Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

GASEOSAS, COMPETENCIA CON SABOR A QUIEBRA

Iván Gónima, gerente de Gaseosas El Sol de Girardot, decidió invertir un millón de dólares para comprar una máquina que fabrica envases de plástico para tratar de evitar que la competencia desleal le siga rompiendo 400.000 envases de vidrio al año. Este mismo problema tiene al borde de la quiebra a otras cinco embotelladoras independientes que operan en el país.

Desde hace varios años se han visto afectados por la desaparición de sus envases Gaseosas el Sol en Girardot (Cundinamarca), Gaseosas Glacial en Mariquita (Tolima), Gaseosas Cóndor en Neiva (Huila), Gaseosas Florenciana en Florencia (Caquetá), Gaseosas la Reina en Popayán (Cauca) y Gaseosas La Cigarra en Pasto (Nariño).

Para destruirnos, ahora le tocará a la competencia desleal que me compre todo el líquido en vez de que me rompa los envases .

Gónima, sostiene que de ahora en adelante no habrá mercado donde no puedan entrar. Ahora si podremos expandirnos , dijo. La máquina que compró Gaseosas el Sol fue adquirida recientemente en Japón, por un millón de dólares.

Sin embargo, la situación no es muy clara. Tanto el vicepresidente de Mercadeo de Postobón, Willian Jones, como el presidente de Industrial de Gaseosas Coca Cola, Nestor González Gaviria, negaron tener cualquier tipo de participación en estos hechos de competencia desleal.

EL TIEMPO trató en cuatro oportunidades de hablar con el Superintendente de Industria y Comercio, José Orlando Montealegre, para preguntarle sobre el resultado de la investigación que adelanta esa entidad a raíz de las denuncias hechas por los embotelladores independientes hace tres años, pero todas resultaron infructuosas.

El gerente de Gaseosas Cóndor, en Neiva, Luis Sánchez Henao, acusó a Postobón regional, de ser el responsable de la destrucción de unos 25.000 envases en el último año.

Sánchez, quien fue uno de los que denunció a Postobón en junio de 1991 ante la Superintendencia de Industria y Comercio por competencia desleal, dijo a EL TIEMPO que ahora tiene en su poder más pruebas para volver a demandar a la embotelladora de Ardila Lulle.

Tenemos las pruebas del robo y de la destrucción de carpas, publicidad, botelleros, canastas, envases dijo.

Agregó que se habían encontrado cementerios de envases de Gaseosas Cóndor en La Plata y Algeciras (Huila).

La desaparición de sus envases le ha ocasionado a Gaseosas Cóndor pérdidas cercanas a los 180 millones de pesos.

Pero esta historia es vieja. Uno de los ex propietarios de Gaseosas Cóndor, Fermín Fajardo, también responsabilizó a Postobón regional de competencia desleal y de romper los envases de su ex empresa.

Ellos cogían los envases para romperlos y para acabar con la fábrica. Nos ofrecieron comprárnosla hace 20 años pero nosotros no quisimos vendérsela. Cuando la empresa estaba acabada fuimos a ofrecércela a Postobón y nos dijeron que ya no nos la compraban porque nosotros ya no éramos competencia para ellos .

Fajardo agregó que Postobón nunca pudo competir con gaseosas Cóndor y que por eso acudió a esa competencia desleal para destruirla.

Otra empresa que también estudia la posibilidad de demandar a Postobón es Gaseosas La Reina, de Popayán. Según su gerente, Manuel Duque, Postobón se lleva en sus canastas los envases de La Reina para luego destruirlos .

Al año, asegura Duque, se le desaparecen 150.000 envases en los 33 municipios del Cauca en donde distribuyen sus ocho sabores, entre ellos el de fresa, que desde hace varios años está en el mercado. Agregó que su empresa apenas se sostiene en un punto de equilibrio.

A Gaseosas la Cigarra, por su parte, se le pierden unos 300.000 envases anuales. Según su gerente, Luis Arturo Gómez, las pérdidas anuales por la desaparición de los envases asciende a los 60 millones de pesos.

Nos rompen envases todos los años. Hace cuatro años vendíamos entre 30.000 y 35.000 cajas anuales, pero hoy en día, debido a la competencia desleal, apenas estamos vendiendo 18.000 .

Por su parte, el gerente de la planta de Gaseosas Glacial en Girardot, Germán Arellano, dijo que la situación se pone cada día peor. Esta fábrica está operando hace ocho meses, y hasta el momento se les han desaparecido 50.000 cajas, lo que les ha ocasionado pérdidas cercanas a los 680 millones de pesos.

Quejas a Samper El pasado 16 de septiembre, los gerentes de las seis embotelladoras se reunieron en Girardot y le enviaron al presidente Ernesto Samper una carta en donde le piden que intervenga para que no continúe la desaparición de los envases, por considerar que es una situación que tiende ha ser insostenible .

Los empresarios le pidieron protección al Gobierno para que ampare el patrimonio y garantice la supervivencia de las empresas .

Aseguran en su carta que el rompimiento de sus envases y de su publicidad en los puntos de venta, limita sus posibilidades de crecimiento. También denunciaron prácticas monopolísticas como las exclusividades que atentan contra el libre comercio y de la que no se escapan entidades gubernamentales como colegios, cárceles, hospitales, guarniciones militares y policiales .

A los embotelladores les respondió el secretario privado de la Presidencia, José Antonio Vargas Lleras. Dijo que Samper delegó la investigación en el ministro de Desarrollo, Rodrigo Marín Bernal.

EL TIEMPO trató de hablar el viernes con el ministro de Desarrollo, Rodrigo Marín Bernal, paro no pudo localizarlo.

En junio de 1991, cuando Samper se desempeñaba como ministro de Desarrollo, los embotelladores independientes le plantearon el mismo problema, y según ellos, se mostró atento y dispuesto a resolverlo.

Habla Postobón El vicepresidente de mercadeo de Gaseosas Posada Tobón (Postobón), Willian Jones Camargo, dijo a EL TIEMPO que las simples afirmaciones tendenciosas, de procedencia desconocida y carentes de todo respaldo en cuanto a prueba se refiere, no permiten entrar en análisis sobre el particular, ya que nadie puede poner en tela de juicio la solvencia moral y la ética comercial con que la compañía ha obrado durante toda su larga trayectoria comercial .

Asegura Jones, que los contratos firmados con algunos de sus clientes contienen cláusulas de exclusividad, la cual está consagrada en el Código de Comercio. Estos convenios conllevan a una contraprestación que en muchas oportunidades va dirigida a mejorar las condiciones del establecimiento comercial .

El empresario señaló que Postobón mantiene una descomunal competencia con una marca multinacional, y que dicha competencia genera actividades promocionales en el mercado que afectan necesariamente a empresas regionales que no poseen la fuerza de distribución y de marca para competir en el plano comercial.

El perjuicio de las marcas regionales será aún más grave ante la salida reciente de nuevos refrescos que se ofrecen al mercado con un menor precio de venta, situación a la que no pueden optar aquellas compañías de bajos volúmenes de producción .

Interviene Bavaria Sin embargo, el presidente de Bavaria, Augusto López, no cree que los refrescos que su compañía acaba de lanzar al mercado puedan afectar a las pequeñas empresas embotelladoras del país.

Estamos sacando un producto muy distinto al de las gaseosas. Son unos refrescos a base de jugos naturales, diferentes a los que se producen en Colombia .

López dijo que su presencia en el mercado será exactamente igual a la que ha tenido la cerveza: leal, diáfana y sin nada que se le parezca a la competencia desleal .

Coca Cola El presidente de Industrial de Gaseosas Coca Cola, (que distribuye el 97 por ciento de esta bebida en el país), Nestor González Gaviria, dijo que desde hace años la compañía mantiene un código de ética y de conducta que prohíbe esta clase de prácticas desleales.

Hacemos lo que es correcto .

Gónzález dijo que Industrial de Gaseosas no compite con las pequeñas embotelladoras, en parte porque no opera en los regiones donde están ubicadas sus fábricas.

Las embotelladoras de Coca Cola en Florencia, Mariquita, Pasto y Urabá, no pertenecen a Industrial de Gaseosas. Excepto Girardot, y Neiva donde tenemos una importante participación .

Gónzalez señaló que la libre competencia es la escencia que beneficia al consumidor y garantiza el éxito del mercado.

La competencia desleal es muy ajena a nuestra conducta .

Las embotelladoras independientes que operan en el país, generan unos 2.000 empleos indirectos y unos 15.000 indirectos. Sus ventas anuales ascienden a unos 1.500 millones de pesos, en un mercado que vende unos 300.000 millones de pesos al año.

Todas estas fábricas juntas, producen en un mes, lo que Postobón o Coca Cola producen en un solo día.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Economía
Fecha de publicación
30 de octubre de 1994
Autor
CARLOS FERNANDO GAITAN O

Publicidad

Paute aqu�