La corrupción sacude a Pdvsa

La corrupción sacude a Pdvsa

La estatal petrolera Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), además de miles de millones de dólares, hoy también le produce grandes dolores de cabeza al presidente Hugo Chávez, quien desde hace semanas trata de responder a las denuncias de corrupción que han hecho no solo periodistas, sino sus propios diputados chavistas en el seno de la Asamblea Nacional.

15 de agosto de 2007, 05:00 am

Aunque estos últimos no se han atrevido a dar un monto del posible daño patrimonial causado a la empresa por manejos fraudulentos, un par de periodistas del diario venezolano Reporte de la Economía entregaron al parlamento los documentos de 63 denuncias, que supuestamente prueban una pérdida o malversación de, al menos, 7.500 millones de dólares en Pdvsa.

A esta, se suman las denuncias de un ex diputado opositor, Julio Montoya, quien dice tener pruebas de manejos fraudulentos en la empresa por más de 4.000 millones de dólares.

Una de las denuncias más importantes de Reporte es el sobreprecio en taladros chinos que habría comprado Venezuela, facturados en 5 millones de dólares cada uno, pero cuyo precio unitario final fue de 30 millones. Dicen que, como esas, tienen denuncias de sobreprecio de combustible y hasta de tráfico de drogas en buques petroleros venezolanos.

Pero fue la propia Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional la que explotó el polvorín, cuando llamó a declarar a Luis Vierma, vicepresidente de Extracción y Producción de Pdvsa.

Allí, este reconoció haber autorizado la contratación, vía adjudicación directa (sin licitación), de una empresa llamada Constructora Interbolivariana S.A, por 148.000 millones de bolívares –casi 70 millones de dólares–, por el alquiler de 30 equipos de perforación y un taladro.

Los diputados denunciaron que Pdvsa contrató sin licitación a la firma Consultores y Servicio de Mantenimiento Mecánico (Cosmaca) por 2.000 millones de bolívares (930.000 dólares), cuando el capital de la empresa era de solo 370.000 dólares, y esta fue vendida a otra empresa 5 días después de firmar con la petrolera.

Empresas colombianas La primera empresa fue creada en Colombia en el 2001 y aparece registrada en Venezuela con el nombre de un solo empleado. Cosmaca también aparece como una empresa colombiana y la última vez que se inscribió ante el Registro Nacional de Contratistas de Venezuela fue en el 2004, solo con cuatro empleados.

El diario El Nuevo Herald asegura tener documentos que constan que Pdvsa contrató a la aseguradora Seguros Constitución, que cobra con sobreprecio de más de 100 millones de dólares al año. Esta empresa estaría asociada con la sucursal en Colombia de la aseguradora Cooper Gay, con sede en Londres.

Mientras Vierma dijo que firmó “con toda confianza” los papeles de adjudicación directa pues “el volumen de trabajo” es muy grande, el ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, calificó las denuncias como una “campaña feroz de desprestigio contra la empresa”.

Ayer, Ramírez reconoció que Pdvsa incurrió en errores al contratar empresas pequeñas para alquilar equipos y taladros, decisión que la directiva tomó para tratar de romper el monopolio de algunas empresas transnacionales que cuentan con equipos especializados para estas tareas.

.

Venezuela no sería prioridad en gobierno de Cristina de K.

JOSÉ VALES PARA EL TIEMPO DESDE BUENOS AIRES Anoche, la primera dama Cristina Fernández de Kirchner tuvo una nueva gala de esas que a ella le gustan: con luces en el escenario, ovaciones organizadas y un acto proselitista más propio de las primarias demócratas de E.U. que del folclor peronista. Fue el lanzamiento de la fórmula oficialista para las elecciones de octubre junto al candidato a la vicepresidencia, Julio Cobos.

Del peronismo, la señora extraerá el pragmatismo necesario para articular una política exterior sobre las cenizas de la enmarañada relación internacional a la que supo llevar al país su esposo y aún presidente, Néstor Kirchner.

Ni el escándalo de la semana pasada del “valijero chavista” o “maletin-gate”, cuando un empresario venezolano intentó entrar ilegalmente al país con 790.550 dólares, ni la bolsa con 64.000 dólares en el baño de la ex ministra de Economía Felisa Miceli, ni el caso Skanka de sobornos en obras públicas, parecen empañar en las encuestas un triunfo de Cristina Fernández.

‘Más Washington’ De ahí que, en el tiempo libre entre escándalo y escándalo, la candidata aprovecha para mostrar lo que sería su estrategia en relaciones exteriores: “Más Washington y menos Caracas”, como dicen varios miembros del Gobierno.

En su reciente visita a México, buscó un acercamiento que se traduzca en inversiones concretas, de esas que faltaron en estos cuatro años.

El bajo perfil (hasta que explotó el ‘maleta-gate’) de la visita de Hugo Chávez –quien fiel a su estilo dijo que Cristina “ya es presidenta, lo dicen hasta las piedras”– no deja dudas. Su devoción por Hillary Clinton es algo más que una alianza de género.

“Busca un acercamiento a un futuro gobierno demócrata que articule una relación fructífera, aunque su desafío será el equilibrio”, explica a EL TIEMPO uno de los hombres que le organizan esos sobrios actos de campaña.

El “equilibrio” es no romper con Venezuela ni con Chávez –al que supo defender en encuentros con empresarios en Europa– pero sí mantenerlo a prudente distancia.

Es que el venezolano se convirtió esta semana en el principal financista de Argentina, al concretar la compra de 500 millones de bonos de deuda argentinos. Caracas le lleva adquiridos a la administración ‘K’ 5.300 millones de dólares.

Por eso, siempre y cuando los escándalos de corrupción no crezcan hasta poner en riesgo su proyecto presidencial, un eventual gobierno de Fernández tiene como base un mayor acercamiento a Washington y a algunos países europeos. Allí donde se necesita el beneplácito para que Argentina pueda refinanciar su deuda con el Club de París y donde la fuente de financiamiento chavista no es suficiente.

PIDEN CAPTURA DEL ‘HOMBRE DE LA MALETA’.

La Fiscalía argentina pidió ayer la captura internacional de Guido Alejandro Antonini Wilson, el empresario venezolano que intentó ingresar a la Argentina 790.550 dólares en un vuelo en el que iba con funcionarios del gobierno argentino y de la estatal petrolera venezolana, Pdvsa.

Pero el problema para el gobierno argentino es lo que ocurra con el destituido Claudio ‘PachᒠUberti, mano derecha de Néstor Kirchner, de quien se podría pedir también su captura.

Este hombre manejaba un presupuesto de 300 millones de dólares del organismo regulador de peajes, y es sindicado por muchos como “un antiguo recaudador de campañas para el kirchnerismo”.

Conociendo al ‘PachᒠUberti, quien no movía un dedo sin la autorización de Kirchner y del ministro de Planificación, Julio De Vido, cualquier medida judicial que se adopte en su contra golpeará de lleno al Gobierno.

JOSÉ VALES .

5.300 Los millones de dólares que ha invertido Caracas durante el gobierno de Néstor Kirchner, lo que lo convierte en el principal financista de Argentina.