Cerrar

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CITA FINANCIERA

Para las horas de la mañana del día de hoy se ha programado una reunión, en la sede del Banco de la República, entre las autoridades monetarias, encabezadas por el señor ministro de Hacienda, los presidentes de los bancos comerciales y los representantes de las asociaciones gremiales del sector financiero. Como es apenas de esperar, esta cita ha generado una enorme expectativa. Tiene lugar al cabo de dos semanas de instalado el nuevo gobierno, con posterioridad a la adopción de fuertes medidas para restringir el crédito en la economía y del anuncio del mismo presidente Samper en que solicita al sector financiero aportar su granito de arena para evitar el crecimiento excesivo de la cartera y el alza de las tasas de interés. Es bien sabido que los saldos de la cartera del sistema bancario han aumentado rápidamente en los últimos dos años. Es decir, que los préstamos nuevos de los bancos y de las corporaciones han crecido mucho más que los reembolsos de los créditos, lo cual ha lleva

El crecimiento de la cartera de los bancos tiene su origen en las necesidades de financiación de una actividad productiva en expansión acelerada y en la demanda de crédito de consumo por los particulares. Hasta la semana anterior parte de estas necesidades se satisfacían mediante préstamos externos. Con todo, las tasas de interés ya habían subido. Es previsible por tanto que, cerrado el crédito externo, éstas continúen en alza. Los bancos, que manejan el negocio de asumir riesgos, sabrán hasta qué punto pueden continuar colocando los fondos que el público les deposita a esas tasas de interés, sin incurrir en contingencias desmedidas que coloquen en peligro su estabilidad. Deberán, también, tener claridad en el sentido de que si los fondos a su disposición son insuficientes para atender la demanda de crédito, el Banco de la República no les suministrará liquidez adicional, tal como lo han advertido en repetidas ocasiones sus máximos directivos.

Si las condiciones que enfrenta el sistema bancario en la coyuntura actual son las que se han descrito, las entidades financieras deben tener libertad para administrar su negocio, entendiendo bien el ambiente dentro del cual se mueven y asumiendo una posición responsable y cautelosa. Así debe suceder en una economía de mercado. A las autoridades les cabe la tarea de compartir la información y de alertar sobre los peligros más que la de imponer controles administrativos sobre las tasas de interés o topes al crecimiento de la cartera. Ambas opciones han probado ser, en el pasado, ineficaces. Así lo acaba de señalar la experiencia de limitar la expansión de la cartera bancaria al 2.2 por ciento mensual.

El manejo de la política económica ha sido muy difícil en razón del auge de las actividades privadas y del crecimiento del gasto público. Mantener el ritmo del pasado reciente no es posible si es que, de veras, se desea bajar la inflación. El ministro de Hacienda y los directores del Banco de la República se enfrentan, entonces, a un complejo dilema por cuanto el control de la inflación no podrá lograrse sin sacrificar uno de dos objetivos: el salto social o la continuada expansión de las actividades privadas.

Ojalá la cita financiera de hoy sea útil para establecer un rumbo compartido entre las autoridades y los directivos de los bancos que tenga en cuenta las posibilidades de alcanzarlo y, también, los obstáculos que se atraviesan en el camino.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
22 de agosto de 1994
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Patrocinado por: