Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

EL FONDO PRESTACIONAL DEL MAGISTERIO

Fueron grandes las esperanzas y las ilusiones que se crearon en maestros de primaria, profesores de enseñanza media y supervisores e inspectores nacionales de educación al servicio de la Nación, municipios, departamentos y, por qué no decirlo, del Distrito Capital, cuando el presidente Virgilio Barco Vargas y el viceministro de Educación Nacional, encargado de las funciones ministeriales para esa época, Adolfo Miguel Polo Solano, acogieron la idea plausible de crear el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio. Estas buenas intenciones no se están cumpliendo como debería ser, puesto que no obstante que la administración Barco Vargas las convirtió en ley 91 del 29 de diciembre de 1989 al crear el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, las entidades encargadas de cumplir las funciones de pagar las prestaciones y proyectar el régimen de seguridad social a sus afiliados y beneficiarios, no se han percatado de cuál es su misión y hasta la fecha no han hecho

Se da el caso de que el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio ordena, mediante resolución, el pago de prestaciones a un docente, las envía para su pago a la Fiduciaria La Previsora Ltda. (gerencia del Fondo Prestacional del Magisterio) y ésta las objeta o rechaza con argumentos que nos llevan a concluir que no hay unificación de criterios jurídicos, ni de sana crítica, ni de lógica alguna entre la presidencia del consejo directivo del Fondo y los abogados revisores de la Fiduciaria, situación que está entrañando graves perjuicios económicos a los docentes que han adquirido ciertas obligaciones con firmas constructoras y el Fondo Nacional del Ahorro.

No entendemos cómo algunos funcionarios de la Fiduciaria y del consejo directivo del Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio desconozcan leyes y decretos que consagran determinados derechos adquiridos que están previamente tutelados por la Carta Fundamental, y olvidan que la legislación laboral es de orden público.

A todos los estamentos del Fondo Prestacional los invitamos a que dentro de la ley asuman sus responsabilidades y afronten y pongan en práctica su poder de instrucción y de decisión, a fin de que no se frustren los aportes y los miramientos plasmados en leyes positivas que nos dejaron las últimas administraciones que presidieron Julio César Turbay Ayala y Virgilio Barco Vargas.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
6 de octubre de 1992
Autor
SANTIAGO PEREZ MENDOZA

Publicidad

Paute aqu�