Cerrar

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

MURIÓ EL TERRORISTA TYSON

Una vecina preguntó: A quién mataron aquí? . Un joven de gafas oscuras respondió: Aquí cogieron a una hermana mía. No sabíamos dónde estaba. Ella decía que iba para donde unas compañeras a estudiar. Y vean en lo que se metió . Era el epílogo de la acción conjunta del Cuerpo Elite de la Policía y el Ejército que terminó con la vida de Brances Muñoz Mosquera, Tyson , uno de los terroristas más tenebrosos del cartel de Medellín, a quien se atribuyen unaz 700 muertes.

La casa de dos pisos y fachada blanca donde murió Tyson , está situada en un apacible barrio al occidente de Medellín, habitado por clase media alta.

Tyson , hermano de La Quica , preso en Estados Unidos, fue muerto al tratar de huir después que siete miembros de la Fuerza Pública provocaron dos explosiones a la entrada de la casa del barrio Malibú, donde el terrorista se encontraba en compañía de dos mujeres. No teníamos ni la menor idea de que Tyson viviera por aquí , relataron varios vecinos. Sólo en muy pocas ocasiones vieron sin saber que era Muñoz Mosquera, a un hombre que entraba a la casa y que siempre llevaba cachucha y anteojos.

Pero un ciudadano que sí lo reconoció llamó a la Policía y desde Bogotá enviaron al grupo que asestó el golpe. Las autoridades anunciaron que le entregarán la recompensa de cien millones de pesos.

Medellín era objeto ayer de intenso patrullaje, como medida de prevención para evitar actos de retaliación del narcotráfico. Muere Tyson , sindicado de más de 700 crímenes La explosión de dos cargas de dinamita obligó a Brances Alexander Muñoz Mosquera a abandonar su escondite para tratar de huir. Pero sólo alcanzó a disparar dos ráfagas antes de caer en el patio de la casa de su compañera.

El final de uno de los hombres más tenebrosos del cartel de Medellín ocurrió en los primeros minutos del miércoles. La presencia de Tyson no fue dañina esta vez, sino, por el contrario, hará acreedor a un ciudadano de una recompensa de cien millones de pesos.

Los organismos de seguridad de Medellín reforzaron ayer las medidas de control para evitar hechos de retaliación del narcotráfico, luego de la muerte de Tyson en una vivienda del occidente de la ciudad.

Desde tempranas horas, fuerzas combinadas del Ejército, la Policía y demás organismos de seguridad montaron patrullajes en las vías arterias, retenes en las salidas y entradas a la ciudad y dispusieron la vigilancia especial en sedes públicas.

La acción, ejecutada por un comando especial del Cuerpo Elite de la Policía Nacional y el Ejército, enviado desde Bogotá, se inició por la llamada de un ciudadano al Centro de Recepción de Información del Gobierno Nacional, dispuesto por las autoridades colombianas para denunciar el paradero de Pablo Escobar Gaviria y dos de sus hombres, con quienes huyó de La Catedral, el pasado 22 de julio.

Tyson , junto con John Jairo Velásquez Vásquez, Popeye ; Luis Carlos Aguilar Gallego, El Mugre , y John Edison Rivera Acosta, Palomo , era considerado por las autoridades colombianas como una de las personas más expertas en actos terroristas y jefe de numerosas bandas de sicarios en la capital antioqueña.

La llamada advirtió sobre la presencia, en una residencia de la urbanización Malibú, de un hombre cuyas características físicas concordaban con las de Muñoz. El operativo se inició cuando se confirmó la veracidad de la dirección suministrada.

Siete miembros del comando armado tuvieron a su cargo la localización y ejecución de la acción. El grupo llegó en varios vehículos hacia las 12:27 de la madrugada.

Los miembros del Cuerpo Elite colocaron dos cargas de explosivos accionadas con mecha lenta. Una en la puerta de entrada y otra en la puerta del garaje. Las explosiones se escucharon una después de otra y despertaron al vecindario. Cubiertos con pasamontañas y bien apertrechados, los integrantes del cuerpo de seguridad irrumpieron en la vivienda.

En ese momento Tyson hizo una primera ráfaga desde una de las ventanas del segundo piso de la casa y corrió hacia la parte trasera para escapar por el patio de otra residencia.

Allí, lo esperaba un grupo de agentes del Cuerpo Elite. Entonces el terrorista volvió a hacer una nueva ráfaga que fue respondida por los agentes de la fuerza pública. Su cadáver quedó en el patio de la casa.

Una vez los agentes especiales comprobaron que ninguna persona pudiera dispararles y que ninguno de ellos había sido herido, se acercaron al cuerpo que se encontraba en el centro del patio. Otros subieron al segundo piso de la vivienda y encontraron a dos mujeres escondidas en una alcoba. Fueron sacadas y llevadas para ser interrogadas.

Una de ellas fue identificada como Catalina Duque Pineda, quien según las autoridades era la amante de Tyson desde hacía un mes.

De acuerdo con los documentos que le fueron hallados, Tyson se presentaba como visitador médico. Portaba una cédula a nombre de Juan David Gómez Ramírez. En un automóvil decomisado, fueron encontrados varios libros de medicina.

En su poder también le fueron encontrados documentos en los que se enunciaba la ejecución de acciones terroristas contra altos mandos de la Policía y fotografías de algunos miembros de la organización sobre quienes, se presume, iban a ser objeto de acciones criminales.

A un lado del cadáver también fue hallada una subametralladora MP5 con un proveedor, 32 cartuchos y un silenciador. Además, las autoridades encontraron junto al cuerpo una canana con 18 cartuchos. En el interior de la vivienda, había un radio de comunicaciones, un beeper y un teléfono celular.

Cuando se realizaba el levantamiento del cadáver, cuatro hombres pasaron en un vehículo por el frente de la vivienda y dispararon armas automáticas hacia la fachada. El ataque no produjo desgracias personales.

El cuerpo de Muñoz fue llevado luego al anfiteatro municipal, donde se le practicó la necropsia y la identificación, que resultó difícil, pues en el operativo perdió un dedo y se notaban cambios en su aspecto físico: se había alisado el cabello y estaba obeso. Se había dejado el bigote y la barba y tenía una apariencia de un ciudadano de origen chino.

Sin embargo, la plena identificación de Tyson fue posible gracias a los archivos sistematizados de huellas que tienen el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la Policía Metropolitana.

El general Jairo Antonio Rodríguez Quiñónez, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, dijo que la ubicación de Tyson fue posible gracias a la participación de un ciudadano, a quien se le entregará la recompensa ofrecida de cien millones de pesos.

El oficial confirmó que Tyson transformó algunos aspectos de su fisonomía y cambiaba constantemente de vivienda. A la casa donde murió iba desde hace aproximadamente un mes.

El cadáver fue reclamado hacia las 11:30 de la mañana por una de sus hermanas, quien fue acompañada por un funcionario de la Fiscalía Seccional. El cuerpo fue entregado a una funeraria y sepultado ayer mismo en el mausoleo de la familia Muñoz Mosquera en el Cementerio de San Pedro. Los sicarios muertos Esta es la lista de los principales sicarios al servicio del Cartel de Medellín, que las autoridades han dado de baja desde 1984: Jaime Rueda Rocha, jefe sicarios del Cartel y uno de los principales sindicados del asesinato de Luis Carlos Galán, murió el 24 de abril de este años, en Honda (Doradal) cuando un grupo de paramilitares se enfrentó a una patrulla de la Policía Nacional.

David y Armando Prisco Lopera, murieron el 22 de enero de 1991, al hacer frente a la Policía Elite, en Medellín. En la misma operación cayeron Vidal de Jesús Osorio Valencia y dos guardaespaldas de Los Priscos.

John Jairo Arias Tascón, alias Pinina , murió el 14 de junio de 1990, en Medellín.

Gustavo de Jesús Gaviria: la Policía lo dio de baja el 11 de agosto de 1990. La operación, que terminó en Medellín, se inició en Cocorná, Magdalena Medio Antioqueño.

Jose Rodolfo Prisco (1987 en Bogotá).

Eneas Prisco Lopera (1986 en Medellín).

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
29 de octubre de 1992
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad