Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

LOS MEJORES Y LOS PEORES COLEGIOS CALENDARIO B

Hace 32 años, procedente de Dakota del Norte, en los Estados Unidos, llegó un grupo de monjes benedictinos con la idea de fundar un colegio para varones. En ese entonces, el desconocido plantel ofrecía a través del periódico, formación bilinge, y prometía ampliar los cursos hasta completar la secundaria ya que solo tenía hasta segundo de bachillerato. Hoy, ese colegio, el San Carlos, ocupa el primer lugar en el país entre los de calendario B.

Como ese, hay otros 850 planteles que pertenecen a ese calendario, ubicados básicamente en los departamentos del Valle, Nariño, Cauca y Putumayo.

Y EL TIEMPO, a través de su sección de educación, se los presenta hoy clasificados de acuerdo a sus resultados en las últimas pruebas del ICFES.

La excelencia vino de Dakota Atrás quedó el plantel desconocido que promocionaba su formación bilinge por el periódico, prometiendo ampliar los cursos hasta completar la secundaria ya que solo tenía hasta segundo de bachillerato. Era 1961.

Ahora nadie desconoce su nombre y reputación de colegio de calidad académica sobresaliente, en donde han estudiado personajes como los nietos del general Gustavo Rojas Pinilla y los sobrinos del ex presidente Carlos Lleras Restrepo y los hijos de Misael Pastrana Borrero.

El San Carlos fue fundado hace 32 años por monjes benedictinos procedentes de Dakota del Norte en Estados Unidos, que llegaron a Bogotá con la misión de fundar, administrar y conservar un colegio para varones.

Sus estudiantes de último grado se se han destacado por los buenos puntajes en el examen del ICFES. En este año, en la prueba de marzo, el Colegio obtuvo el primer puesto dentro del grupo de planteles educativos de calendario B.

Del puntaje, que es sobre 400, el colegio ha tenido promedios superiores a los 350. Por ejemplo, en 1990 y 1991 obtuvo 359; en 1992, 353 y en este año, 360.

Cuál es la clave? El sacerdote Francisco Wehri, rector del colegio, lo resume en una sola palabra: exigencia. Según Wehri, en el San Carlos están los alumnos que obtuvieron los mejores exámenes de admisión. En Primaria sus profesores les enseñan todas las materias en inglés; y en secundaria, desde sexto hasta noveno grado, estudian matemáticas en textos escritos en ese idioma.

Al referirse a las materias del colegio, Wehri habla con orgullo de las matemáticas y el inglés. Los resultados son tan efectivos, dice, que siempre se han destacado en las olimpiadas de matemáticas, física y computadores a nivel nacional e internacional.

Para la prueba del ICFES, los jóvenes en su mayoría escogen la electiva de inglés porque saben que ese es su fuerte y porque les permitirá tener buenos puntajes. Los profesores tienen mucho que ver en estos logros. Siete de ellos, por ejemplo, están dando clases en universidades. , dice Wehri.

Y ni qué decir de su desempeño sobresaliente en los campeonatos deportivos que organiza la Unión de Colegios Internacionales (Uncoli). Ese es otro de los fuertes y orgullo del Colegio San Carlos.

Deportes, artes, música, teatro, periodismo, vigías de la salud y alfabetización son positivas en el colegio para la formación de sus alumnos , dice Wehri.

El sueño del norte acaba con la educación Cali La mirada de los jóvenes de Buenaventura está en los north , como ellos llaman a Estados Unidos. Las historias que cuentan quienes regresan o los dineros que envían los familiares promueven ese anhelo de viaje.

Esta situación afecta el deseo de estudio en los jóvenes, que en un buen porcentaje asiste a un colegio por compromiso. Parte de esta situación se refleja en el bajo puntaje que obtuvo en las pruebas del ICFES el Colegio San Francisco de Asís de Buenaventura, según la coordinadora del plantel Guillermina Caicedo Yepes. En el colegio, que es privado y mixto, se reciben estudiantes de secundaria en tres jornadas que se ofrecen en un local con ocho salones. Hay alumnos que regresan al estudio después de abandonarlo hasta por tres años. Además, se ven jóvenes de 22 y 24 años terminando bachillerato o apenas empezando.

EL TIEMPO conoció que en el plantel, de propiedad de Guillermo Caicedo, quien hizo hasta cuarto grado de secundaria en técnicas de construcción y luego se graduó como bachiller con especialidad en educación, trabajan cinco de sus familiares. Algunos estudian o tienen licenciatura por el sistema de educación a distancia con la Universidad del Quindio. Otros profesores también obtuvieron su licenciatura por esa modalidad.

Varios de los estudiantes dijeron que el nivel académico es bueno y que desconocían que el plantel presentara un bajo puntaje en las pruebas del ICFES. Para las clases de física y química no hay laboratorios, pero de acuerdo con el propietario, hay un convenio con la Universidad del Valle, sede Buenaventura, para estas prácticas. En el plantel reciben además clases de sistemas.

Para los educadores, los salarios oscilan entre 600 y 1.000 la hora. Muchos de ellos coinciden en señalar su esfuerzo porque el estudiante tome conciencia de que más allá del dinero en un país lejano tienen que labrarse su porvenir en Colombia, educándose. Este es un problema que debe enfrentar toda Buenaventura comenta el rector Clemente Viáfara.

Entre tanto, en el colegio se dictan curso de pre-ICFES y conocimiento de las metodologías de los cuestionarios de evaluación para hacer menos traumático el instante de las pruebas a los estudiantes.

(VER LISTAS EN LOS TOMOS)

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de noviembre de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad