Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CONDIMENTOS Y ESPECIAS MEDICINALES

El arte culinario depende, en gran parte, del uso de condimentos y especias. La humanidad siempre ha buscado estas sustancias que en su mayoría provienen del reino vegetal, con muy pocas excepciones como el cloruro de sodio o sal común. Famosas exploraciones se hicieron con el único fin de intercambiar especias exóticas, y algunos historiadores afirman que este fue un móvil de expediciones como las de Marco Polo, Magallanes o Cristóbal Colón.

Aunque la principal razón para el uso de condimentos sea el mejoramiento de los sabores, hay que tener en cuenta las propiedades carminativas de la mayoría de estas sustancias. Muchas favorecen la digestión de los alimentos, evitan la formación de gases y estimulan el tono del estómago y duodeno.

De este modo, condimentos y especias tienen per se una propiedad medicinal que aprovechamos, aunque no tengamos clara conciencia de ello.

En algunos casos el condimento es utilizado para mejorar la apariencia de los alimentos, como el azafrán y el achiote, desafortunadamente remplazados por colorantes sintéticos que no tienen ninguna propiedad.

Pero condimentos y especias tienen además propiedades medicinales comprobadas que podemos aprovechar, sobre todo por la gran disponibilidad y la inocuidad de la mayoría. A continuación mencionaremos algunos de los más importantes: 1. CANELA (Cinnamomun Zeylanicum): esta corteza obtenida del árbol canelo de Ceilán, procedente de la India, tiene difusión mundial por su agradable y dulce sabor, utilizada particularmente en bebidas y postres. Entre los muchos usos medicinales que se le atribuyen podemos confirmar tres: por su alto contenido de taninos es útil para la diarrea, incluso preparada en suero casero (agua hervida, sal y azúcar, con astillas de canela). También es útil para los cólicos en los lactantes, administrada en agua con azúcar. Finalmente, se le reconoce una propiedad calmante en los cólicos menstruales. Debe evitarse su exceso, pues produce irritación gástrica y aumenta el estreñimiento. 2. CEBOLLA CABEZONA (Allium cepa): condimento universal, base de la preparación de las comidas de sal. Su difusión también es mundial. Por su fácil conservación se encuentra incluso en regiones apartadas donde el transporte y la refrigeración son difíciles. Su alta cantidad de compuestos azufrados (motivo del lagrimeo que induce al manipularla) le otorga una excelente propiedad antibiótica, comprobada en cultivos in vitro para las bacterias Gram (+) Y Gram (-) más comunes. Por esto, resulta útil el jarabe de miel o panela con cebollas para procesos bronquíticos o infecciones urinarias, unido a su probable capacidad expectorante y diurética. 3. AJO (Allium sativum): este es otro condimento muy utilizado, especialmente en las comidas europeas y orientales, pero que se ha ganado un lugar en todas las cocinas. Afamado por sus múltiples propiedades medicinales, muchas de ellas ya han sido comprobadas en el laboratorio: hipoglicemiante, hipotensor, diurético, uricosúrico, sin conocerse toxicidad alguna, incluso en grandes dosis. 4. TOMILLO (Thymus vulgaris): esta planta, usada como condimento de carnes tiene un alto contenido de timol, antiséptico muy empleado en la odontología; con reconocidas propiedades medicinales en casos de gripa y tos persistente, además actúa como regulador de los ciclos menstruales. En Europa se la considera como un verdadero antibiótico. 5. PEREJIL (Petroselinum sativum): Desde tiempos inmemoriales se le atribuye una propiedad abortiva, lo cual es difícil en dosis normales, sin embargo, sí se le han descubierto sustancias hormonales estrogénicas que favorecen la menstruación cuando hay retrasos o irregularidades de origen hormonal. En la Sabana de Bogotá es muy utilizado el zumo de esta planta para combatir crisis nerviosas. 6. ANIS (Pimpinella anisum): esta semilla desecada es utilizada hoy industrialmente para la preparación de aguardiente y otras bebidas alcohólicas. Es famosa por sus cualidades antiespasmódicas, muy eficaz en los cólicos de los niños. 7. CILANTRO (Coriandrum sativum): otra umbelífera muy empleada en nuestra cocina, siempre se recomienda en caldos como reconstituyente, especialmente para convalecientes, parturientas o enguayabados, quizás por una propiedad tónica no muy bien establecida. También ha sido utilizado para desórdenes menstruales.

En algunas regiones de clima templado encontramos un cilantro silvestre, cimarrón o espinoso, al que le hemos podido comprobar una sorprendente eficacia para acortar el período ictérico en los enfermos con hepatitis viral.

Además de estos condimentos que hemos mencionado, frecuentes en la cocina colombiana, no es raro la utilización de algunas aromáticas como especia: la yerbabuena, la albahaca, la salvia, el orégano, la mejorana, entre otras, de propiedades medicinales reconocidas, pero que se clasifican en otro grupo de las hierbas medicinales.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Salud
Fecha de publicación
16 de octubre de 1991
Autor
GERMAN ZULUAGA R., MD.

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad