‘La troncal de TransMilenio no cabe por la carrera séptima’

‘La troncal de TransMilenio no cabe por la carrera séptima’

De todas las discusiones qu e se han adelantado sobre el paso de TransMilenio (TM) por la carrera séptima, hay una en especial que ha centrado la atención de ciudadanos y expertos en movilidad, y es sobre si el sistema de transporte masivo cabe o no en esa tradicional avenida.

29 de abril de 2007, 05:00 am

Seis meses después de iniciado este debate, un estudio acaba de concluir que en la séptima no hay espacio suficiente para una troncal de TransMilenio, al menos no en el tramo comprendido entre las calles 40 y 72, donde la vía es demasiado angosta.

Se trata de un análisis adelantado por el Centro de Estudios de la Facultad de Ingeniería Civil (CEFIC) de la Universidad Santo Tomás.

La medición se hizo en 10 puntos estratégicos (ver infografía) con un grupo de ocho estudiantes, liderado por Fernando Rey Valderrama, ingeniero Civil, especialista en sistemas de transporte masivo urbano y coordinador del área de Vías y Transportes de la Santo Tomás.

Los lugares fueron seleccionados por ser cruces semaforizados y por tener gran volumen de vehículos y peatones.

Y se usó tecnología de punta: una máquina japonesa conocida como ‘Estación Total’, que a través de un rayo láser reflejado en un prisma mide ángulos, distancias y alturas de vías con gran efectividad.

Sitios con 22 metros de ancho Según Fernando Rey, “en términos generales, los prediseños presentados por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) indican que la infraestructura de TM por la séptima requiere aproximadamente de 37 metros de ancho. De acuerdo con la medición, los anchos de vía oscilan entre 22 y 34 metros. El sector más ancho está en la 72 con séptima”.

La limitante de espacio no solo afectaría la infraestructura vial del sistema masivo.

Rey advierte que los peatones también resultarían afectados. “Están dejando de lado la opción de ciclorrutas y andenes anchos que soporten la cantidad de peatones, que verían afectada su movilidad”.

Si se trata de citar un ejemplo sobre lo que significa la séptima para los peatones, solo por el túnel peatonal de la Universidad Javeriana circulan cerca de 30.000 personas cada día. Y en la calle 53, cerca de 15 mil personas.

Un alto volumen comparado con los andenes que contemplaría construir el Distrito (de 2,5 metros de ancho), según lo determinado en los estudios de factibilidad, que estarían listos en agosto.

Humberto Villalba, profesor de topografía de la Santo Tomás, recuerda lo que en ese tema establece el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y el Manual de Tránsito “El nivel de servicio óptimo de un andén es de 11,4 metros cuadrados por peatón, para que este puede transitar sin congestión. El mínimo es 0,52 metros. En la actualidad la séptima está en un nivel medio, pero con andenes de 2,50 metros ese nivel de servicio se deterioraría” .

El grupo de especialistas también advierte sobre los altos costos que implicaría la troncal por la séptima.

Punto igualmente clave en esta discusión por cuanto en el Gobierno y en Planeación Nacional son partidarios de que el costo de kilómetro carril no sobrepase los 14 millones de dólares, muy por debajo de los 25 millones de dólares kilómetro carril que costó la troncal de Suba, incluidos los carriles mixtos.

“En casi la totalidad de las secciones – agrega el documento de la Santo Tomás– implicará, necesariamente, la adquisición de predios, lo cual incrementará los costos por kilómetro de troncal”.

El de espacio y el de costos no serían los únicos retos de la troncal.

También hay un lío técnico por resolver, como son los accesos a algunas residencias y locales, sobre todo entre las calles 40 y 59.

En ese tramo, el nivel de la carrera séptima está por encima del de las carreras 9 y 13 (entre 5,5 y 7,0 metros).

Esta situación se refleja actualmente en las pendientes pronunciadas, del costado occidental de la séptima, para conectar esas avenidas.

En el evento de que la troncal sea más ancha no solo se necesitarían comprar los predios vecinos. También el contratista estaría obligado a rehacer esas pendientes. “La solución que se le dé a este problema debe ser muy ingeniosa, y costosa”, anota Rey.

Fase III no tiene ‘reversa’ La gerente de TransMilenio, Angélica Castro, dijo que la Administración no desconoce que la fase III (que contempla troncales en la séptima, décima y calle 26) representa “un reto para la ingeniería”.

La funcionaria agregó: “ Hemos sido responsables en eso. No podría decirle hoy en dónde cabe, cómo no cabe, qué se va a hacer para que quepa, porque eso es parte del diseño que estamos desarrollando”.

Sin embargo, Castro dice tener claro que “la viabilidad del sistema TransMilenio es cada vez más evidente (...) La determinación de la Fase III tiene de soporte una evaluación socioeconómica que permite saber cuáles son las troncales más convenientes”.

Y tan claro lo tiene, que confirmó que a finales de año arrancarían los trabajos de la troncal. “A eso le estamos apuntando”, dijo.

Las primeras luces sobre el futuro de la troncal de la séptima se empezarán a resolver en cuatro meses cuando se conozcan los diseños definitivos. Ese día se sabrá a ciencia cierta si cabe, o cuánto costará para que quepa .

bogota@eltiempo.com.

76 Predios de conservación obligatoria existen sobre la carrera séptima.

- HOJA DE VIDA Por la 7a. circulan en hora pico 1.035 vehículos de transporte público colectivo. Uno de los puntos más transitados está en la calle 45. Por allí, entre 7:30 y 8:30 a.m., circulan 4.186 carros particulares. La velocidad promedio con la que se circula por esta avenida es de 27 kilómetros por hora.