Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Cómo sacar un carro de ‘los patios’

Una tarea a la que la mayor parte de la gente le hace el quite es la de sacar un automotor de los patios. Además del golpe para el bolsillo del infractor, las diligencias que se deben realizar para recuperarlo son dispendiosas, sin importar el motivo por el que fue inmovilizado: mal estacionamiento en la vía pública, estado de embriaguez del conductor, exceder la capacidad de carga o por falta de documentos.

Estas vueltas no se hacen en un solo lugar sino en dos partes diferentes, lo que representa casi un día de trabajo para lograrlo. Y hay que contar con el dinero para cancelar cada una de las cuentas pendientes: el comparendo (que oscila entre los 90 mil pesos y los 380 mil pesos), la grúa (que estriba entre los 50 y los 85 mil pesos), la entrada al patio (que depende del peso del carro, pero está entre los 30 mil y 36 mil pesos) y los días de bodegaje.

En Bogotá existen dos parqueaderos únicos, uno para automotores particulares y otro para públicos, los cuales son administrados por los consorcios Parqueadero Bogotá y JV Inversiones.

El de particulares está ubicado en la transversal 93 No. 52-00 (Álamos) y es manejado por el Parqueadero Bogotá, desde marzo del 2004. A partir de esa fecha, según el gerente operativo, Enrique Peña, se han inmovilizado un total de 800 mil carros, de los cuales 400 no han sido reclamados.

“Mensualmente recibimos unos cuatro mil carros, aproximadamente, de los que 700 llegan por accidentes que han dejado muertos o heridos. En este caso, contamos con siete peritos que se encargan de hacer un estudio exhaustivo de la forma en la que arriba el vehículo, con el fin de rendir un informe a la Fiscalía”, dice Peña.

A este patio, que cuenta con un lote de 41 mil metros cuadrados y tiene capacidad para albergar un total de 1.400 automotores –las 24 horas del día– es al que debe acercarse el interesado para que le entreguen la planilla de ingreso del vehículo, la grúa y el comparendo. Claro, después de haberse comunicado con la línea 127, en la que se determina el motivo por el que fue inmovilizado el automotor.

“En la planilla de ingreso se establece la fecha de entrada del carro y la hora, además de la causa de la inmovilización, el número de la grúa que lo llevó y el del video, pues es importante saber que siempre que un vehículo llega al patio se filma, con el fin de demostrar su estado o su condición.

Esta cinta no dura más de tres minutos, pero en el momento de un reclamo, ayuda a establecer que el daño que alega el propietario no se hizo en el lugar, sino que pudo haber sido en el recorrido de la grúa o antes. Valga aclarar que hay cuatro empresas de grúas que ofrecen el servicio del traslado”, agrega Peña.

Hay que tener en cuenta que el inventario de grúas siempre va firmado por el agente de tránsito que puso el comparendo y que, en este, se hace un informe detallado de las partes del carro.

Pasos para ‘liberarlo’ Después de tener en las manos los papeles del patio –además de la tarjeta de propiedad, de la licencia de tránsito, del seguro obligatorio y de la cédula de ciudadanía– el interesado debe dirigirse a alguna de las dos inspecciones de inmovilizados, de acuerdo con el motivo de la infracción.

Así, si el comparendo es por mal estacionamiento, pico y placa, falta de algún documento o por gases, entre otras cosas, la vuelta debe hacerla en la Inspección 21, ubicada en la carrera 13 No.32-18. Pero si es por causa de embriaguez, tiene que ir a la carrera 28 No. 17-20.

En algunos de estos dos lugares el inspector revisa que el vehículo tenga todos los documentos al día y, de igual forma, estudia el historial del mismo. Si todo está en perfectas condiciones, emite una autorización para que en los patios dejen sacar el carro.

Posteriormente, la persona debe trasladarse a Álamos (en donde está localizado el patio), con el objetivo de mostrar la planilla que le entregó la inspección y de cancelar el valor de la grúa, de la entrada y del bodegaje del vehículo.

El comparendo, por su parte, se puede cancelar en los bancos autorizados por la Secretaría de Tránsito. Aunque si la persona no cuenta con el dinero, puede diferir esta amortización –máximo a tres meses–, a través de Covinoc.

Lo cierto es que para sacar el vehículo del patio único no se necesita pagar la infracción.

Finalmente, para poder ‘liberar’ el automotor, el propietario debe llevar el original y dos copias de la cédula de ciudadanía, la licencia de tránsito o tarjeta de propiedad, la licencia de conducción, el seguro obligatorio, el inventario del automotor (cuando ingresó a los patios), el comparendo y la orden de la Fiscalía, si la hay, para que le entreguen el carro.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el patio único atiende al público de lunes a viernes de 8 a.m. a 6 p.m. y los sábados de 8 a.m. a 1 p.m.

Mientras, en las inspecciones únicamente se presta servicio de lunes a viernes de 8 a.m. a 4 p.m.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
17 de diciembre de 2005
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad