Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

TEMPLO DE RÁQUIRA PODRÍA COLAPSAR POR CULPA DEL COMEJÉN

El templo San Antonio de la Pared, ubicado en la población de Ráquira, en la provincia de Ricaurte, podría colapsar, si no se adoptan medidas inmediatas contra un insecto que ya se almorzó , prácticamente, más de la mitad de las estructuras del recinto, de casi 400 años de antigedad.

El templo San Antonio de la Pared, ubicado en la población de Ráquira, en la provincia de Ricaurte, podría colapsar, si no se adoptan medidas inmediatas contra un insecto que ya se almorzó , prácticamente, más de la mitad de las estructuras del recinto, de casi 400 años de antigedad.

Así lo confirmó el párroco de esa iglesia, Juan Norberto Forero. "La mayor parte de las estructuras, la cubierta principal y las naves están prácticamente destruidas por la acción del comején. Esa zona del templo debió ser clausurada y cerrada para los fieles por el peligro de derrumbe", explicó el religioso.

Además, el sacerdote afirmó que se necesitan más de 80 millones para reconstruir lo dañado y por eso se recurre a la solidaridad de los feligreses.

El lidera una campaña para salvar el templo, a través de recolectas durante las misas.

Pero el problema -afirman algunos de los habitantes- no es simplemente reparar lo que el insecto ha ocasionado, pues cada palmo de edificación es considerado un tesoro para la historia del municipio.

Se cuenta que recién llegaron los primeros religiosos de la orden de los Recoletos, en el Siglo XVII, cuando aún no tenían una iglesia, hicieron pintar la imagen del santo sobre una pared.

Posteriormente comenzó la construcción del actual recinto, aproximadamente en 1600, continúa el relato, y esa pared hacía parte de la edificación.

Intentaron borrar la pintura y no se logró. Entonces ordenaron cubrirla con otra capa de pintura pero la imagen reaparecía.

Finalmente decidieron dejarla donde hoy se encuentra y le construyeron un marco como altar.

La plaga también hace de las suyas en casas del sector rural de este municipio, famoso por sus artesanías y en donde la mayoría de vigas y columnas son de madera.

FOTO/José Vela.

Al menos la mitad de las vigas que sostienen el templo fueron víctimas de la voracidad del animal.

FOTO.

Monseñor Juan Norberto Forero.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
3 de febrero de 2005
Autor
NULLVALUE

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad