Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

SECUESTRADORES CAPTURADOS AYER SON DE LA SIJIN

La Unidad Antiextorsión y Secuestro (Unase) Rural de Cundinamarca y la Fiscalía Regional asestaron ayer un duro golpe a un grupo de secuestradores que resultaron ser tres agentes de la Sección de Policía Judicial e Investigación (Sijin) de la Policía Metropolitana de Bogotá. Anoche mismo, los agentes fueron destituidos de sus cargos y pasaron a órdenes de la Fiscalía que les definirá su situación juridica en los próximos días.

La historia se inició a las 8:30 de la mañana cuando el comerciante caqueteño Daniel López se movilizaba en su vehículo particular en compañía de un amigo por el norte de la ciudad y fue interceptado por tres hombres que se movilizaban en un automóvil Renault rojo de placas GQN-128.

Los tres hombres se identificaron como integrantes de la Policía y tras someter a sus víctimas obligaron al acompañante de López a subir al Renault y a este lo quitaron del volante y se lo llevaron en su propio vehículo hasta Unicentro.

En una taberna de este centro comercial, los tres secuestradores Alfonso Sánchez Ramón, Luis Alberto Pedroza Carrilo y Pablo Torres Parra le comunicaron a López sus intenciones y le exigieron 200 millones de pesos para dejarlo en libertad.

Desde allí comenzó una rápida negociación con la familia del secuestrado. Durante varias horas, los tres delincuentes y su víctima permanecieron en la taberna y mantuvieron permanente comunicación con los familiares del plagiado.

Después de tomarse unos tragos, víctima y victimarios llegaron a un acuerdo y se fijó el rescate en 50 millones de pesos, 12 de los cuales deberían ser entregados ayer mismo en el sitio del secuestro.

El rescate Con lo que no contaban los secuestradores era con que la persona que hizo el contacto para entregar el dinero, los iba a delatar.

En efecto, un amigo de López se comprometió a entregarle los 12 millones de pesos a los agentes de la Sijin pero, antes de llevar lo prometido, este instauró el denuncio ante la Unase Rural y la Fiscalía que de inmediato planearon la operación de rescate.

Así, agentes de la Unase y de la Fiscalía se movilizaron hasta Unicentro a las 6 de la tarde, rodearon el centro comercial y tras buscar en diferentes lugares, ubicaron a los tres efectivos de la Sijin y a su víctima en la entrada 5 de Unicentro en donde fueron capturados.

La sorpresa fue mayor cuando los efectivos de la Unase constataron que los secuestradores eran agentes activos de la Sijin.

EL TIEMPO estableció que Pedroza llevaba vinculado cuatro años a la Policía, Sánchez Ramón 12 y Torres Parra 7.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Enrique Montenegro Rinco, destituyó de inmediato a los tres agentes de la Sijin y pidió que todo el peso de la ley caiga sobre ellos.

A los tres detenidos se les decomisó además del vehículo, tres revólveres Ruger, una subametralladora mini Uzi, al parecer de dotación oficial, y una cantidad no determinada de marihuana.

Así fuí secuestrado En los siguientes términos el comerciante Daniel López, liberado ayer por la Unase Rural de Cundinamarca, relató su secuestro.

Salí de mi casa a las 8:30 de la mañana para realizar unas diligencias en el banco, cuando estaba llegando al sector de Unicentro un carro nos interceptó y de este se bajaron tres sujetos que se identificaron como agentes de la Policía.

A la persona que me acompañaba en mi carro la obligaron a irse con uno de ellos en otro auto, y a mí me quitaron del volante y me llevaron hasta una taberna en Unicentro.

Desde este lugar nos exigieron una suma de 200 millones de pesos para la liberación, suma que redujeron a 50 millones. Desde ese mismo sitio nos comunicamos por teléfono con nuestros familiares para seguir con la negociación.

Un amigo que se enteró de la situación en mi casa se dirigió a la Fiscalía para informar lo sucedido.

Mientras tanto, nosotros continuábamos discutiendo con los tres tipos, y después de siete horas de presión y dos botellas de whisky, los agentes de la Unase llegaron y controlaron la situación. Yo ni si quiera me di cuenta porque todo ocurrió muy rápido. Y, aunque uno de ellos intentó sacar su arma, por fortuna no pasó nada .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
22 de octubre de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: