Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

VARIEDAD DE ESTILOS Y DISEÑOS

Recuperación de la arquitectura colonial En las casas campestres de Benhabitat, se recupera la tradición de la arquitectura implantada por los españoles en estas tierras. Teja de barro, balcones, corredores exteriores cubiertos, patios interiores, barandas de madera y chambranas, son algunos de los elementos de la arquitectura colonial que la firma recupera en sus casas.

Tal vez lo que rompe con esa tradición es el uso de grandes ventanales, que le imprimen a las casas un aire de modernidad y mucha elegancia.

Así pues, la casa Benhabitat ha sido concebida con un concepto de arquitectura moderna, sin abandonar el tradicional ambiente de las viejas casonas de las haciendas colombianas.

Entre sus principales características de construcción están: placa de concreto reforzado, estructura sismorresistente, cimiento ciclópeo, muros en ladrillo, pañete rústico, cubierta en teja de barro, áreas sociales en tablón, baños enchapados en cerámica, habitaciones con clóset, ventanas de madera, terraza enmarcada por columnas de madera y cocina integral.

La distribución de sus espacios conforman zonas claramente determinadas, funcionales y amplias, donde se conserva el calor de hogar.

Las casas son entregadas en 90 días, con todos los acabados necesarios para su habitabilidad, con precios promedio de 220.000 pesos y por el sistema de llave en mano, en áreas que parten desde los 76 metros cuadrados.

Aunque tiene 50 modelos tipo, esta empresa afirma que todas las casas que ha construido desde 1978 tienen diseños diferentes, pues siempre se atiende el gusto del cliente.

La calidez de la madera La firma Chalet & Mansión ha desarrollado durante 18 años un concepto de vivienda campestre, en construcción tradicional con excelentes acabados.

Con gran variedad de estilos, ofrece más de treinta diseños en diversas áreas. Desde pequeños chalet de 40 metros cuadrados hasta mansiones de de más de 400 metros cuadrados, proyectadas para diferentes climas, gustos y necesidades de la familia.

Con versátiles arquitectura y estructura, Chalet & Mansión logra originalidad, armonía y funcionalidad con tejados amplios e integrados a las fachadas en las que espaciosos ventanales permiten disfrutar del paisaje circundante.

Esta empresa entrega las casas en un plazo de 90 días, a precio fijo y por el sistema de llave en mano.

También se hace cargo del diseño de la casa, la cimentación, los acabados de baños y cocina y carpintería, hasta los últimos detalles de la construcción.

En todos los modelos utiliza profusamente la madera, en columnas, vigas, cilorrasos, puertas, ventanas y remates, logrando una riqueza de los espacios, que se conjugan en armonía con paredes en pañete rústico y con pisos en tableta y cerámica.

Las casas de Chalet & Mansión tienen un costo de 212.000 pesos el metro cuadrado.

Casas de troncos de madera Las casas de troncos de madera son ampliamente conocidas en los países forestales como Finlandia, Suecia, Canadá y Estados Unidos.

En Colombia las fabrica la firma Inmunizadora Sabaneta Ltda.

La estructura de estas casas se tipifica por el uso de madera rolliza cilíndrica. Los trozos se encajan tanto en sentido longitudinal como transversal, estableciendo un amarre sólido y estable.

Los troncos de madera, principalmente de pino, son torneados a diámteros de 11 y 13 centímetros. En el sentido longitudinal llevan una caja redonda para lograr un asentamiento apropiado al superponerse para construir los muros.

En las puntas se les hace una caja transversal para los amarres de las esquinas.

Para los pisos y cielorrasos se utiliza listón machiembrado.

Construcción De la fábrica salen troncos con las dimensiones, cajas y perforaciones para fijación y ductos internos de electricidad y agua, marcadas para su colocación precisa, de acuerdo con los planos constructivos de cada casa.

La fundación sobre la cual se levanta la casa, normalmente se realiza en viga corrida en concreto de 3000 psi.

La viga corrida se complementa con el piso de machimbre de madera inmunizada sobre viguetas de eucalipto. También es factible realizar un relleno en recebo y una placa de concreto de 5 centímetros de espesor, para que se pueda colocar baldosa o tableta.

En condiciones difíciles de toporafía, la casa puede eregirse sobre pilotes tratados de mangle o eucalipto, para garantizar la estabilidad y duración.

Este sistema es completamente térmico. Es decir, cálido en climas fríos y fresco en climas calientes, aunque en estos últimos es necesario darle mayor pendiente y altura a los techos.

El sistema estructural de la cubierta permite soprtar cualquier tipo de techo.

Casas con la solidez tradicional La principal fortaleza de las casas de la firma Campestres y Chalets está representada en el sistema de construcción tradicional y en el cumplimiento de las normas del Código de Construcciones Sismoresistentes.

Además de esto, ofrece un gran paquete de diseños, donde el cliente puede escoger. Pero si no le gusta ninguno, la firma hace el diseño que desee.

Esto lo puede hacer gracias a que el sistema constructivo no usa prefabricados o sistemas modulares.

Campestres y Chalets ofrece casas en cuatro estilos básicos: chalet, campestre, mediterráneo e inglés, en diversas áreas.

En el planeamiento de la vivienda, la empresa tiene muy en cuenta el manejo del entorno, para que la obra no rompa con la armonía del paisaje natural.

Aquí es importante la forma del terreno y la vista de que goce el sitio donde quedará ubicada la vivienda.

Las casas son entregadas completamente terminadas, a precio y plazo fijos (90 días), por el sistema de llave en mano. Además contempla las pólizas de buen manejo del anticipo, de estabilidad de obra y de cumplimiento.

De solución de vivienda social a casas de recreo El incremento en la utilización de casas prefabricadas en los últimos años en Colombia, muestra que son una solución al problema de la vivienda bajo cualquier circustancia.

En nuestro país se comenzó a trabajar este modelo de vivienda como una salida para los innumerables problemas de pobreza en las zonas marginales de los cerros orientales de la ciudad capital.

Hace 25 años, el sacerdote Rafael García Herreros empezó a utilizar este sistema para llevar casas a los sectores más pobres de Bogotá, porque resultaba barato y de fácil transporte. Esta primera iniciativa logró dotar de una vivienda cómoda y gratuitaa un buen número de familias de escasos recursos.

Una vez probada su efectividad, este tipo de construcción se extendió a la vivienda campestre de la sabana.

La primera casa campestre prefabricada fue vendida a un hacendado que la empleó como habitación del celador de su finca, en las afueras de Bogotá.

A partir de este momento la Corporación Minuto de Dios se convirtió en una entidad pionera dentro del ámbito del desarrollo y comercialización de casas campestres prefabricadas.

Esta modalidad tuvo éxito y gran acogida por parte de la clase media alta, que vio una oportunidad para adquirir un tipo de vivienda adaptable a la geografía nacional.

Diseñadas con plaquetas de cemento y madera, estas casas cumplen con ciertos grados de confort, que poco a poco y con un incremento en las técnicas de construcción extendieron su cobertura a otras regiones del país.

Hoy, el acceso a estas casas está reservado para aquellas personas que puedan pagar el metro cuadrado entre 180.000 y 220.000 pesos, dependiendo de la calidad de los acabados.

La Corporación ofrece 25 modelos de casas prefabricadas, entre 50 y 500 metros cuadrados, y que se construyen utilizando madera inmunizada y concreto espumado (que sirve como aislante térmico y acústico), en un termino de 30 días.

Las casas prefabricadas de la Corporación Minuto de Dios también se han utilizado en zonas donde se presentaron tragedias naturales (Lérida), en sitios de difícíl acceso como en la Isla de Malpelo, y en las islas del Rosario en Cartagena, donde se convirtieron en centros de veraneo.

Sistema Multimodelos: pura madera El sistema de casas campestres de la Inmunizadora de Maderas Serrano Gómez S.A. consiste en el diseño y suministro de un conjunto de piezas de madera y herrajes, con el cual se puede construir la estructura de una vivienda para el interior del país, la costa o la montaña.

Como sus fabricantes aclaran, no se trata de un programa de casas prefabricadas sino un programa de estructuras de vivienda industrializadas, similar al sistema americano de piederechos y entamborado de láminas de yeso, pero hecho en madera. Este sistema permite múltiples diseños y estilos de vivienda en uno, dos y tres pisos.

También permite variedad de acabados como enchapes de muros en pañete sobre malla de vena, en plycem, en yeso o madera; cubiertas en pizarra, shingle, teja de barro o teja Cindu; cielorrasos en listón machiembrado, pañete sobre malla, plycem o yeso; baños enchapados en porcelana o pañete impermeabilizado; ventanería y puertas en madera o aluminio; redes hidráulicas, eléctricas y sanitarias en PVC, y pisos en tableta cerámica, porcelana o madera.

Como ventajas, el sistema ofrece viviendas antisísmicas, rapidez en la construcción (30 días para la estructura y otros 30 para los acabados).

La firma se puede encargar de toda la obra o solo de la estructura y el cliente de los acabados.

Las casas poseen adecuados aislamientos térmicos y acústicos y variedad de estilos y diseños.

La madera con que se fabrican estas casas tienen una garantía de 20 años por defectos de inmunizado.

La facilidad de la estandarización Luego de diez años de experiencia en la construcción de casas campestres, Casaquinta Ltda. entendió que para ofrecer cumplimiento en viviendas rápidas, seguras y con buenos acabados, la estandarización era la clave.

Por eso para esta firma los materiales no son problema, pues ya saben donde están los proveedores. Esto permite reducir costos y cumplir con los tiempos de obra.

Casaquinta entrega casas campestres en cuatro meses y a precio fijo, por el sistema de llave en mano, en dos modelos básicos: la sabanera y el chalet.

Este último, con 118 metros de construcción, cuesta 25.5 millones de pesos. Tiene como especificaciones: cimiento ciclópeo con viga de amarre, tubería de gres y pozo séptico eternit, muros de ladrillo, cubierta en madera de abarco, cielorraso en listón machiembrado, pisos de tablón, puertas y ventanas de madera, clóset de madera con canastillas metálicas, baños en baldosa cerámica, cocina integral y calentador eléctrico.

Casaquinta le da mucha importancia a la cubierta de la casa campestre, porque su costo es el 30 por ciento del valor total de la construcción. Además, es un elemento portante y debe tener buena impermeabilización.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
25 de septiembre de 1993
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad