Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Rechazan castigo con cepo a niña indígena

Fue solo una semana lo que María* pudo disfrutar de la compañía del patrullero Albeiro Loaiza, pero esa breve relación la condenó al cepo, castigo centenario que los indígenas acostumbran para quienes incumplen sus normas.

Esa fue la sanción que la Asociación de Indígenas Desplazados (Asid), con sede en Pereira, le impuso a esta niña de 14 años por una relación con alguien ajeno a su raza.

La dureza del castigo provocó rechazo en Pereira por tratarse de una menor.

La niña conoció al policía en una actividad del colegio donde cursa 7o.

grado. El 7 de junio no durmió en su casa. Llegó en la madrugada del 8 y contó de su relación. Ante el regaño, abandonó su hogar.

Su papá, Hugo Alberto Peñuela, fiscal de Asid, que agrupa a 92 familias desplazadas, la mayoría de la etnia embera chamí, puso en conocimiento de la organización la desaparición y la conducta de la niña.

La asociación dispuso su búsqueda y se asignó a la guardia indígena esa tarea. El 15 de junio fue encontrada y llevada a la sede de la Asid.

En un consejo se acordó tenerla 72 horas en el cepo. Un pie está dentro de un orificio que forman dos palos sujetados por una cadena, lo que le impide movilizarse. Entre los paeces, la persona castigada tiene colgados los pies en la trampa. Pocos la resisten.

Teresita Cardona, directora regional del ICBF, dijo que las normas indígenas no pueden estar por encima de la Constitución y “en ella se establece que los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos e intereses de los demás”, sin importar raza,religión o condición social”.

Por esa razón, ayer se disponía a intervenir para proteger a la menor maltratada. En la Defensoría del Pueblo de Risaralda reposa la denuncia de desaparición, interpuesta por la Asid, pero no sabían del castigo, por lo que la entidad anunció una investigación.

Francisco Nacavera, presidente del grupo indígena, defendió el castigo: “Es una práctica tradicional y en medio del fragor de la ciudad se busca mantener las costumbres nativas”.

Aclaró que la niña no sufre maltrato, pues está acostada. Agregó que espera que las autoridades investiguen la conducta del policía. El coronel José Poveda, comandante de la Policía Risaralda, señaló que hay una denuncia y se abrirá investigación interna.

Sobre el castigo a la niña, su padre no tiene reparos y dijo que puso el caso en conocimiento de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) para que se investigue al uniformado. Expresó que entre los suyos se es menor después de los 18 años, si los hijos viven con sus padres.

La violencia lo llevó hace cuatro años a Pereira con sus 11 hijos, desplazado de su resguardo en San Antonio (Tolima). Ahora espera la liberación de su hija, que será hoy.

El policía involucrado no está en Pereira, al parecer por un relevo normal en la institución.

*Nombre cambiado por tratarse de una menor.

''Las normas indígenas no pueden estar por encima de la Constitución Nacional'' Teresita Cardona, directora regional del Icbf.

''Es una práctica tradicional. Buscamos mantener nuestras costumbres''.

Francisco Nacavera, presidente de Asid

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
23 de junio de 2006
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: