Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

El lento caso de un periodista asesinado

Los familiares del periodista Henry Rojas llevan 14 años haciendo trámites judiciales para que la Nación los indemnice por el asesinato del comunicador, perpetrado por dos soldados profesionales. Rojas, quien se desempeñaba como corresponsal de EL TIEMPO en Arauca, fue asesinado en esa ciudad por los dos militares el 28 de diciembre de 1991. El periodista recibió varios tiros cuando llegaba a su vivienda en compañía de su hijo de tres años.

Al día siguiente los dos uniformados fueron detenidos en el aeropuerto local, cuando pretendían retornar a la base militar de Saravena, de donde había llegado exclusivamente para cometer el crimen.

La familia de Rojas demandó a la Nación por este crimen en abril de 1993 y en primera instancia el Tribunal Administrativo de Arauca, en febrero de 1997, les falló a favor, pero el Ministerio de Defensa apeló el fallo, que desde entonces llegó al Consejo de Estado.

Es decir, desde hace 10 años el expediente está en la Sección Tercera del alto tribunal, sin que se haya pronunciado sobre el caso.

Hilda Rivera de Rojas, la viuda del comunicador y madre de cuatro hijos, asegura que desde el momento en que el expediente llegó al Consejo de Estado, “empezó a dormir el sueño de los justos y todo han sido trabas”.

De acuerdo con ella, a mediados del 2001 debido a que no sabía nada del caso, estuvo averiguando y de lo único que se enteró fue que una buena parte de los cuadernillos de la demanda “extrañamente” se había perdido.

“No sabemos que pudo pasar porque era un expediente de más de 6 arrobas de peso y no entiendo cómo se pude refundir”, dijo Rivera.

Debido a que no había otra cosa por hacer, los familiares de Rojas empezaron, otra vez, a aportar la documentación que tenían para reconstruir el expediente. Lo propio hizo la Procuraduría.

En ese momento el ponente era el magistrado Germán Rodríguez, quien ya culminó su período en el Consejo de Estado y salió del alto tribunal.

Luego, el año pasado se hicieron dos intentos de conciliación con las Fuerzas Militares, pero estas se negaron a llegar a una solución.

Finalmente, cuando la familia creía que todo marchaba sobre ruedas, en abril pasado el nuevo magistrado ponente, Mauricio Fajardo, puso a consideración de la Sala una causal de impedimento. Esto obligó a que en mayo pasado el asunto pasara a manos del magistrado Enrique Gil, quien deberá definir sobre el impedimento, algo que todavía no ha sucedido.

Fajardo se encuentra por estos días fuera del país.

Para Rivera, es inconcebible que aunque el Consejo de Estado ha dicho que tiene en promedio un retraso de 7 años, en su caso ya supera los 10, sin que haya a la vista un fallo sobre el asesinato de su esposo.

Gil puede aceptarle el impedimento, caso en el cual el proceso pasará a otro magistrado, que deberá proyectar el fallo y llevarlo a Sala. También puede determinar que Fajardo siga con el asunto.

105 Millones de pesos fue la condena que en primera instancia le impuso el Tribunal Administrativo de Arauca a la Nación por este crimen.

‘‘No entiendo que ha pasado en el Consejo de Estado, porque 10 años para tramitar un proceso es mucho tiempo” Hilda Rivera, viuda del periodista.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
5 de julio de 2007
Autor
JORMEL

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad