Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Bajó hurto de combustible

Aunque el hurto de combustible en la ciudad bajó en un 75 por ciento frente al 2003, según la Secretaría de Gobierno, el negocio de la gasolina ilícita en Medellín va más allá de las válvulas que se encuentran en los corregimientos y se extiende hasta el bolsillo de los consumidores que se enfrentan a diversidad de precios y riesgos al comprar combustible para sus vehículos.

Así se evidenció en el balance presentado ayer por la Dirección de Hidrocarburos de la Alcaldía de Medellín que en solo seis meses de funcionamiento mostró que a pesar de los logros aún falta mucho para cortar el chorro de la gasolina ilegal.

Mientras entre enero y septiembre de 2003 fueron robados 488.166 galones de combustible del poliducto Medellín-Cartago, que atraviesa la ciudad, en el mismo periodo de 2004 fueron 282.702 y este año han sido hurtados 103.530.

“Es la cifra más baja en los últimos cuatro años. Se debe al control que ejerce hidrocarburos, con la ayuda de Ecopetrol y la Policía. En los últimos tres meses nos hemos mantenido en 2.400 barriles mensuales robados del poliducto”, dijo Consuelo Vélez, coordinadora de la Dirección de Hidrocarburos.

Según el coronel Carlos Durán, coordinador del Control de Pérdida de Combustible en Antioquia, de Ecopetrol, la reducción se da por las acciones de la Fuerza Pública en las zonas donde se hallan válvulas, además de que la desmovilización de las autodefensas ha ayudado, pues los mayores comerciantes de gasolina ilegal siempre han sido los paramilitares. “Ahora el negocio lo manejan bandas delincuenciales y el hurto es a una escala más baja”, explicó el funcionario.

Las zonas más críticas donde se presentan válvulas ilícitas son los corregimientos de San Cristóbal, Santa Elena y Palmitas contribuye al problema con la comercialización del combustible.

El pasado 19 de noviembre se detectó una en San Cristóbal con un tanque de almacenamiento de 250 galones y 75 pimpinas y en Santa Elena el 19 de noviembre se regaron 16 mil galones de ACPM en la vereda Mazo.

Irregularidades El negocio de la gasolina ilícita llega hasta las estaciones de servicio.

Medidores adulterados, mezclas de combustible legal (vendido oficialmente por Ecopetrol) e ilegal, precios no visibles, son algunas de las irregularidades que también se presentan en la ciudad.

Actualmente, y luego de 1.700 operativos, se encontró que 31 estaciones de servicio legales tienen contravenciones; así como 18 parqueaderos (por seguridad no pueden estar en estaciones de servicio), y fueron retenidas tres personas.

Según el informe, en las estaciones de Bolivariana por La 33, Palmitas y Porvenir, en Guayabal, se enconcontró combustible por debajo del nivel de marcación, es decir vendían una mezcla de combustible legal con ilegal.

Contra estas tres se adelantan procesos penales en la Fiscalía y de comprobarse el delito les aplicaría la extinción de dominio.

Para esto la Direccíón de Hidrocarburos invitó a denunciar irregularidades a la línea telefónica 233 43 54.

ESTO DIJERON...

CONSUELO VÉLEZ TOBÓN Directora Programa de Hidrocarburos. Secretaría de Gobierno “Hay que verificar que el precio que le vendan sea el mismo del surtidor, que esté en un lugar visible. Si siente que no le rinde el combustible al cambiar de estación de servicio, puede denunciar pues pueden tener calibradores alterados”.

FRANCISCO HENAO Subsecretario de Orden Civil “El problema es que cada galón de combustible robado al poliducto no paga la sobre tasa que se destina para el Metro y para inversión social de la ciudad. Este año, debido al control, se han recaudado 60 mil millones de pesos”. .

USAN NIÑOS Las bandas que comercian con gasolina ilícita usan a los niños para que carguen pimpinas de 5 galones y atraigan clientes a cambio de mil pesos en barrios como Belén Altavista. A los más jóvenes, les ofrecen participar en las bandas como ‘campaneros’ por lo que ganan en las noches entre 100 mil y 300 mil pesos. Por esa razón la Dirección de Hidrocarburos desarrolla campañas de sensibilización con los niños y jóvenes de estos barrios.

También en Robledo por las ventanas de algunas casas se consigue combustible para motos. “ Es un peligro porque en esas casas se llegan a almacenar canecas con 55 galones, que si explotan vuelan una manzana”, aseguraron los expertos.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Nación
Fecha de publicación
30 de noviembre de 2005
Autor
CATALINA OQUENDO B.

Publicidad

Paute aqu�