Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

CÓMO DECORAR LA ALCOBA DE SU HIJO

El entorno estimula o tranquiliza a los niños. Sobre todo si este es su cuarto, donde pasa gran parte del día, y no solo durmiendo. La luz, los juguetes, la cama y los muebles les ayudan a despertar su imaginación y a desarrollarse mejor. Y el color sirve para calmar su energía o para incentivarlo a crear nuevas cosas.

El entorno estimula o tranquiliza a los niños. Sobre todo si este es su cuarto, donde pasa gran parte del día, y no solo durmiendo. La luz, los juguetes, la cama y los muebles les ayudan a despertar su imaginación y a desarrollarse mejor. Y el color sirve para calmar su energía o para incentivarlo a crear nuevas cosas.

Las siguientes son algunas ideas para decorar un cuarto infantil. Tenga en cuenta primero que los gustos varían con las edades. Hasta los 3 años, de 3 a 7 y de 7 a 12 los intereses de sus hijos suelen cambiar.

Color: Use colores suaves si el niño es pequeño. Los colores pastel, los dibujos sencillos y la decoración simple dan un aire sereno. La idea es que el pequeño descanse y tenga tranquilidad. Si usa colores fuertes, puede estimularlo demasiado. Si es un bebé de meses, ubique su cuna en un lugar lejos de la luz directa natural y de las corrientes de aire.

Ya más grandes, puede usar colores primarios (rojo, azul y amarillo). Pero si el niño tiene rasgos hiperactivos, procure no usarlos porque no dejarán que se concentre. A los más creativos puede estimularlos con colores vivos, al igual que a los más retraídos.

Juguetes: Ubíquele juegos como tableros con marcadores secos, piezas para armar y desarmar. No le muestre tantos, para que elija con calma y juegue con tranquilidad. Es vital tenerle espacio para el juego.

Muebles: Busque que sean funcionales, que los extremos sean redondeados, con pinturas no tóxicas y, en lo posible, con madera ecológica. No elija objetos demasiado grandes. Procure que tenga cajones o estantes para guardar objetos, libros y secretos.

Cama: Son interesantes los enfoques temáticos a la hora de elegir la cama. Algunos diseñadores de muebles han creado alcobas en las que los niños, además de descansar, pueden desarrollar su imaginación. Se encuentran en el comercio camas con figuras como barcos, trenes, aviones, castillos, casas, cuevas o autos que les permiten jugar y dormir plácidamente.

Iluminación: Busque que la luz del cuarto sea suave, tenue, cálida. Elija luces halógenas.

Piso: Busque que sea lavable y resistente. Se ensuciará todo el tiempo, así que evite, en la medida de lo posible, alfombras delicadas. Si no tiene otra opción, elija usar tapetes en espuma para juegos.

Espacio libre: Depende del carácter del niño. Si es inquieto y sociable, necesitará más de lo previsto para recibir visitas de compañeros y para jugar e inventar juegos. También le conviene el rojo y el verde (o naranja). Si el menor es estudioso y callado, busque tonos serenos (azul, verde, rosa) y deje espacio para la biblioteca.

Decoración: Si ya puede elegir, permítale que manifieste sus deseos y elija un enfoque temático, que puede ser desde deportivo hasta de aviones. Cenefas, murales o empapelados, afiches o incluso una atmósfera moderna con vidrios y metales, similar a la de la computación, pueden hacerlo sentir a gusto de acuerdo con sus intereses.

Asesoría: An diseño. (1) 5636609 y 6715508.

Fotos Martín García / EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
12 de marzo de 2005
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad