Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

BRUJAS: QUE LAS HAY!

El dios del mal me escogió para ser su servidora y amante... su bruja más perfecta, la más fiel representante en Colombia y le he cumplido desde hace tres vidas . Así es como Irene Chauta, una anciana nacida en Sora (Boyacá), hace 67 años, justifica su visita a los cementerios Central y del Sur, en Bogotá, para practicar la brujería. Asiste sagradamente todos los martes y viernes. No va a llorar a ningún familiar. Tampoco a vender flores. Realiza en los camposantos toda clase de maleficios contra personas que han defraudado al señor Satán, y que por ello tienen que ser castigados en vida .

Aunque hace 25 años un médico de Sogamoso le diagnosticó demencia, ella ha tenido siempre muy claro el porqué reniega de la religión católica, ha sufrido convulsiones desde niña y puede jugar con el destino de quien se lo proponga: nació para ser bruja.

Como Irene, un número no determinado de mujeres y hombres en todo el mundo decidieron practicar la brujería, esa magia de carácter tradicional, secreto e ilícito que se relaciona con el pacto o el culto demoníaco.

Para muchas personas, la bruja no se hace, sino que nace. Se es bruja por vocación, por nacimiento y únicamente se necesita recordar por medio de la práctica, las ceremonias y oraciones , dice Irene Chauta.

Aunque en la actualidad la figura de la bruja se ha caricaturizado, lo cierto es que estos personajes han permanecido vivos a través de los siglos. Ni la religión, ni la despiadada cacería a la que fueron sometidas en la época de la Inquisición, y menos la tecnología, han podido exterminarlas del planeta. Las hay de todas las formas, condiciones y costumbres. No existe sociedad en el mundo que no crea, cuestione o huya de su presencia.

Desgraciadas y resentidas En su tesis Las brujas y hechiceras frente a la Inquisición de Cartagena de Indias en el siglo XVII , la antropóloga Sonia Goggel determina: Las brujas son histéricas, inestables, insatisfechas y resentidas con la religión. Se sienten profundamente desgraciadas, incomprendidas y marginadas. Son, por lo general, viudas o personas solitarias que tienen problemas de inmadurez sexual .

Existen dos clases de brujas modernas: unas se contentan con leer las cartas, más como un pasatiempo, y en descifrar los códigos de las líneas de la mano o del tabaco. Otras, las más tradicionales y temidas, son expertas en la preparación de maleficios, que, sostienen, son efectivos.

Se dice que es bruja toda aquella que haya sido iniciada en un aquelarre, y efectuado y participado en todos los ritos requeridos. Aunque según el concepto popular, bruja es la mujer que domina las fuerzas del bien y del mal con fines específicos.

La bruja está en capacidad de perpetrar cualquier hechizo que se le ofrezca: remedios, suertes, conjuros y oraciones, valiéndose del pacto con el demonio para hacer maleficios de hecho mortales o dañinos.

La hechicera y la bruja en Colombia y en todo el continente americano están íntimamente ligadas a la religión católica. La primera nutre su eficacia de la utilización de elementos religiosos mientras que la bruja se sirve de la religión para invertirla.

Dentro de quienes se consideran brujas, existe una demarcada organización social: las reinas, las madrinas, las ayudantas de las reinas y las brujas comunes. Entre estas últimas se debe diferenciar a las novatas y a las veteranas, según ciertos derechos que tienen.

Cada bruja posee su madrina, que puede ser bruja veterana y es la encargada de persuadirla y presentarla al demonio en el aquelarre para ser iniciada.

La brujería como fenómeno social, ha sido interpretada como la organización popular de mujeres para atentar contra el orden establecido. Es, como lo dijo Huston Smith, investigador del Massachusetts Institute of Technology, la respuesta al fracaso de la ciencia y la razón, un movimiento desencadenado por la convicción de que la tecnología ha fracasado en su intento de hacer al hombre mejor .

Para algunos expertos, el surgimiento y proliferación de la brujería son causadas por las condiciones de pobreza de una comunidad. El ensayista Ernesto Cortés Ahumada argumenta que: para que la brujería florezca no se necesitan monumentos megalíticos, piedras druídicas, restos de dólmenes, vestigios ruínicos, ni siquiera el Gran Chivo Negro: basta la miseria .

Para otros, este argumento no es tan válido. Carlos Pinzón, del Instituto Colombiano de Antropología, piensa que si nos remontamos a sus orígenes, el concepto de bruja es un término occidental que nació en Europa en una sociedad desarrollada que la relacionó con los duendes y demás personajes de la floresta mágica . Las brujas eran las personas que se podían comunicar con estos seres.

Las brujas en Europa reformularon los cultos paganos y permitieron la supervivencia de otras religiones milenarias, antiguas y con mucho poder de esas mitologías.

Las brujas han dado para todo. Hasta para celebrar un día como hoy, la noche de los niños. Muchas personas en la comunidad acuden en su ayuda para tratar de solucionar los problemas. Porque como dice Carlos Pinzón, mientras que el hombre no tenga control sobre los elementos del futuro... sobre su universo, la brujería vivirá. La gente crea sus brujas de acuerdo con sus necesidades y expectativas de mundo .

Cosas de brujas - La fiesta de Halloween es originaria de Nueva Inglaterra. Nació como una especie de remordimiento por las arbitrarias matanzas de brujas en el siglo XVII. - Existen diferencias entre una hechicera y una bruja. La hechicera no se separa de la Iglesia, mientras la bruja es apóstata niega la fe cristiana. La bruja tiene mayor poder. - Las brujas del medioevo empleaban palos de escoba, los cuales untaban con un extracto del árbol llamado Beleño (alucinógeno). Se desnudaban e introducían la escoba por su vagina. El alucinógeno hacía que las paredes vaginales se dilataran y experimentaran diversas sensaciones. Sentían vuelos alucinógenos . De ahí nació la costumbre de relacionar la escoba como medio de transporte de toda bruja. - Las brujas no fueron mal vistas por todos. También tuvieron defensores. Jules Michelet sostiene en su libro La Bruja que la brujería era una protesta justificada, aunque sin esperanzas, de los siervos medievales contra el orden social que los agobiaba . - La bruja, cuenta la tradición, puede curar maleficios, volar, transformarse en distintos animales, estar en dos sitios a la vez, y tener un diablito como servidor personal o acompañante de cama. - Utiliza ritos orales como votos, himnos, credos, juramentos, fórmulas maléficas y conjuros. Y ritos manuales como el suministro de polvos en el maleficio y aquellos asociados al complejo del aquelarre. - Todos los conocimientos se transmiten por vía oral. La tradicion exige que se alternen los sexos, una mujer transmite los secretos a un hombre, y éste luego a una mujer. - En Cartagena existieron dos brujas reinas: Paula de Equiluz y Elena de Viloria. En Tolú existió Doña Ysabel de Atienza, que fue convertida en personaje de TV en La pezuña del diablo . - Se escribieron dos libros: El martillo de las Brujas, en contra de las mujeres. Y como contraposición el Manual de las Brujas, donde se hacía una inversión moral de la sociedad. - La primera mujer víctima de la cacería de brujas fue Angele, una viuda de 50 años, que en 1274 fue acusada de tener todo tipo de relaciones con Satanás. Fue llevada a la hoguera empezando así la represión. - Si alguien quiere descubrir a una bruja, basta con colocar unas tijeras abiertas debajo del cojín del asiento. Si al momento de sentarse ella abre inmediatamente las piernas, se delata. Pero hay que tener cuidado, esto puede ser sólo coincidencia.

Pócimas maléficas Las brujas emplean miles de técnicas para hacer maleficios, de esos en los que muchos creen y otros consideran simple habladuría. Se basan en los elementos del cosmos agua, aire, fuego y tierrapara preparar sus pócimas maléficas. Cuentan que: * Quemar un retrato representa atacar a alguien con fuego, pues le debilita los sentimientos. * El aire representa el pensamiento de la persona, por eso, fumar a alguien, tabaquiarlo es esparcir por el aire los deseos del mal, hasta enloquecer a la persona. * Al emplear los fluídos del cuerpo (sangre, semen, orina, saliva), se adquiere un dominio profundo de la persona. Se le atrapa el alma. Se le liga. * Al hacer entierros , se hace un daño corporal. Se destruyen los órganos. Se utiliza tierra de difunto para enfermar. * En Boyacá se usa el maiz amarillo en la fabricación de muñecos. Donde se quiera dañar a la persona se colocan granos de color rojo. * Al voltear una fotografía de la víctima y pincharla con alfileres, ésta padece trastornos emocionales.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
31 de octubre de 1993
Autor
CESAR SABOGAL

Publicidad

Paute aqu�