La banda ancha más ancha del mundo

La banda ancha más ancha del mundo

Colombia estaría próxima a contar con las redes de banda ancha 'más anchas' del mundo. Aquí se inventó la forma más creativa, económica y fácil de hacerlo. Gracias a la iniciativa colombiana (eso creo), la mínima velocidad de acceso a Internet podría ser de 1.000 megabits por segundo (1 gigabit por segundo). Hoy el máximo acceso residencial no supera los 2 megabits por segundo y el promedio no está siquiera en 256 Kbps.

3 de abril de 2006, 05:00 am

El ingenioso y simple dispositivo para aumentar la velocidad de las conexiones de Internet en Colombia se conoce con el nombre de Acelerador Textual de Velocidad (ATV). Basta con agregarle a la oferta comercial, en letra pequeñita un texto con la palabra “reuso”, y listo.

Por ejemplo, para aumentar la velocidad de 1 Mbps a 1.000 Mbps sólo sería necesario decir: “con reuso 1:1.000 o 1:1.150”. A eso llamo yo el verdadero poder de la palabra.

Se volvió costumbre en Colombia que nos ofrezcan los accesos de banda ancha con diferentes tipos de 'reuso'. Es decir, que el proveedor de Internet nos ponga a compartir el ancho de banda con varios usuarios, usualmente 1:10.

Así que si estamos de buena suerte, solo algunas veces se logra ese máximo de velocidad prometido, pero casi siempre es un promedio mucho menor.

Esta práctica del 'reuso', guardadas las proporciones, equivaldría a que cuando fuéramos al supermercado a comprar 1 kilo de carne, nos entregaran sólo 100 gramos, con el argumento de que su kilo de carne está siendo compartido con varias personas.

No he podido encontrar alguien que me explique por qué aquí se les ha dado por montar tan sutil y tecnócrata engañifa. ¿O no es posible anunciar y vender lo que realmente se entrega? ¿Suena muy poco si se compara con los otros países? ¿Quedaría-mos con la banda ancha menos ancha del mundo? Lo justo es que cuando se contrata un canal de 256 Kbps, por ejemplo, se debería recibir por lo menos 200 Kbps, ya que se puede presentar una merma de entre un 5 y un 20 por ciento.

Los proveedores de acceso a Internet tienen el legítimo derecho a obtener un margen en la reventa que hacen, pero sin maltratar y acudir a tal procedimiento engañoso.

Lo grave del asunto es que las autoridades han venido aceptando sin chistar semejante atropello. Pero al parecer ya se decidieron a tomar cartas en el asunto.

Gabriel Jurado, de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT), dijo que está próximo un proyecto de regulación al respecto. Y el Ministerio de Comunicaciones… ¿hace mutis por el foro? Ya se ha dicho que la banda ancha colombiana no es tan ancha como la venden y mucho menos como la muestran las estadísticas oficiales.

Confiemos en que las autoridades no sigan de agache y mantengan la pícara formulita del 'reuso' (familiar aventajada de la de los impulsos telefónicos, que tanto ha maltratado el bolsillo de los colombianos), a no ser que estén pensando pasar automáticamente al primer lugar de la banda ancha mundial y decidan adoptar el 'ATV' o 'reuso' de 1:1.000.

ec.angulo@gmail.com