Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Bogotá vista desde los conjuntos cerrados

Bogotá tiene historias para todos. Personajes y casas han tenido su protagonismo: ‘La loca Margarita’, ‘El bobo del tranvía’, Goyeneche o el Palacio Echeverry son ejemplo de ello, solo que desde mediados del siglo XX los apartamentos y conjuntos cerrados comenzaron a ayudar a su olvido.

La capital de hoy es una ciudad llena de edificios en donde las casas son como una especie en extinción. Las cifras dan muestra de ello: en la actualidad hay cerca de un millón de edificios en los que viven más de tres millones y medio de habitantes que tejen las más disímiles historias.

De hecho, el tema por el cual en el 72 por ciento de los conjuntos se presenta algún tipo de diferencia entre copropietarios es por sus mascotas, pero casi el 75 por ciento de edificios no llevan registro de los animales que alberga. Esas diferencias se zanjan –22 por ciento– con riñas entre los vecinos.

Estos son algunos de los resultados de una encuesta realizada por el Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal, en diferentes sectores de propiedad horizontal en Bogotá, que deja ver la necesidad de trabajar en la cultura, la urbanidad y el respeto por el otro.

Hoy en día se vive más cerca del vecino. Por eso, este Instituto es la entidad encargada de fortalecer las organizaciones de propiedad horizontal para fomentar su participación en los procesos de organización social, planeación local y construcción de lo público. Además, es la instancia coordinadora de sus 1.735 Juntas de Acción Comunal.

En otras palabras, maneja ese vecindario que es la capital. De allí se creó la Mesa Distrital de Propiedad Horizontal que ahora convoca a residentes, administradores, organizaciones e interesados en construir una visión más social y comprometida con el mejoramiento de la calidad de vida. Algo nada fácil.

Cómo vivimos “La mayoría de bienes en propiedad horizontal está en estratos 2 y 3. Es decir, cerca del 50 por ciento está habitado por la clase media. Los estratos 5 y 6 habitan solo en el 11 por ciento de los edificios”, reveló Olga Beatriz Gutiérrez Tobar, directora del Instituto.

Las localidades en las que está el mayor número de conjuntos son Usaquén, Suba, Engativá, Kennedy y Fontibón, con el 62,9 por ciento. En estas zonas, el 74,6 por ciento de los bienes de propiedad horizontal es residencial. El resto corresponde a bienes residenciales-comerciales y un 4,7 por ciento a comerciales, empresariales, residenciales-empresariales y comerciales-empresariales.

Solo el 3,8 por ciento de las copropiedades no cuenta con consejo de administración y apenas 4,8 por ciento no tiene administrador. Estas instancias prestan servicios que van desde la vigilancia y mantenimiento hasta la organización de eventos. Aunque cabe aclarar que un alto porcentaje (48,6) de los conjuntos de la ciudad no los organizan.

Esto podría significar que los copropietarios bogotanos son poco dados a la integración. Y no precisamente por falta de espacio, porque solo el 22,9 por ciento de los conjuntos no cuentan con salones sociales. Sin embargo, sí se informan: 86 por ciento de los conjuntos tiene carteleras.

Los que sí se integran son los niños: 59,7 por ciento de los edificios tienen parque, ya que 50 por ciento de ellos son familias con niños y jóvenes. 67 por ciento de las copropiedades cuentan con algún tipo de zona verde.

En materia de deportes, 11,4 por ciento de las zonas cuentan con cancha de fútbol; 5,4 por ciento, de squash; 16,2, de baloncesto, 9,2 por ciento tienen gimnasio y 2,9 por ciento, piscina. Sauna y turco son privilegios de 2,5 y 0,9 por ciento de los edificios de la capital.

Solo 27,6 por ciento de estas edificaciones tiene ascensor.

67 Por ciento de las copropiedades cuentan con algún tipo de zona verde, mientras que el 59,7 por ciento de los conjuntos y edificios tienen parque infantil.

.

SEGURIDAD ANTE TODO.

El 45,7 por ciento de los conjuntos residenciales cuenta con circuito cerrado de televisión; 34 por ciento se refuerzan con alarmas; el 62 por ciento tiene radio comunicadores; 33,3 por ciento ofrece carné a los visitantes, dejando documento.

Adicionalmente, el 77,8 por ciento de los conjuntos tiene citófono.

“En materia de otros problemas que preocupan a los copropietarios, además de la presencia de mascotas, se encuentran en su orden, el manejo de las basuras, el deterioro de las fachadas de los edificios, la contaminación auditiva, el vandalismo y el pandillismo”.

Así, estamos ante una capital que sigue transformándose y las historias de hoy no tienen nada que ver con los personajes pintorescos de principios del siglo XX, estos se fueron con su romanticismo y desaparecieron como los cachacos, sin que nadie se diera cuenta…

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
6 de agosto de 2007
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad