas casas en donde la violencia familiar es pan de cada día y aún así las niñas no ejercen ese oficio. La causa es que existe otro elemento: el enganche.

El 30% de las niñas dijeron que fue una amiga quien las aconsejó; el 27% que fue su propia madre, de lo que se deduce que son hijas de trabajadoras sexuales que se ven en aprietos económicos y precisadas a vincular a sus hijas a este oficio para mejorar los ingresos.

También está el novio o que acudieron a un lugar por un aviso clasificado aparecido en un periódico buscando meseras o masajistas pero pocotiempo después de ejercer ese trabajo las ingresan al oficio bajo amenazas, violación y agresión.

En dónde trabajan? Existe una clara tendencia de las niñas a trabajar en el mismo sitio (así lo respondieron el 78% de las encuestadas) y eso se debe a la existencia de compañeros conocidos, lo cual contribuye a su propia seguridad y protección.

Pero además, muchas de las niñas no conocen otro sitio y los dueños de las establecimientos las cuidan de agresiones, aunque esa protección y estabilidad en muchos casos se convierte en cautiverio.

Solo cambian de sitio por peleas con las compañeras, dificultades con la policía, riñas con los clientes o la inseguridad del sitio.

Es de anotar que por ser niñas y vivir siempre en medio de la violencia ellas aprenden a defenderse de la misma manera. El 55% se defiende con puñaladas, con puños o en un pequeño porcentaje toma trago, se droga o manda al compañero a arreglar la situación.

Los sex-shows La mayoría de las niñas están ubicadas en los sex-shows. En esos lugares las menores están disponibles en dos turnos de 2 p.m. a 8 p.m. y de 8 p.m. a 2 a.m.

Allí consumen licor, hacen strip tease, pasan rato con los clientes sin tener que salir del establecimiento y reciben una suma determinada por ficha de acuerdo con el consumo de licor de los clientes.

Un propietario de esos establecimientos describe así la situación: cuando de mis ocho muchachas ya mayores cambié cuatro por menores de 17 años, mis ganancias aumentaron y pude establecer otro negocio con el mismo sistema. A la policía, cuando viene, les permitimos entrar porque esto es privado, les gusta el show y no preguntan la edad. Y si lo hacen, ellas contestan que tienen 18 cumplidos .

Pero también trabajan en las residencias, en la calle, las tiendas de barrio, las tabernas, los reservados, la propia casa o los sitios donde se expende la droga.

Cuánto ganan? Ellas no saben cuánto ganan al mes pero los investigadores les pidieron hacer un cálculo diario y los ingresos varían de 40 mil pesos hasta 320 mil pesos, de tal manera que el promedio para la mayoría es de 131 mil pesos.

Los ingresos constituyen un espejismo dice el informe pues hay épocas en que no reciben nada, mientras que las obligaciones sí son constantes, ya que diariamente gastan en alimentación, vivienda, droga, subsidio al compañero, cuota para el parche y personas a cargo.

Quienes más ganan son las que trabajan en el sex-show, cuyo ingreso promedio es de 156 mil pesos, y le siguen quienes laboran en las tabernas, cuyo promedio es de 135 mil pesos.

La razón fundamental es que en estos sitios, como ya se mencionó a la chica se le da una ficha que se traduce en dinero de acuerdo a la cantidad de licor que consuma el cliente.

La edad también influye. Quienes tienen entre 14 y 17 años ganan en promedio 141 mil pesos mensuales, en cambio las niñas entre 9 y 10 años ganan 42 mil pesos.

Aunque aparentemente las cifras son altas, ellas viven al día porque sus gastos están por encima y porque ademas de tener que pagar arriendo y comida invierten en la droga y eso les quita mucho dinero.

Pero aún así, esas 2.956 personas son niñas en busca de afecto.

Poco saben sobre el sida Una de las características de estas chiquillas es el desconocimiento generalizado de las enfermedades de transmisión sexual y del sida, situación que no intentan superar debido a su baja autoestima.

El 52% de las entrevistadas ha padecido alguna enfermedad de transmisión sexual como sífilis, condiloma, gonorrea, piojo vaginal y chancros.

Frente a la enfermedad son muy pocas las que acuden al médico. La mayoría (37%) no hace nada, el 27% se autorreceta con las graves consecuencias para ellas mismas y para sus clientes.

Y ni siquiera saben qué enfermedades pueden padecer por practicar la prostitución: el 47% no sabe.

En cuanto al sida tampoco tienen información ni claridad sobre lo que es. Dicen que la mayoría de lo que han sabido lo leyeron en revistas o lo vieron en la televisión.

A pesar de ese desconocimiento, el 45% utiliza condón en las relaciones. No obstante si el cliente sugiere pagarles más a cambio de no hacerlo, acceden fácilmente a la petición.

Cuando les preguntaron qué es el sida, las explicaciones no son muy concretas: causa la muerte , de transmisión sexual , y enfermedad que reduce las defensas .

La historia es la misma Entrevista a una niña de 12 años que ejerce su actividad en el centro de Bogotá: Cuánto tiempo hace que ejerce la prostitución? Hace dos años.

De dónde viene? De Villavo.

Y que hacía en Villavo? Trabajar.

A qué edad empezó a hacer ratos ? (tener clientes).

A los nueve.

Quién la llevó a hacer ratos por primera vez.

Una tía.

Dónde esta esa tía? Por aquí anda... trabajando en lo mismo.

Y tu mami? No sé dónde está.

Por qué saliste de tu casa? Porque un cuñado me violó y entonces esas viejas me sacaron.

Sabes qué es el sida? No señora.

Alguna vez has tenido una enfermedad de transmisión sexual? Pues la enfermedad esta que me salió aquí en la vagina.

Consumes marihuana o pegante? Ah sí, marihuana y pegante.

Cuántas veces al día? Pues... todo el día.

Te gustaría volver con tu papá o tu mamá? No.

Me gusta ser libre Nombre: Susana o cualquier otro nombre Edad: entre 9 y 17 años.

Documento de identificación: El 60% no tiene tarjeta de identidad, es decir, no existen para el Estado.

Lugar de nacimiento: 60% en Bogotá, el 10% viene del Valle del Cauca y el resto de Cundinamarca, Meta, Santander, Boyacá y Caldas.

Estudios: El 42.5% tiene la primaria incompleta. El 15% no tiene educación.

Estado civil: El 74% soltera, 15% unión libre, 7.6% separada y 2.6% viuda. (cuando se habla de viudez es que les mataron al compañero).

Hijos: El 60% tiene un hijo y el 15% más de tres.

Quién cuida a los niños: 35% otra señora, 28% la abuela y 21% no tiene con quien dejarlos. (En esta última cifra se deduce que durante su trabajo los pequeños están presentes).

Profesión: Trabajadora sexual (llevan entre 1 y 6 años).

Quien les enseñó: El 30% lo vinculó una amiga y el 27% la madre.

Dónde viven: el 60% con una amiga, el 21% con el novio y el 6.5% con la mamá.

Trabajo del padre: El 32% no sabe, el 20% esta sin empleo, el 10% pide limosna.

Trabajo de la madre: El 22% prostitución, el 17% expende droga, el 13% trabaja en un restaurante.

Trabajo del padrastro: El 42% sin empleo, el 12% expende droga, el 12% no sabe.

Quieren salir?: El 30% no quiere rehabilitarse, el resto sí por causas como salir adelante, dejar la droga, vivir con seguridad y tranquilidad. Quienes no quieren salir dijeron que preferían seguir porque me gusta ser libre .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
23 de noviembre de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�