Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

HUMBERTO DE LA CALLE: METEÓRICA CARRERA

La primera experiencia estrictamente política que tuvo Humberto de la Calle, el último Designado a la Presidencia, se dio a partir de 1989 cuando ingresó como asesor de la campaña de César Gaviria. Hasta entonces su nombre fue ajeno a las lides partidistas y mencionado sólo en relación con el desempeño de cargos técnicos, aunque de alto vuelo: Registrador Nacional del Estado Civil, magistrado de la Corte Suprema de Justicia y asesor de las Naciones Unidas.

Su perfil de hombre de estado se afianzó en realidad a partir de aquel 28 de diciembre de 1990 en Cartagena, cuando asumió como Ministro de Gobierno.

De ahí en adelante comenzó a cuajarse en el manejo político porque le correspondió formular, impulsar y defender en un escenario pluripartidista muchas de las iniciativas que el Ejecutivo envió a la Asamblea Constituyente.

Abogado, oriundo de Manzanares (Caldas) y de 46 años de edad, De la Calle es hoy el hombre más próximo al presidente Gaviria, a quien siempre le ligaron más los vínculos y afinidades intelectuales que la política.

Los cronistas caldenses lo sitúan como un profesor y jurista, que primero soñó con descollar en la literatura y pregonó, al lado de Gonzalo Arango, las ideas del nadaísmo y del existencialismo.

Sus contemporáneos de la Tertulia de las trece picas , en Manizales, recuerdan que escribió versos y que muchas veces vio el amanecer leyendo a Baudelaire y a Rimbaud.

Su madre, doña Georgina, una maestra de toda la vida, le enseñó a querer a García Márquez, a quien él, cuando estaba en trance de escritor, le parecía algo odioso.

Como él mismo lo admitió alguna vez, al final se convenció de que lo suyo era la literatura forense , escrita en memoriales ante los despachos judiciales o en providencias como juez en Salamina y Chinchiná.

Su experiencia en la cátedra, y el énfasis en su preparación técnica, hicieron que las administraciones requirieran sus servicios como Secretario de Gobierno de Caldas o como Tesorero de Rentas Municipales de Manizales.

También ha sido decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Caldas y profesor de este centro superior y de la Universidad del Rosario.

Amante de la ciencia jurídica, ha publicado tres obras de consulta: La acción cambiaria, Código Electoral Colombiano e Inoperancia del negocio jurídico.

Su concurso ha sido apetecido en juntas y consejos directivos: Banco de Caldas, Corporación Financiera de Caldas, Comité Nacional de Cafeteros e Instituto de Seguros Sociales, entre otras entidades.

Al cargo de Registrador Nacional llegó en 1982, cuando el Consejo Electoral lo eligió por unanimidad.

En 1986 hizo parte de la nómina de reintegración de la Corte Suprema de Justicia, como magistrado de la Sala Penal.

Un año después comenzó a trabajar como consultor de las Naciones Unidas, hasta el inicio de la campaña presidencial de César Gaviria.

El 28 de diciembre de 1990 entró a remplazar a Julio César Sánchez en el Ministerio de Gobierno.

Ha estudiado constantemente. En su folio de vida figuran diez cursos de posgrado.

En la Escuela Superior de Administración Pública estudió técnicas de programación y control de proyectos y técnicas de planeación; en la Universidad del Rosario perfeccionó sus conocimientos en Derecho Administrativo y allí mismo fue alumno del profesor Lorroumet en un curso sobre Responsabilidad Civil.

Este ex nadaísta, poeta para consumo doméstico y jurista consumado, será el último Designado a la Presidencia de la República.

Ayer, al aceptar la postulación que le hiciera la bancada liberal en el Congreso, Dela Calle dijo que interpretaba su escogencia más como un acto de solidaridad con el Presidente Gaviria que como un resultado de mis capacidades o mi gestión pública .

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
5 de agosto de 1992
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad