Cerrar

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Blanquita, la reina de todos los abuelos

“Cuando dijeron mi nombre sentí como si me hubiera caído un baldado de agua fría. Me dieron escalofríos y hasta ganas de llorar, pero yo pensaba, Dios mío, por favor no me hagas llorar porque me va a dar mucha pena. Todo el mundo empezó a gritar y me sentí realmente feliz”.

Así describe Blanca Cecilia Rojas la alegría que sintió cuando ganó el primer Reinado del Adulto Mayor, realizado el jueves por la Fundación Sonreír con Canas en el Teatro Arlequín de Bogotá.

Esta mujer de 73 años, madre de 5, abuela de 9 y bisabuela de 2, compitió con otras 33 candidatas de dife-rentes barrios de Bogotá, que como ella vistieron trajes de gala y bailaron las canciones que prepararon para la ocación.

“El 11 de junio de 1932 nació esta niña bella y preciosa, una bogotana de pura cepa”, dice Blanquita, como todo el mundo la conoce.

Pero las demás candidatas no están preocupadas. Saben que habrá otras oportunidades para ganar la corona.

Según Jorge Lozada, fundador de Sonreír con Canas, este reinado se va a hacer todos los años en diciembre.

“Esto lo hacemos con el propósito de estimular a las abuelitas para que se sientan bellas y para que les den ganas de vivir”, explica Lozada.

Sin embargo, no solo ellas gozaron. A la reunión asistieron alrededor de 900 adultos mayores y para todos fue un momento muy especial. Eso opinó María Baquero, una abuelita de Bosa. “Es una dicha para nosotros los viejitos porque lo necesitamos y lo merecemos”.

Inclusive otros, no tan viejitos, también tuvieron algo que decir.

“Esto es muy bonito porque es una forma de divertirse y de pasar un día diferente. Ahora no me cabe duda que cuando sea abuelita voy a venir a concursar”, dijo Luz Amanda Díaz.

Una labor social La Fundación Sonreír con Canas, que nació hace 7 años con el propósito de brindarles recreación a los abuelos, ya cuenta con mil miembros de los estratos 1 y 2 que están distribuidos en 80 asociaciones en los barrios Ciudad Bolívar, Suba, Usaquén, Bosa, Fontibón, Chapinero y Tunjuelito.

Blanquita ingresó hace 3 años y antes de ser reina, ya lideraba a los abuelos. “Tengo un grupo de 40 viejitos en el barrio y soy la vocal. Todos los jueves les doy recreación, gimnasia y baile” explica.

Por eso bailó una cumbia en representación del barrio Capri, de Ciudad Bolívar, un sector olvidado pero que, según cuenta, tiene muchas mujeres lindas como ella.

“Qué me iba a imaginar que podía ser reina si no tuve casi estudio. Solo hice hasta primero de primaria. Pero eso sí, me fascina bailar. En donde haya música ahí estoy, y a pesar de los nervios, me fue bien porque creo que por eso gané”, dice Blanquita.

Sin embargo, lo que realmente la tiene nerviosa es el viaje a San Andrés que se ganó en el concurso. “Qué nervios, Virgen Santísima. Me voy con mi esposo pero no estamos listos todavía porque nunca hemos montado en avión. Yo creo que para subirnos les va a tocar darnos en la cabeza como con Mario Baracus (personaje de la serie Los Magníficos) ”, cuenta entre risas.

Pero aparte del viaje, Blanquita ya está pensando en lo que va hacer durante su reinado. “Espero encontrar a alguien que nos ayude a los de la tercera edad porque estamos muy abandonados”.

sanmoy@eltiempo.com.co

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
18 de diciembre de 2005
Autor
SANTIAGO MOYA ESCALLÓN

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad