Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CUANDO A HARRISON FORD LE TOCÓ VENIR A COLOMBIA

Un peligrosísimo país tropical llamado Colombia, cuya pequeña, folclórica y caliente capital es Bogotá; cuya comida es como la mexicana, cuyo líder es Ernesto Escobedo, cuya agua es mejor tomarla en botella por aquello de la diarrea selvática y en cuyas calles persiguen a los gringos con lanzacohetes al hombro es, en estos momentos, un claro y presente peligro para la seguridad de Estados Unidos. Así tal cual se presenta el asunto en Clear and present danger, traducida al país como Peligro inminente, la más reciente cinta interpretada por Harrison Ford, la cual, desde este fin de semana, entra a pavonearse en la cartelera nacional.

Otra realización más de la serie de éxitos de las novelas creadas por Tom Clancy, luego de títulos como La caza del octubre rojo y Juegos de patriota.

En la primera, el peligro inminente eran los rusos, quienes desde un submarino atentaban contra la seguridad del Tio Sam. En la segunda, los malos de turno eran los fanáticos irlandeses del IRA quienes la tomaron contra Ford a puro nivel personal.

Ahora tocó a los colombianos el papel de perversos y lo que es peor, le tocó a Harrison Ford venir a Colombia a acabar con el imperio de Ernesto Escobedo (un gordo cuarentón y bigotudo).

El cuento es que a Jack Ryan (Ford) lo ascienden a director interino de Investigaciones en la Casa Blanca, y desde allí descubre que su país tiene una sucia guerra contra los narcos colombianos.

Entonces, en un acto heróico, decide ir hacia ese peligrosísimo país tropical llamado Colombia para salvar a los sacrificados soldados que en nombre de Estados Unidos están varados en esas selvas suramericanas.

Es allí cuando el asunto del patriotismo americano entra en juego, al punto que todo se centra en el peligro que corre en Colombia un buen ciudadano estadounidense como lo es Ryan y algunos extraordinarios soldados del U.S. Marine Corps.

Entonces los traquetos colombianos, los fanáticos irlandeses, o los espías rusos son, a los ojos de este tipo de cine, exactamente lo mismo cuando se meten con un ciudadano gringo.

Este es el verdadero problema de esta cinta dirigida por Phillip Noyce.\ Los siguientes son comentarios de cronistas cinematográficos con respecto a Peligro inminente.

Joan Manuel Martínez Colombian Post Hay que recordar que no es una cinta sobre Colombia. El corazón de la película es el heroismo de unos gringos peleando en Colombia. Por otro lado, en cuanto a guión, la novela de Tom Clancey realmente atrapa, no por que este sea un muy buen novelista, sino, porque es un tipo muy hábil para contar historias.

Jairo Dueñas: Revista Cromos Es otra explosiva película de acción estadounidense con referencias colombianas decorativas y de muy mal gusto. Colombia, para el cine estadounidense, sigue siendo una ficción.

Fernando Gómez: Revista Semana Me pareció la más floja de la trilogía de películas basadas en las novelas de Tom Clancy, eso visto desde el punto de vista cinematográfico. Si no se tratara de Colombia no pasaría de ser una cinta de acción. Pero aún así es bastante flojo el pretexto del narcotráfico, que fue el eje central de la cinta como pudo haberlo sido cualquier otro y en cualquier otro lugar del mundo. Curiosamente no es tan despectiva con Colombia; allí quedan peor Estados Unidos, me parece a mí, con el argumento infantil de querer terminar con la mafia a punta de misiles y así de fácil.

Jairo Torres La prensa Sin duda, alguna como película de acción, tiene muchos elementos que la hacen interesante y fundamentalmente taquillera. El solo hecho de tener a Harrison Ford le garantiza el éxito en Estados Unidos. Tiene lugares clásicos de las cintas estadounidense, que se han repetido en innumerables ocasiones, pero también es un punto válido el tema sobre narcotráfico, que es la primera vez que se trata en Hollywood.

Finalmente, la visión de América Latina sigue siendo errada. Igual que en La casa de los espíritus, donde en Navidad nevó en Chile, los productores adaptan ciertos hechos a la vida gringa. Pero eso pasa a un segundo plano. Lo que plantea la película es que los estadounidenses tienen mucho que ver con el fenómeno del narcotráfico. Subvenciones veladas para causar el caos y cosas así, y eso es muy interesante.

Sin embargo no es lo que se esperaba de una cinta del narcotráfico. No me pareció excelente, aunque es un buen filme de acción.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Entretenimiento
Fecha de publicación
28 de octubre de 1994
Autor
MAURICIO SILVA GUZMAN

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad