Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

ALÓ TENEMOS SEXO POR LÍNEA CALIENTE

Una voz sensual al otro lado de la línea dice ...Estoy aquí esperando que me llames, deseando escuchar tu timbre varonil, que despierte la hembra que me posee...Mi imaginación no tiene límites de tiempo, ni de espacio... Déjame contarte lo que no puedo decir en esta grabación. Llámame . No es una conversación. Es una grabación en la que una mujer intenta despertar los instintos sexuales de quien escucha, en diez segundos.

Ya no es necesario llamar al exterior y pagar costosísimas cuentas telefónicas para obtener el servicio. El Hot Line llegó a Bogotá.

La voz sensual desaparece y comienzan los contactos. Una llamada tras otra. Un dato no es suficiente para pedir una llamada erótica.

Lograr una comunicación no es difícil, pero es necesario armarse de algo de paciencia, pues hay que marcar varios teléfonos para poder entablar, de viva voz, una conversación erótica y sensual.

Códigos y claves En un aviso del periódico aparecían tres números telefónicos. Al llamar, contestó una grabación.

La voz que se escucha al otro lado de la línea -nada seductora- explica que el servicio no tiene costo adicional a la cuenta telefónica, pasa la muestra de lo que puede ser la llamada real con una chica de voz sensual y da otro teléfono para mayor información.

Al marcar el nuevo número, ya no responde una grabación. Es el mismo hombre que dio los datos iniciales por el contestador, quien informa que se deben consignar cinco mil pesos en una cuenta o comprar un bono en Chapinero.

Una vez consignada esa suma, hay una nueva comunicación telefónica, en la que se suministra el número de la consignación. Diez minutos después, debe hacer una nueva llamada. En ese lapso, el hombre de la voz poco seductora confirma que la consignación se ha realizado y entonces le da al usuario un código de tres números y una clave de seis.

Le advierte, eso sí, que debe llamar a otros teléfonos, entre las 11 de la mañana y 11 de la noche, y que tiene derecho a cinco llamadas, en dos modalidades. Una que consiste en dos servicios (llamadas) de 12 minutos, y otra, tres muestras (llamadas) de cinco minutos cada una. Las dos opciones tienen un plazo máximo de 30 días.

Así, después de pasar por todos los teléfonos y dependiendo de la necesidad, por fin puede obtener la llamada erótica.

Marca uno de los teléfonos suministrados. Alguien contesta. El usuario pide un servicio y suministra el código y la clave. Ese alguien pregunta si desea chico o chica. De inmediato se escucha una voz seductora a otro lado de la línea. Hola...soy Johnny el delicioso...

Con características En otro aviso. Otro servicio. Otro estilo, pero al fin de cuentas la misma llamada erótica: local y de viva voz.

Lo primero es marcar un número que resulta ser el de un apartado telefónico, un servicio que puso en marcha la Empresa de Telecomunicaciones hace un mes.

Una voz grabada indica que debe llamar a otro apartado, en el que informan que debe consignar siete mil pesos en una cuenta y y hacer una nueva llamada a otro teléfono, entre las 2:30 y las 6 de la tarde.

Al hacer esa llamada, contesta una nueva grabación en la que le piden dejar un mensaje, nombre y número telefónico.

Pasada unas horas, suena el teléfono. Un hombre de acento paisa está al otro lado de la línea para dar el número de la cuenta en la que se debe consignar el dinero.

Cumplido ese paso, se realiza una nueva llamada y vuelve a dejar el nombre y número telefónico. Pasados unos minutos hay una nueva respuesta de parte del hombre de acento paisa, quien toma los datos de la consignación y el día y la hora en que desea recibir la llamada.

Además, se concreta una nueva comunicación, antes del servicio. El hombre paisa llama muy cumplido y pregunta qué características debe tener la persona con quién desea hablar? Ojos miel, acuerpado, 1,80 de estatura, 30 años y profesional , es la respuesta.

Al otro lado de la línea suena el tecleo de un computador. Estamos buscando en la base de datos quiénes pueden servir .

Salen tres candidatos, que no son exactos a las peticiones, pero sí se acercan mucho. El último fue el escogido. Ahora sólo queda esperar, por fin, la llamada a la hora señalada.

A las 7 en punto suena el teléfono. Aló . Pediste un servicio de hot line... .

No necesitan autorización: ETB El gerente de la Empresa de Telecomunicaciones, Alvaro Dávila, afirmó que las llamadas eróticas de carácter local no necesitan autorización por parte de la entidad.

En el exterior, se utiliza la Red Inteligente, que es un servicio que empieza por 900 y a través de él se hace ese tipo de llamadas con tarifas diferenciales , explicó.

Sin embargo, en la ciudad no existe la Red y por lo tanto, los servicios se prestan por las líneas privadas. Además, señaló que en el caso de los apartados telefónicos, no hay ninguna irregularidad ya que solo se dan las instrucciones para realizar el contacto.

Dávila dijo además que la ETB tiene proyectado instalar la Red Inteligente, pero no para llamadas eróticas, sino para servicios de información como el horóscopo, la salida y llegada de vuelos y espectáculos.

Hay que tener en cuenta que las líneas telefónicas se están usando desde hace tiempo para servicios sexuales, como por ejemplo cuando se solicitan masajistas a domicilio .

Las mujeres, las más solicitadas Camilo Rueda, director de uno de los centros explicó que el promedio de llamadas que solicitan el servicio ha ido aumentado a tal punto que se pueden registrar entre 200 y 300 en un solo día.

Agregó que hace cerca de un año, cuando comenzó el servicio en Bogotá, se utilizaban grabaciones. Sin embargo, nos dimos cuenta de que era más llamativo hacerlas de viva voz, entre otras cosas, porque nuestro servicio era un hot line clínico .

Es decir que se prestaba a personas que sufrieran de disfunsiones sexuales.\ No obstante, el aumento en el número de llamadas hizo que después el objetivo se cambiara y el servicio se prestara, sin importar si existía alguna disfunsión de por medio.

Su empresa cuenta con seis mujeres y dos hombres para atender las llamadas eróticas. El 80 por ciento de los servicios son solicitados por hombres, quienes piden hablar con mujeres. El 20 por ciento restante de las llamadas son de mujeres, que en la mitad de los casos solicitan hablar con otra mujer , dijo Rueda.

Agregó que en otros casos, llaman parejas, quienes escuchan las llamadas por medio de altavoces o derivaciones con el fin de que todos puedan participar.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
15 de septiembre de 1994
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad